Logo Computerhoy.com

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

Los móviles de Sony tienen como objetivo acercar a la mano del usuario todas aquellas tecnologías en las que la marca nipona es puntera: imagen, audio y fotografía. El Xperia 5 IV es un paso más en ese camino. Lo hemos probado y te contamos nuestra opinión.

Podríamos decir que el Sony Xperia 5 IV es un Xperia 1 IV compacto y cerrar aquí el análisis, pero lo cierto es que, para muchos, el mediano de los Xperia es el mejor por su equilibrio.

Es algo más pequeño, sí, pero Sony no ha escatimado en prestaciones y el Xperia 5 IV se sitúa al mismo nivel que su hermano mayor en muchos aspectos y en otros tan importantes como la autonomía, incluso queda algo por encima.

Sony había conseguido mantener a su modelo intermedio por debajo de la línea psicológica de los 1.000 euros, pero este año las cosas se le han puesto complicadas, y el de 2022 será un Xperia 5 IV que llega a las tiendas por un precio de 1.049 euros.

Sony Xperia 5 IV
PantallaOLED de 6,1 pulgadas | Resolución Full HD+ (2.520 x 1.080 píxeles)
Formato 21:9 | Densidad de 449 ppp
Tasa de refresco de 120 Hz
ProcesadorSnapdragon 8 Gen 1 | Adreno 730
Memoria RAM y almacenamiento8 GB | 128 GB UFS 3.1
Ampliable con microSD
CámarasPrincipal: 12 Mpx f/1.7
Ultra gran angular: 12 Mpx f/2.2
Telefoto: 12 Mpx f/2.4
Cámara Frontal12 Mpx f/2.0
Batería5.000 mAh | Carga rápida 30 W
Carga inalámbrica Qi | No incluye cargador
Sistema operativoAndroid 12
Conectividad5G | WiFi 6e (802.11 ax)
Bluetooth 5.2 | NFC | USB-C 3.2
A-GPS, Glonass, BDS, Galileo
Dimensiones y peso156 x 67 x 8,2 mm | 172 gramos
Precio 1.049 euros

Análisis del Sony Xperia 5 IV por apartados:

El Xperia más compacto crece en prestaciones pero mantiene el diseño

Los móviles Xperia de Sony tienen un estilo propio muy bien definido. Eso hace que sea muy fácil identificarlos, pero también hace que todos parezcan iguales.

El Sony Xperia 5 IV es fácilmente reconocible y no aporta grandes cambios, pero en realidad sí hay algunas modificaciones visibles que hacen que la experiencia de uso sea un poco mejor que, por ejemplo, la que vivimos con el Sony Xperia 5 III cuando lo analizamos.

El acabado de la trasera ya no es brillante como un espejo, sino que se emplea un cristal Corning Gorilla Glass Victus con acabado negro mate que, además de aportar un mejor agarre, mantiene la trasera sin huellas durante más tiempo.

El agarre sigue siendo de los más cómodos gracias a su formato ultrapanorámico 21:9 que hace que se adapte perfectamente a la mano por ser más estrecho de lo habitual.

Pese a sus 156 mm de alto, podríamos decir que el Xperia 5 IV es un móvil compacto y manejable, apoyado por un ancho de solo 67 mm y un grosor de 8,2 mm. Esto, unido a sus 172 gramos, deja una sensación en mano realmente buena.

En esta nueva generación el Xperia 5 IV el marco de aluminio que rodea el móvil no es tan redondeado como la generación anterior, dejando un perfil más rectilíneo que se funde con la suave curva que dibujan tanto la trasera como el cristal que protege la pantalla en un ejercicio de simetría.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

La firma nipona no parece dar su brazo a torcer a la hora de ofrecer determinadas prestaciones en peligro de extinción en la mayoría de móviles. Una de las más llamativas es su característica bandeja híbrida con espacio para dos tarjetas nanoSIM o una nanoSIM y una tarjeta de memoria microSD que puede extraerse sin herramientas.

Estamos ante un móvil pensado para creadores de contenido, por lo que tiene sentido que el acceso a la microSD sea rápido. Por otro lado, en el borde superior encontramos un jack de audio de 3,5 mm, un elemento raro de ver en las gamas más altas.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

De nuevo, Sony sigue su propio camino, pero no se le puede negar la coherencia al incorporar estos elementos en un móvil de estas características.

El lateral derecho del Sony Xperia 5 IV es, de lejos, el más concurrido. En él encontramos el botón de volumen, el de encendido con el lector de huella integrado y un botón de disparo para la cámara que he estado usando todo el rato, tanto para activar la cámara con una doble pulsación, como para hacer fotos.

En conectividad ofrece un soporte tan amplio como el su hermano mayor, WiFi 6e (802.11 ax), Bluetooth 5.2, NFC para pagos móviles y una amplia cobertura de posicionamiento con compatibilidad con sistemas GPS.

OLED, 120 Hz y la tecnología de imagen de las TV Sony

Uno de los rasgos más distintivos de la gama Xperia es el factor de forma ultrapanoramico de su pantalla, que le confiere esa mayor altura. Otra seña de identidad de los móviles Xperia es la ausencia de notch, orificio o cualquier otro derivado que implique añadir un elemento a la integridad visual de la pantalla.

Esto deja unos marcos superior e inferior simétricos, pero más generosos de lo habitual, pero que deja espacio para el LED de notificaciones.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

Mantiene la pantalla OLED que ya vimos en su hermano mayor, pero la ajusta con una diagonal de 6,1” y una resolución Full HD+ (2.520 x 1.080 píxeles) y una densidad de 449 ppp. Pese a bajar su resolución con respecto al Xperia 1, al ser una diagonal más pequeña la experiencia visual no se resiente en absoluto.

Además, cuenta con una tasa de refresco de 120 Hz que mantiene la fluidez en las transiciones al moverse por textos largos o por los timelines verticales de las redes sociales.

Esquema de brillo de la pantalla del Sony Xperia 5 IV

Resulta evidente la mejora en el brillo de la pantalla con respecto a la generación anterior. Sony llega con los deberes hechos en este apartado con casi el 50% más de brillo que el Xperia 5 III con 1.031 luxes, tanto en modo Brillo automático, como con el ajuste manual al máximo.

Este aumento de brillo permite representar mejor los colores en HDR, y es ahí donde el Xperia 5 IV coje toda la experiencia en calibrado de color acumulada por Sony en sus televisores y la pone al servicio de su pantalla consiguiendo, por ejemplo, un ajuste de imagen con calidad HDR en tiempo real para contenidos SDR, pero no Dolby Vision.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

La calibración de la pantalla está muy cercana a la que vemos en los televisores de la firma nipona gracias al procesador de imagen X1 para móviles, con perfiles de color orientados al consumo de series y películas como el modo Creador, que permite afinar la temperatura del color y ampliar el gamut de color hasta cubrir el 100% del espacio DCI P3.

Sony tampoco ha descuidado el audio en este Xperia 5 IV. No solo por ser una rara avis incluyendo el jack de 3,5 mm, sino por la incorporación de dos altavoces estéreo en ambos extremos de la pantalla con orientación frontal.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

De ese modo, el sonido se proyecta directamente hacia el usuario potenciando la experiencia con Dolby Atmos y no se obstruye el altavoz cuando sostienes el móvil en horizontal.

Además, los altavoces han mejorado el encapsulado ofreciendo mayor caja de resonancia, lo cual mejora los bajos sin que ello afecte al resto de frecuencias, evitando que el móvil suene enlatado incluso a un volumen por encima del 90%. En definitiva, el Sony Xperia 5 IV ha cumplido con creces en el apartado del audio.

Puede con todo menos con el calor, y eso es un gran problema

El rendimiento del Sony Xperia 5 IV tampoco plantea grandes misterios ya que, sobre el papel, continúa siendo un móvil de gama alta con un hardware muy capaz de la mano del Snapdragon 8 Gen 1. No es la última hornada de obleas de Qualcomm, pero no deja de ser un procesador fabricado en 4 nm muy top.

Con este procesador sobra decir que el móvil va como la seda sacando a relucir su fuerza bruta cuando se le pide. El problema de hacerlo es que se genera más calor.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

En el uso habitual con redes sociales, gestión del correo o uso de apps de mensajería apenas se aprecia un leve aumento de temperatura y el comportamiento es el esperado en un smartphone de estas características y precio.

Dan buena cuenta de ello las puntuaciones que obtiene en los distintos test sintéticos.

Sony Xperia 5 IVSony Xperia 1 IVXiaomi 12 Prorealme GT 2 Pro
ProcesadorSnapdragon 8 Gen 1Snapdragon 8 Gen 1Snapdragon 8 Gen 1Snapdragon 8 Gen 1
Geekbench 5 Single1.155 puntos1.105 puntos1.130 puntos 1.262 puntos
Geekbench 5 Multi3.226 puntos2.740 puntos3.411 puntos3.492 puntos
3D Mark Wild Life6.619 puntos | 39,60 fps8.578 puntos | 51,40 fps7.160 puntos | 42,9 fps9.903 puntos | 59,03 fps
AnTuTu768.900 puntos729.284 puntos961.300 puntos1.023.789 puntos
PC Mark13.261 puntos11.308 puntos13.115 puntos12.936 puntos

Sin embargo, Sony no ha conseguido controlar uno de los problemas históricos de la gama Xperia en general y de este procesador en particular: el calor.

De hecho, es probable que cada vez que abras alguna de las apps de grabación de vídeo, lo primero que te da la bienvenida es una advertencia sobre el calor…y se calienta.

Al forzar el rendimiento de la GPU Adreno 730 con juegos exigentes también se aprecia ese aumento de temperatura y el rendimiento del procesador puede decaer tras un tiempo de uso apareciendo algo de Thermal Throttling.

El Xperia 5 IV llega al mercado español con una sola configuración de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno UFS 3.1 con opción de ampliar la capacidad de memoria con una tarjeta de memoria MicroSD con extracción rápida.

Sony Xperia 5 IVSony Xperia 1 IVXiaomi 12 Prorealme GT 2 Pro
Escritura secuencial463,40 MB/s633,70 MB/s655,9 MB/s579,08 MB/s
Lectura secuencial1,08 GB/s1,39 GB/s824,21 MB/s1,06 GB/s
Escritura aleatoria23,81 MB/s25,68 MB/s29,23 MB/s29,69 MB/s
Lectura aleatoria16,88 MB/s21,98 MB/s22,87 MB/s24,84 MB/s
Velocidad de copia en memoria12,08 GB/s14,06 GB/s12,36 GB/s14,09 GB/s

Como no podía ser de otro modo, el móvil llega con Android 12 y su habitual capa de personalización casi pura. Sony se limita a integrar determinadas funciones que ya son marca de la casa, como la barra de Sensor lateral que aparece al hacer un doble toque sobre un punto del lateral de la pantalla.

En el apartado de gaming encontramos el Optimizador de juegos que ajusta el comportamiento del teléfono durante el juego para obtener el mejor rendimiento del hardware y acomodar la experiencia de uso, además de integrar un importante apartado dedicado a la grabación y streaming en vivo de contenidos de juegos desde el móvil.

Sony ha añadido algunas apps propias y servicios orientadas a la creación de contenidos. En el siguiente apartado abordaremos la temática de las apps de cámara (sí, en plural).

La nueva app Music Pro exprime al máximo los micrófonos de calidad de estudio que se han integrado en este móvil. Las grabaciones con estos micrófonos ya parten de una buena base de calidad, y Music Pro se convierte en un editor de audio multipista muy útil porque lo llevas en el móvil y el jack de audio mejora la conexión con dispositivos.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

En seguridad biométrica sorprenden dos decisiones de Sony. La primera es la de mantener el sensor de huella en el botón de encendido, no siendo tan rápido y preciso como el que sus principales rivales integran bajo la pantalla. Además, el sensor en el lateral no resulta tan cómodo y es más propenso a los falsos toques cuando, por ejemplo lo metes en el bolsillo.

Sony se mantiene como una de las escasas (si no la única) compañía que no ofrece un sistema de desbloqueo facial. Dejando al sensor de huellas o la inserción del PIN como las únicas opciones posibles para desbloquear el terminal.

No son cámaras para todo el mundo, pero son muy buenas cámaras

En lo fotográfico, el Xperia 5 IV tiene mucho sobre lo que hablar. Para bien y para mal. Tal y como contaba mi compañero Alejandro en su análisis del Sony Xperia 1 IV, no son los móviles más adecuados para usuarios que buscan sacar el móvil del bolsillo y disparar una foto.

La experiencia que ofrecen los Xperia en este apartado es algo confusa, tanto por las herramientas que utiliza, como por sus resultados.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

Sobre el papel todo indica que Sony ha dado un paso atrás eliminando la cámara telefoto periscópica que montaba en la anterior generación o en el Xperia 1 IV, y la sustituye por una de 12 Mpx con una focal equivalente de 60 mm.

Por otro lado, Sony debería hacer un ejercicio de coherencia en sus aplicaciones de cámara para no confundir al usuario. Un buen ejemplo lo tenemos cuando nos disponemos a grabar vídeo.

Si utilizas la app Photo Pro en el modo Basic, se muestra un interruptor junto al botón de disparo desde el que se cambia a modo vídeo. Pero también se puede ejecutar la app Video Pro que utiliza sus propios menús y ajustes para conseguir un video con un toque más profesional.

Al usar la app Cinema Pro, se accede a otra app con la interfaz de las cámaras de cine de Sony con la que también puede grabarse vídeo. En definitiva, tres apps distintas y con ajustes diferentes, son demasiadas para quien se tiene que centrar en crear el contenido y no en qué app la ha creado o cómo debe configurar cada app.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

En lo que respecta a la app de fotos, Sony ya unificó hace un par de generaciones su app, separando el apartado Basic, más intuitivo y abierto a cualquier nivel de usuario, y los modos avanzados que llevan a la interfaz de las cámaras Alpha al móvil.

La unión de esa interfaz de cámara profesional y del botón físico del lateral ya pone al usuario sobre aviso de que no estamos ante un smartphone convencional, sino a una experiencia fotográfica que nos va a acercar a la de las cámaras sin espejo de Sony.

CámarasApertura y estabilización
TraserasSony IMX557 de 12 Mpx
sensor de 1/1.7” | Píxeles de 1,8μm
equivalente a 24 mm
f/1.7 | OIS + EIS
Ultra gran angular: Sony IMX563 de 12 Mpx
sensor de 1/2.55” | Píxeles de 1,4 μm
equivalente a 16 mm
f/2.2
Telefoto 2,5x: Sony IMX650 de 12 Mpx
sensor de 1/3.5” | Píxeles de 1,0 μm
equivalente a 60 mm
f/2.4 | OIS + EIS
FrontalSony IMX663 de 12 Mpx
sensor de 1/2.9” | Píxeles de 1,25 μm
equivalente a 24 mm
f/2,0 | EIS | foco fijo

Los resultados los puedes descargar desde este enlace y son los esperados en un móvil Xperia, con colores naturales y realistas y pocos fuegos artificiales que lo alejen de la fidelidad a la realidad que tienes delante. Fotografía pura y dura para bien o para mal.

La verdad es que se hace extraño no encontrar un modo Retrato, un modo Noche o Macro y por eso consideramos que no es una experiencia amigable para cualquier usuario, sino para aquellos ya habituados a usar una cámara mirrorless que prefieren tomarse su tiempo para conseguir la foto que quieren y saben cómo hacerlo.

Cuando lo que cuenta es la inmediatez, el modo Basic proporciona un disparo rápido y certero gracias a funciones de enfoque al ojo para personas y animales, disparo en ráfaga de hasta 20 disparos por segundo o enfoque de seguimiento, heredadas directamente de las cámaras sin espejo de Sony.

En sus fotos no encontraremos exceso de saturación ni filtros de enfoque añadidos. Por lo que es posible que se aprecie como una foto más plana, pero el rango dinámico es muy bueno, y casi obliga a pasar las fotos por una app de edición para darle un toque más personal.

Dejar en manos de la fotografía computacional el uso del HDR es casi una lotería y a veces se aplica correctamente, mientras que en otras es casi inapreciable. La elección del balance de blancos es correcta y la cámara principal demuestra buena precisión con el enfoque, gracias al sistema de estabilización integrado.

Sony acostumbra a ser coherente en la gestión del color entre sus diferentes cámaras y esta no va a ser la excepción. El Ultra gran angular es igual de certero al asignar el balance de blancos y el ajuste de color que la cámara principal, pero tiende a sobreexponer más de la cuenta, tal vez para compensar una menor apertura.

Aquí hay una notable caída en la nitidez y en la corrección de líneas. Tampoco admite un enfoque demasiado cercano obligando a tomar distancia, a diferencia de lo que hacen algunas cámaras gran angular, que se usan como cámara Macro.

Para conseguir una aproximación a los objetos debemos echar mano de la lente telefoto con su zoom 2,5X. Esuna cámara que, en mi opinión no termina de estar afinada en el enfoque, aunque cuando da en el blanco los resultados son espectaculares, con una profundidad de campo muy natural y el mismo ajuste de color que el resto de cámaras.

Personalmente, la focal equivalente a 60 mm se me ha quedado algo corta y he echado de menos la lente periscópica variable de la generación. Se agradece la estabilización de la cámara, especialmente cuando estiramos un poco el Zoom digital hasta los 5x sin sacrificar su calidad gracias a la tecnología de Zoom con Super resolución por Inteligencia Artificial.

Ya hemos comentado que el Xperia 5 IV no tenía un modo de disparo nocturno específico, pero el reconocimiento de escenas hace su trabajo y aplica algunos trucos en la trastienda al procesar la foto. La fotografía computacional de este apartado hace que los resultados no siempre sean los esperados.

Aplica un filtro de reducción de ruido un tanto agresivo que tiende a eliminar la textura en las imágenes. Hemos encontrado algunos problemas con las altas luces de farolas o puntos brillantes en escenas nocturnas, pero en general el resultado obtenido ha sido más que bueno.

Tampoco encontrarás un modo Retrato como tal, pero en su lugar se ha añadido un control de Bokeh en la app de cámara. El resultado es un recorte acertado en muchos casos, pero inconsistente en otros.

El número de errores en el recorte de la silueta es alto para un móvil de más de 1.000 euros y me ha obligado a repetir fotos porque parte de mis gafas o de mi cara se había difuminado.

La cámara frontal hace muy buen trabajo, con unos selfies bien definidos, aunque arrastran la habitual tendencia de a sobreexponer los cielos al fondo.

Con tres apps con las que grabar vídeo, es de esperar que las prestaciones en vídeo sean uno de sus puntos fuertes. Dejando a un lado los problemas de calentamiento que impiden grabaciones de larga duración, así es.

Las tres cámaras permiten grabar vídeo en resolución 4K a 120 fps y conmutar entre ellas para cambiar de cámara. Además, permite hacer seguimiento al ojo para mantener al sujeto siempre enfocado, lo cual es muy impresionante. El 4K lo encontramos incluso en la cámara frontal.

Sony da con la tecla de la autonomía, ahora solo falta que encuentre la de la carga rápida

Llevo algunos años analizando los móviles de Sony y una de las sensaciones más recurrentes es la de llevar en el bolsillo un smartphone con una batería que no iba a aguantar un día completo de uso. Eso no sucede con el Xperia 5 IV.

Sin sacrificar sus dimensiones o peso, Sony ha montado una batería de 5.000 mAh que se complementa con la habitual optimización de los Xperia y su tecnología Stamina.

El resultado no puede ser más satisfactorio y no ha habido día que no haya llegado al final de la jornada con, al menos, un 20% de batería y un uso de entre 7 y 8 horas de pantalla.

Gráfico de carga del Sony Xperia 5 IV

El punto más débil en este apartado lo pone la potencia de carga, inexplicablemente anclada en los 30 W, lastrando una experiencia de uso que podría ser brillante, para conformarse con poco más que un aprobado raspado con unos tiempos de carga de 35 minutos para alcanzar el 50% y 1 hora y 52 minutos para llegar al 100%.

Sony ha incorporado la carga inalámbrica a este modelo, pero no solo no incluye un cargador dentro de la caja junto al Xperia 5 IV, sino que no incluye ni siquiera un cable de carga para conectarlo.

Es una gran evolución, pero mantiene su camino lejos del mainstream

La experiencia con el Sony Xperia 5 IV es muy particular porque va dirigida a un público muy concreto que realmente aprecia la calidad como base para una buena experiencia y no siempre necesita el intervencionismo de la Inteligencia Artificial.

Eso hace que en determinados apartados, como el fotográfico, esa falta de intervencionismo de la fotografía computacional a la que ya estamos habituados se perciba como un rendimiento menor, cuando la realidad es que exige un mayor compromiso del usuario para obtener mejores resultados.

Sony Xperia 5 IV, análisis y opinión

El Xperia 5 IV es un móvil en que se ha cuidado mucho la experiencia de audio y vídeo, priorizando la precisión en el color, la calidad de imagen o la fidelidad del sonido por encima de todo llevando la tecnología que la marca ya utiliza en sus televisores, auriculares y sistemas de sonido, a sus móviles.

Sin duda alguna, lo que más ha mejorado es la autonomía, con una batería que ahora sí está a la altura, pero que queda algo deslucida por no venir acompañada de una carga rápida actualizada a la realidad de lo que exige el mercado.

Sony Xperia 5 IV

Xperia 5 IV es la versión compacta del buque insignia de la cuarta generación de móviles Xperia y viene equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1, 8 GB de RAM y versiones con 128 GB de al...

En lado opuesto, el Xperia 5 IV arrastra los mismos problemas de la generación anterior con la gestión del calor, que en esta ocasión se agravan con la mala disipación del Snapdragon 8 Gen 1, algo que habría mejorado optando por la evolución al Snapdragon 8+ Gen 1.

El precio tampoco lo pone nada fácil ya que es el primer Xperia 5 IV que llega con un precio de 1.049 euros, superando así el techo psicológico de los 1.000 euros. Esto lo convierte en un móvil muy especial que no es para todos los públicos y requiere un cierto nivel de compromiso para hacerlo brillar.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Sony

Nuestra valoración

Lo mejor

  • Diseño y materiales
  • Jack de audio
  • Pantalla
  • Batería

Lo peor

  • Temperatura
  • Sin lente periscópica
  • Sensor de huella lateral
  • Sin cargador ni cable
92