Logo Computerhoy.com

Porter, el primer perro que ha conducido un coche (vídeo)

Life

La perspectiva de que tu propio perro sea también tu chófer, es muy curiosa. ¿Realmente puede conducir un animal?

Hace unos años, Porter se convirtió en el primer perro de la historia en conducir un coche. No hay trampa ni cartón: Porter realmente condujo un coche en un circuito cerrado, e incluso tomó una curva de 180 grados, y aparcó. Increíblemente, también metió las marchas. Puedes verlo en el vídeo de apertura de la noticia. Pero hay que explicar algunas cosas.

La idea de enseñar a un perro a conducir parece muy extravagante, pero tiene una explicación. Formó parte de una campaña de la Real Sociedad de Nueva Zelanda para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (SPCA).

La idea era que los perros abandonados y maltratados que recoge esta sociedad son animales muy listos y con ganas de aprender, capaces incluso de conducir un coche. Así que merecen la oportunidad de ser adoptados. Cada año la SPCA recoge de la calle más de 37.000 animales abandonados, y les encuentra un hogar.

Como campaña promocional para causar impacto es muy buena, pero una cosa es la idea, y otra ponerla en práctica...

Enseñando a un perro a conducir

Para conseguir este hito la SPCA entrenó a tres perros, Monty, Ginny, y Porter, durante dos meses, con una entrenadora especializada.

Para hacerlo posible, dividieron la conducción en diez tareas básicas: meter la marcha, frenar, acelerar, girar a izquierda y derecha, etc. Los perros aprendieron estas tareas por separado, asociadas a una orden concreta de su entrenadora. Solo esto, ya tiene mucho mérito.

Comedero para gatos y mascotas

Para que un perro doméstico pueda conducir, hay que adaptar el coche. Como vemos en el vídeo el volante tiene una funda rugosa para que las patas no se resbalen. Funciones como poner el coche en marca es un botón, no una llave, y para llegar al freno y los pedales tuvieron que adaptar un mecanismo de pulsación con las patas.

Completado el entrenamiento, se produce la prueba. ¿Conduce o no el perro Porter el coche? Depende de cómo lo interpretes. Técnicamente, sí. Es él el que pisa el acelerador, gira el volante en la curva, y frena para aparcar.

Perro conductor

Pero solo lo hace porque su entrenadora le va dando las órdenes con la tarea a realizar en cada momento. El perro Porter no tiene consciencia de estar conduciendo, no sabe lo que hace. Solo cumple las órdenes que le dice a su entrenadora: Pon la pata aquí, mueve las patas a un lado para girar, etc.

Aún así, el entrenamiento tiene un gran mérito porque aprender tantas tareas diferentes no es fácil. Y sorprende como el perro se queda quieto y tranquilo mientras conduce como una persona.

En todo caso, este vídeo del primer perro que conduce un coche, causó un gran impacto hace unos años, y consiguió su objetivo: demostrar lo inteligente, dóciles y predispuestos a aprender que son los perros abandonados. ¿Por qué no adoptar uno?

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además