Skip to main content

Google Chromecast 2020, análisis y opinión

Análisis Chromecast 2020
A.A.H.

Lo mejor

  • Google TV fluido y útil
  • El mando, por fin
  • Hasta 4K 60 fps y Dolby Vision
  • Todo lo bueno de Chromecast

Lo peor

  • Ni Stadia ni Game Pass oficial
  • Sin gestión de perfiles o Play Store
  • Botones multimedia no programables
  • Sin adaptador Ethernet

24/10/2020 - 16:02

Tras varias semanas de uso, esta es nuestra opinión del nuevo Chromecast 2020 con Google TV. Se trata de la esperada renovación de uno de los mejores dispositivos para convertir cualquier TV en un SmartTV y, por fin, tiene algunas de las mejoras que muchos usuarios estábamos pidiendo, aunque se nota que queda camino por delante.

Tras varios meses de dimes y diretes en los que los rumores sobre el nuevo Chromecast 'Sabrina' han sido constantes, por fin Google se animó a presentar y lanzar su nuevo dispositivo. Como os contamos, se trata de una renovación que sigue siendo un Chromecast, con todo lo positivo que ello conlleva, pero que mejora gracias a un nuevo sistema operativo y, sobre todo, al mando a distancia como método de control.

Admitámoslo, Chromecast sigue siendo un gran dispositivo para convertir cualquier TV 'tonta' en un SmartTV, pero se había quedado atrás respecto a Fire TV y otros dispositivos, como los Android TV Box de Xiaomi que, curiosamente, tenían todo lo que el usuario demandaba a Google: Chromecast, mando y Android TV.

Los de Mountain View han reaccionado, por fin, y tras unas semanas probando a fondo el nuevo Chromecast 2020, os contamos nuestra opinión en este análisis

  Chromecast 2020 con Google TV
Dimensiones y peso 162 x 61 x 12,5 mm | 55 gramos | Puerto USB Tipo-C
Colores Nieve, amanecer, cielo
Conectividad Wi-Fi 802.11ac (Wi-Fi 5) | Redes 2,4 GHz y 5 GHz | Bluetooth 4.1
Sistema operativo Google TV basado en Android TV
Resolución Hasta 4K y 60 fps
Formatos de vídeo Dolby Vision | HDR10 | HDR10+
Formatos de audio Dolby Digital/Plus | Dolby Atmos
Procesador y RAM Quad-Core a 1,9 GHz | GPU Mali-G31MP2 | 2 GB de RAM
Mando Tiene acelerómetro, infrarrojos y Bluetooth | Micrófono para Google Assistant | Alimentación 2 pilas AAA
Precio 69,99 euros

Índice de contenidos:

Diseño elegante y un procesador que agiliza la visualización de contenidos

Desde su lanzamiento, Google ha tenido una filosofía muy clara con Chromecast: que sean dispositivos sin estridencias en diseño: van en la parte de atrás de un televisor y da igual que sean más feos que un frigorífico por detrás. Y realmente no eran feos, sino simples: un pequeño dispositivo con los chips necesarios para funcionar, el HDMI, el puerto de alimentación... y ya.

Esa es la filosofía que tiene el nuevo Chromecast, aunque en este caso he de decir que el diseño me parece más acertado que la versión Ultra que teníamos hasta ahora. Y es que, es algo más delgado y grande algo que, realmente, da igual, pero lo que sí me importa es que toda la superficie del dispositivo es texturizada y no con acabado pulido y brillante.

Como digo, no se va a ver, pero cuando lo cojo para transportarlo y lo veo lleno de marcas y arañazos, me da un no sé qué. Eso no va a pasar con el nuevo Chromecast que, además, quiere vestirse a la moda y llega en colores nieve, amanecer y cielo (que en castellano son blanco, rosa y azul celeste).

El contenido de la caja no es ningún misterio, aquí va el unboxing:

Tenemos el Chromecast, el mando (por fin), un par de pilas AAA para el mando que van a juego con el color del dispositivo, el transformador y el cable USB Tipo-C. Sí, se alimenta por USB Tipo-C y no, mi TV no otorga la potencia necesaria como para ahorrarme un enchufe

Pasa lo mismo que con el Fire TV Stick 4K: si conecto el USB de alimentación a uno de los USB de la tele (Sony XF70) me dice que no tiene potencia necesaria y no inicia el dispositivo.

Algo curioso es que el nuevo Chromecast 2020 no tiene un transformador de corriente con el puerto Ethernet integrado, algo que sí tiene el modelo Ultra que ya no se vende, por cierto. Y es curioso porque, supuestamente, este nuevo Chromecast también será la 'consola' de Google para jugar por streaming en algún momento de 2021.

Si nos vamos al interior, tenemos un SoC Amlogic de cuatro núcleos a 1,9 GHz. La GPU es la Mali-G31MP2 y la RAM es de 2 GB. Este hardware lo hemos visto en algunos sistemas Android Box y es suficiente para mover el sistema con fluidez

Tiene 8 GB de almacenamiento para apps (porque sí, es una de las grandes novedades, el poder descargar apps, aunque casi la mitad del almacenamiento se lo come el sistema) y con este hardware, tanto las apps como el Asistente de Google funcionan muy bien y no hemos tenido ningún problema con los contenidos en HDR, 4K y 60 fps.

Y, ahora sí, es el momento de pasar al sistema, una capa de personalización de Android de la propia Google... para su Android TV.

Qué es Google TV, el corazón del Chromecast 2020

Configurar el nuevo Chromecast es de lo más sencillo. Necesitamos la app de Google Home en el teléfono móvil (no tiene por qué ser un Android, yo lo hice desde el iPhone SE) y es donde introduciremos credenciales de acceso como los datos básicos para empezar a funcionar o la clave del Wi-Fi.

Análisis Chromecast 2020
A.A.H.

Cuando termina esta primera configuración, el sistema nos pregunta qué apps queremos (entretenimiento, información...) y tras una pequeña instalación, aparece la pantalla principal del sistema. Lo primero que hice fue navegar buscando la Play Store. Sabía que no iba a estar, pero por si acaso... la busqué.

Si queremos instalar apps, hay dos opciones. La más sencilla es navegar por las diferentes tarjetas: entretenimiento, música, apps de vídeo, herramientas, etc. y seleccionar una de las aplicaciones que aparecen en esas categorías. Sin sabemos qué es lo que queremos, podemos ir a la tarjeta de 'Buscar aplicaciones' para escribir el nombre de la misma. 

Eso sí, el sistema nos recomienda aplicaciones la primera vez que iniciamos el dispositivo basándose en las apps que hemos descargado con esa cuenta de Google. Es decir, si enlazamos con una cuenta de Google que hemos utilizado en una Play Store de un dispositivo Android, sabe que hemos tenido Netflix, Disney+ o Spotify y nos pregunta si las queremos en el Chromecast.

Si alguna no aparece ahí, siempre podemos buscar. En mi caso, tuve que añadir Prime Video, HBO y Filmin, todas funcionando perfectamente y con una muy buena calidad de imagen. Eso sí, no hay navegador (cosa que sí tenemos en un Fire TV Stick, por ejemplo) y no podemos, de momento, instalar APK a no ser que conectemos un dongle USB Tipo-C o hagamos alguna serie de "tucos", pero no nos vamos a centrar en esto en este análisis del nuevo Chromecast Google TV.

Una vez hemos visto algunos contenidos en el dispositivo, y dependiendo de nuestras preferencias, el sistema nos muestra series y películas que podrían encajar con nuestros gustos. En un apartado destacado del menú principal, tenemos recomendaciones de series de Netflix, Prime Video o vídeos de YouTube. 

Análisis Chromecast 2020

La alimentación se realiza mediante puerto USB Tipo-C

A.A.H.

Esas recomendaciones (en el caso de series y películas) tienen una puntuación al lado que se toma directamente de la base de datos de Rotten Tomatoes (el website estadounidense en el que se puntúan estos contenidos). Habría estado bien tener recomendaciones de otros países, como las muy buenas webs de reseñas que tenemos en España (como las de HobbyConsolas, si tiro para casa), pero bueno, como usuario que utiliza Rotten Tomatoes, esto es algo que no me molesta.

Y, realmente, poco más. Google TV es una versión más capada de Android TV que me gusta porque, por fin, no dependo del móvil para todo, pero es cierto que el no contar con tienda de apps como en Android y no tener navegador, lastra un poco la experiencia. Por lo demás, un Chromecast es un Chromecast y tenemos las mismas opciones que hasta ahora en estos dispositivos, lanzar contenidos desde Chrome, el móvil o la tablet sigue funcionando de maravilla.

Análisis Chromecast 2020

El piloto nos indica el estado del Chromecast y el botón nos permite restaurarlo fácilmente

A.A.H.

Lo que no me gusta es que no hay gestión de perfiles. Google es consciente de este problema y parece que actualizarán más adelante, pero si sois varios en casa usando el Chromecast y cada uno tiene sus gustos, en las recomendaciones encontraréis un popurrí de contenidos que puede que no os interesen lo más mínimo. Es extraño que no haya perfiles porque es algo que está superado hasta en móviles, que son dispositivos más personales, pero bueno.

Otra parte importante del sistema es que la integración de Google Assistant es total. Podemos controlar el sistema con comandos de voz, realizar búsquedas de apps, pedir que nos ponga una serie en concreto o ir más allá y pedir que apague la luz del salón. No deja de ser un Google Assistant y tiene acceso a la domótica. 

Análisis Chromecast 2020

No hace falta decir "OK, Google" para activar el asistente, simplemente hay que pulsar el botón

A.A.H.

Además, podemos configurar un sistema multiroom para que, si tenemos varios altavoces Nest, el sonido se reproduzca por ellos

Esto es especialmente útil si tenemos puesto Spotify en el Chromecast y queremos que suene por toda la casa a través del altavoz del televisor, del Nest del dormitorio o del que tenemos en la cocina.

¡Ah! El apartado de configuración no es demasiado generoso en opciones y es mejor ponerlo todo en automático, pero al menos en mi caso, la primera vez que inicié el dispositivo la imagen estaba muy lavada, algo que noté especialmente al poner Los Simpson. Entrando a los ajustes de imagen, vi que el HDR estaba desactivado. Lo activé... y se solucionó el problema.

Dejamos de depender del móvil: bienvenido, mando a distancia

Y un sistema así no puede existir sin un mando. Además de tener un sistema propio y dejar de ser un receptor de contenidos que lanzamos desde el móvil, lo que se pedía a Google era la inclusión de un mando a distancia para poder controlar el dispositivo.

El mando es muy sencillo y echo en falta botones dedicados a cambiar de canal, como sí tiene el mando del Fire TV Stick, pero realmente esto es algo más personal. El mando nos va a servir para controlar tanto el Chromecast como algunos aspectos del televisor (la fuente de señal o el volumen con los botones laterales).

El tacto es bueno y no me parece especialmente pequeño. Me gusta la textura de los botones, cae bien en la mano y si sois usuarios de YouTube y Netflix, tenéis acceso rápido a esas apps porque cuenta con dos botones dedicados. Eso sí, entiendo el de YouTube porque es de Google, pero el botón de Netflix me habría gustado poder configurarlo para lanzar rápidamente otra app.

Análisis Chromecast 2020
A.A.H.

Este mando nos permite encender el televisor con un botón dedicado y algo que también me gusta es que, al menos en mi TV, si estoy en el HDMI 2 con la Xbox y apago la tele, al encenderlo se enciende en ese HDMI 2. Sin embargo, si para encender el TV uso el mando de Google, automáticamente va al HDMI 3, que es donde está el Chromecast.

Estareis pensando que falta un botón de 'opciones', pero realmente eso se suple con una pulsación larga en el botón redondo. 

Análisis Chromecast 2020

El mando tiene un puerto de infrarrojos para controlar el televisor

A.A.H.

Si nos ponemos sobre un contenido y realizamos una pulsación larga en dicho botón, aparece una ventana de opciones para añadir el contenido a una lista para ver más tarde, valorar el contenido y ponerlo en la casilla de "esto ya lo he visto" para que el sistema no nos lo vuelva a recomendar.

Además de para navegar por la interfaz, para utilizar el asistente debemos pulsar el botón dedicado. No hace falta decir "OK, Google" (no funciona, de hecho, porque el mando no está siempre escuchando ya se se fundirían las baterías en un día), sino pulsar el botón y dar el comando.

Análisis Chromecast 2020
A.A.H.

Os dejamos un vídeo de algunas de las acciones que podemos hacer con el asistente del nuevo Chromecast:

Y claro, para la función más pura de Chromecast, necesitamos el móvil, pero una vez lanzamos un vídeo desde el móvil, podemos navegar en él o en la app con el mando.

Stadia, Game Pass en el nuevo Chromecast... ¿puedo jugar a algo?

Hasta ahora, pese a cositas como la ausencia de perfiles o de Play Store, todas las impresiones del análisis del Chromecast 2020 eran muy positivas. Sin embargo, hay algo que no entiendo. El año pasado, Google lanzó Stadia, su plataforma de juegos por streaming.

Han invertido muchísimo dinero en la infraestructura y en un departamento que regula todo lo que pasa en su plataforma. Ya hemos analizado Stadia y, como os contamos, es algo que funciona perfectamente con una buena conexión. Ahora tiene competencia como Game Pass (que también analizamos) y se acerca Amazon Luna, y curiosamente el nuevo Chromecast no es compatible, por el momento, con Stadia.

Sí, se puede hacer funcionar haciendo una triquiñuela, pero no es oficial, y no lo será hasta algún momento del año que viene. Es algo que no consigo entender porque no hay que ejecutar nada en el dispositivo y, además, Google ha dejado de vender el Chromecast Ultra, el único compatible con Stadia, por lo que si alguien quiere un Chromecast para jugar a Stadia en el televisor ahora mismo, no tiene opciones.

Cuando el nuevo Chromecast con Google TV sea compatible con Stadia, ya os contaremos qué tal va, y también nos interesa que en algún momento sea compatible con Game Pass, el servicio de juego por streaming de Microsoft que sí, podemos instalar por APK, pero no de forma nativa ni oficial.

¿Hay juegos en Chromecast 2020? Sí, algunos de móviles que ha seleccionado Google, y la verdad es que conectando un mando por Bluetooth se mueven bastante bien, pero no es lo óptimo y si sois jugones, este dispositivo pierde algo de atractivo.

Por cierto, podemos conectar estos mandos por Bluetooth, pero en versión 4.1. Se habría agradecido Bluetooth 5.0 por eso de la menor latencia.

Una renovación tan esperada como necesaria

Chromecast era la mejor forma de convertir cualquier TV en un SmartTV, pero poco a poco Amazon y Xiaomi fueron comiendo terreno gracias a dispositivos que ofrecían esa posibilidad de lanzar contenidos del móvil y, además, añadían un sistema de apps.

Análisis Chromecast 2020

Podemos conectar el Chromecast a un Google Nest para tener soporte multiroom

A.A.H.

El Chromecast se quedó atrás en esto y, por fin, tenemos la solución por parte de la propia Google. No es Android TV como tal, sino una capa de personalización (que, supuestamente, será el futuro de Android TV) que es algo más limitada y controlada, pero que por fin nos permite ir al sofá a ver una peli después de cenar pudiendo dejar el móvil en otra habitación.

 

La calidad de imagen es buena, la fluidez es máxima y realmente funciona muy, muy bien. Me gusta la integración del asistente y la ergonomía del mando, pero queda camino por delante. Son necesarios los perfiles de usuario, opciones como Stadia o Game Pass y se habría agradecido un puerto Ethernet en el adaptador de corriente.

Chromecast con Google TV

Chromecast con Google TV

El nuevo Chromecast 2020 incluye Google TV, un sistema que nos permite tener aplicaciones dentro del dispositivo y que se controla con el mando, a diferencia del Chromecast que teníamos hasta ahora. Es compatible con resolución 4K a 60 fps, tiene certificación HDR y Dolby Vision.

Pese a esto, un Chromecast es un Chromecast y si antes ya era recomendable, con el añadido de Google TV más aún. Y, además, es más barato que el Ultra hasta ahora, costando 69,99 euros, 10 euros menos que la generación anterior.