Logo Computerhoy.com

5 usos sorprendentes que le puedes dar a tu vieja Raspberry Pi

5 usos sorprendentes que le puedes dar a tu vieja Raspberry Pi

Axel Richter/Unsplash

  • Antes de tirar tu vieja Raspberry Pi a la basura, considera darle una segunda oportunidad.
  • Sorprendentemente, esta monoplaca aún tiene un gran potencial que puedes aprovechar.

La Raspberry Pi se ha convertido en una de las monoplacas de desarrollo más populares en el mundo de la tecnología. Su bajo coste y formato compacto la hacen accesible para una amplia audiencia, desde entusiastas de la tecnología hasta estudiantes y profesionales. 

A lo largo de los años, este miniordenador se ha utilizado para una variedad de proyectos, desde pequeños prototipos hasta aplicaciones educativas y sistemas embebidos. Sin embargo, con el tiempo, muchas de estas placas se van quedando obsoletas para ciertas tareas, terminando olvidadas en un cajón. 

Si es tu caso, y tienes uno de los primeros modelos que se lanzaron al mercado en 2012 o versiones posteriores, la buena noticia es que puedes darle una nueva vida a tu vieja Raspberry Pi con estos cinco usos sorprendentes.

Geobox, el peligroso software que convierte a la Raspberry Pi en una herramienta para ciberataques

Crea una mini consola de juegos retro

¿Es lo suficientemente potente Raspberry Pi 5 para ejecutar juegos?

Gettyimages

Si quieres revivir momentos de nostalgia puedes convertir tu Raspberry Pi en una consola retro capaz de emular tus juegos favoritos, desde títulos de la clásica NES hasta la legendaria Sega Genesis y tener acceso a cientos de opciones.

El procedimiento es sorprendentemente fácil. Todo lo que necesitas es instalar RetroPie, un sistema operativo diseñado específicamente para emular juegos retro. Una vez instalado, puedes cargar tus ROM favoritas y jugar como lo harías en una consola original. 

Convierte tu vieja impresora en un modelo inalámbrico

Impresora HP

DepositPhotos

Con esta placa también puedes convertir tu impresora antigua en una impresora inalámbrica totalmente funcional. Todo lo que necesitas es una Raspberry Pi con WiFi y el software adecuado. 

Utilizando el sistema operativo Raspbian y el software CUPS (Common Unix Printing System) instalándolo a través de este comando: ,$ sudo apt-get install cups. Puedes configurar la placa como un servidor de impresión que permite imprimir desde cualquier dispositivo en tu red WiFi. 

Simplemente, conecta tu impresora a la Raspberry Pi a través de un cable USB, configura el servidor de impresión y ¡listo! Ahora puedes imprimir de forma inalámbrica desde tu portátil, móvil o tablet sin problemas.

Convierte tu Raspberry Pi en un centro multimedia

Cómo ver cientos de canales de la TDT gratis con Kodi y la lista IPTV de TDTChannels

Crea tu propio cine en casa personalizado con tu vieja Raspberry Pi y el software Kodi. Se trata de un centro multimedia gratuito y de código abierto que te permite reproducir películas, series, música y fotos desde una gran variedad de fuentes, incluyendo archivos locales o servicios de streaming.

Con Kodi, podrás disfrutar de tus contenidos favoritos e instalar una gran variedad de addons para personalizar tu experiencia y añadir nuevas funciones, como la posibilidad de ver contenido desde Netflix, YouTube o HBO Max.

Para convertir tu Raspberry Pi en un centro multimedia, solo necesitas instalar Kodi en tu tarjeta SD, conectar la placa a tu televisor a través de HDMI y disfrutar a través de Kodi Media Center. Puedes encontrar instrucciones detalladas en la página web oficial de la aplicación.

Crea vídeos timelapse

¿Qué es un timelapse?

Para iniciar este proyecto, primero asegúrate de tener instalado el módulo de cámara en tu Raspberry Pi. Luego, con un poco de programación en Python, podrás escribir un script que controle el tiempo entre capturas y almacene las imágenes en tu tarjeta microSD

Coloca estratégicamente tu dispositivo en un lugar adecuado y déjalo registrar el paso del tiempo. Luego, con software de edición de vídeo, podrás combinar estas imágenes en un fascinante timelapse que captura cualquier proceso que elijas documentar.

Programa efectos de iluminación

Para darle un toque diferente a tu hogar puedes programar patrones de luces y controlarlas con tu monoplaca. Conecta unas luces LED direccionables a tu miniordenador y da rienda suelta a tu creatividad para programar diferentes efectos de iluminación.

Necesitarás algunos cables para conectarlas a tu Raspberry Pi. Con un poco de habilidad en Python o cualquier otro lenguaje de programación, podrás escribir un programa que controle la secuencia, intensidad y color de las luces. Por supuesto, debes tener conocimientos previos en el tema.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Raspberry Pi

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.