Logo Computerhoy.com

Malas noticias para el Google Pixel Watch: reparar su pantalla es un quebradero de cabeza

Google
Google Pixel Watch

El Google Pixel Watch tiene un diseño que llama la atención para mal y, además, que no es demasiado funcional a la hora de ser reparado.

El Google Pixel Watch es el primer reloj inteligente de Google y, la verdad, esto es algo que juega en su contra. Al ser su primer dispositivo que entra a competir en la categoría de reloj inteligente lo que ocurre es que las expectativas se han situado por encima de las nubes, cuando lo más normal es que, siendo su primer reloj, ofrezca problemas.

Google anunció su primer reloj acompañado por los nuevos Google Pixel 7 y Google Pixel 7 Pro, además de dar un pequeño adelanto de la Google Pixel Tablet. Al lanzar el Google Pixel Watch muchas de las filtraciones se confirmaron y, entre ellas, la que más decepcionó a los usuarios fue la de su diseño.

El Google Pixel Watch tiene unos marcos rodeando su pantalla que no son justificables en pleno 2022, pero Google pensó que esto sería buena idea y puede que se haya equivocado. En el día de hoy se ha subido un vídeo a YouTube en el que se puede ver el despiece del primer reloj de Google y, por desgracia, hay malas noticias.

Durante el vídeo lo que se puede ver es que para poder realizar el cambio de la pantalla y acceder a todo lo que tiene tras esto hay que pasar por varios componentes. Puede parecer que esto no es un problema, pero sí que lo es ya que limita enormemente la reparación de este dispositivo en caso de que ocurra algún tipo de accidente.

El Google Pixel Watch tiene un gran problema a la hora de reparar la pantalla

Para poder hacer efectivo un cambio de pantalla en el Google Pixel Watch es obligatorio tener que diseccionar el dispositivo casi por completo. De hecho, lo que más llama la atención y no para bien es que es obligatorio tener que desmontar por completo la batería del dispositivo para así poder liberar la pantalla de este reloj Android.

No es que la liberación de la pantalla sea algo sencillo, de hecho, es necesario desatornillar por completo varias partes del reloj y tener mucho cuidado a la hora de realizar esto ya que se pueden romper algunos de los cables que conectan la pantalla con la placa base y, a su vez, con la batería que alimenta a todo el dispositivo.

Teniendo todo esto en cuenta, nos encontramos con que el Google Pixel Watch es un dispositivo complicado de reparar y que al encontrarse en esta situación posiblemente también tenga un precio elevado a la hora de realizar este tipo de reparación. Habrá que ver cómo avanza esta situación y si Google ofrece precios de reparación para su primer reloj.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además