Logo Computerhoy.com

Ahora la DGT quiere “pillarte” con estos radares en las carreteras

Los llamados radares en cascada son uno de los mejores aliados que tiene la DGT para cazar a los conductores tramposos.

Radar DGT

DepositPhotos

Foto del redactor David Hernández

A la hora de conducir nuestro vehículo por las carreteras debemos estar atentos a las distintas señales de tráfico y evidentemente respetar las normas de circulación que se nos han instaurado pero, a veces, por la típica picaresca, son muchos los conductores los que, al pasar por un radar respetando el límite de velocidad, vuelven a acelerar después.

Y la DGT se sabe todos los trucos, y para ello tienen multitud de radares en nuestras carreteras, los pertinentes radares fijos pero también los móviles, y que sirven para mucho más que controlar la velocidad del vehículo y poner multas.

Y es que la DGT lleva ya tiempo jugando con una serie de radares, y que intentan cazar el exceso de velocidad de ciertos coches que frenan al pasar por un radar pero que inmediatamente después vuelven a acelerar, tanto como para sobrepasar los límites de velocidad, y seguro que te suenan los típicos radares en cascada de toda la vida.

Y ahora parece que la DGT está volviendo a apostar por un gran conjunto de segundos radares tras un radar fijo reconocible, que están ideados para cazar a esos conductores que utilizan la picaresca y aceleran una vez que han pasado el radar fijo.

Y es que hay una serie de conductores que aminoran la velocidad cuando se acercan a un radar que conocen pero en cuanto lo pasan vuelven a acelerar, incluso sobrepasado los límites de velocidad, y eso no le gusta nada a la Dirección General de Tráfico.

Así funcionan los radares en cascada

De esta forma la DGT coloca un radar móvil después de uno fijo y así puede saber qué vehículos han acelerado una vez dejan el cinemómetro reconocido atrás.

De momento la DGT está colocando, en ciertos puntos conflictivos de nuestras carreteras, un radar móvil después de uno fijo, un truco que les ha funcionado y que van a expandir mucho más en nuestras carreteras.

Cabe recordar que estos radares en cascada se encargan de sancionar únicamente por exceso de velocidad, así que las multas que nos pueden poner son las relacionadas solo con esta infracción que puede suponer una alta cuantía económica y también supresión de puntos en el carnet de conducir.

Así que debes estar atento, no confiarte tanto en las aplicaciones que te avisan sobre radares, porque con el incremento de los radares en cascada la picaresca deja de tener mucho sentido.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.