Skip to main content

Huawei P30, análisis y opinión

Huawei P30, análisis y opinión

27/03/2019 - 10:17

Hace tiempo que los Huawei P compiten de tú a tú en la gama alta del mercado de la telefonía móvil. El Huawei P30 es el último lanzamiento de la compañía, y junto con el P30 Pro viene a dar mucha guerra entre los buques insignia del momento. Lo hemos probado a fondo, y en este análisis os contamos nuestra opinión.

Huawei, quién te ha visto y quién te ve. De aquellos móviles de operadora que la marca distribuía a duras penas en el mercado, hemos llegado al Huawei P30: un buque insignia de una familia de móviles que ya desde el año pasado le está haciendo sudar la gota gorda a los competidores de Huawei en el mercado. Es un teléfono que tiene todas las de la ley para arrasar en ventas este año, y lo hemos probado a fondo para conocer de qué son capaces todas y cada una de sus características.

Si hablamos de características, el Huawei P30 es un móvil que destaca ante todo por su(s) cámara(s): el apartado fotográfico es algo por lo que Huawei lleva años apostando de lleno, y la estrecha colaboración que tiene con Leica ha dado vida a una(s) cámara(s) que han terminado por superar en muchos aspectos a la competencia. Este año, Huawei ha decidido dar un paso más allá de la calidad para subirse también al tren de la versatilidad.

Pese a que no tiene las cuatro cámaras del P30 Pro, el Huawei P30 que protagoniza este análisis puede presumir de unos igual de reseñables tres sensores en su conjunto principal, que tampoco está nada mal: una lente principal de hasta 40 megapíxeles (f/1.8), un zoom de tres aumentos (no x2, como traían hasta ahora todas las lentes con zoom óptico del mercado) de ocho megapíxeles y un gran angular de 16 megapíxeles. En la parte frontal, hay una única cámara para selfies de 32 megapíxeles (f/2.0).

El gran angular es algo que ya está bastante visto en el mercado, pero tanto en la cámara principal, como en la lente telefoto, Huawei ha introducido dos detalles diferenciadores respecto a la competencia: en la cámara principal, destaca por alcanzar la cifra de 40 megapíxeles de tamaño en las fotografías; y en la lente telefoto, destaca por haber incorporado un aumento de x3, en lugar del x2 que estamos acostumbrados a ver.

¿Eso qué significa? Lo veremos a lo largo de este análisis del Huawei P30, más adelante. De momento, estamos haciendo una breve presentación de sus características.

Pero las cámaras no lo son todo. Encontramos también una pantalla AMOLED de 6,1 pulgadas con resolución Full HD+ (2.340 x 1.080 píxeles), un procesador Kirin 980, 6 GB de RAM, 128 GB de memoria interna (ampliable por tarjeta NM –sí, NM (Nano Memory): olvidaos de las microSD–), EMUI 9.1 sobre Android 9.0 Pie y una batería de 3.650 mAh.

Empecemos con la prueba del nuevo P30 de Huawei.

Huawei ha madurado, y eso se nota en su diseño (joroba incluida)

Diseño del Huawei P30

 

Huawei ha cambiado mucho el diseño de sus móviles en estos últimos años. Con el Mate 7, Mate 8 y Mate 9 corrían tiempos de cuerpos metálicos; con el Mate 10, la compañía dio el salto a las traseras de cristal, pero mantuvo al P10 todavía anclado al metal. Fue con el P20, el año pasado, cuando la marca unificó el diseño de sus teléfonos alrededor del cristal. Así hemos llegado al P30.

El Huawei P30 cuenta con unos laterales metálicos acompañados por una trasera de cristal ligeramente curvada a los lados, mientras que el frontal es completamente plano (no tiene las curvaturas de la pantalla que sí trae el P30 Pro). Hablamos de un teléfono que cuenta además con resistencia a las salpicaduras del agua y del polvo, a través del certificado IP53 (frente al IP68 que tiene el Pro).

Detalle de la cámara principal del Huawei P30

 

Es un móvil realmente cómodo de usar con una sola mano, ya que sus dimensiones –149,1 x 71,4 x 7,6 milímetros, muy similar en tamaño al Samsung Galaxy S10–, con tan solamente 165 gramos de peso, se traducen en un dispositivo relativamente compacto que gustará a todos aquellos que no terminen de sentirse del todo cómodos con los gigantes teléfonos que se llevan hoy en día en el mercado.

Está claro que no es un Xperia XZ2 Compact (135 x 65 x 12,1 milímetros), pero eso a día de hoy ya es imposible de encontrar en la gama alta: los móviles ultra-compactos tenían un público tan pequeño que los fabricantes han optado por abandonar su continuidad, y ahora no vas a encontrar un móvil de alta gama mucho más pequeño que el protagonista de este análisis.

  Huawei P30 Galaxy S10 LG G8 ThinQ Pixel 3
Dimensiones 149,1 x 71,4 x 7,6 milímetros 149,9 x 70,4 x 7,8 mm 151,9 x 71,8 x 8,4 mm 145,6 x 68,2 x 7,9 mm
Tamaño de pantalla 6,1" 6,1" 6,1" 5,5"
Peso 165 gramos 157 gramos 167 gramos 148 gramos

En este mismo tamaño, y a igualdad de especificaciones, ahora mismo en la gama alta tan solamente encontraréis alternativas como el Galaxy S10 de Samsung, el G8 ThinQ de LG o el Pixel 3, siendo este último el más compacto de los buques insignia del momento.

Huawei P30

 

En lo referido a la disposición de los botones físicos, nos encontramos ante un móvil que incorpora dos botones físicos en el lateral derecho (el de Volumen y el de Encendido), un puerto USB de Tipo-C junto con una salida minijack en la parte inferior y una bandeja nanoSIM + tarjeta NM/nanoSIM en el lateral izquierdo. Hemos dicho tarjeta NM, no tarjeta microSD: tiene su explicación, y más adelante hablaremos de ello.

El altavoz multimedia está ubicado en la parte inferior del teléfono, mientras que el altavoz de las llamadas se encuentra justo en la parte superior de la pantalla, en forma de una fina franja que ocupa muy poco espacio encima de la cámara de los selfies. En el P30 Pro ni siquiera existe esta franja, ya que el altavoz de las llamadas está integrado en la propia pantalla, que emite el sonido a través de vibraciones.

Mate X, el móvil plegable de Huawei

Que nadie busque el lector de huellas, porque no lo encontrará físicamente: está integrado bajo la pantalla, y se trata de una solución que cada vez se ve con mayor frecuencia en el mercado de la telefonía móvil. Funciona bien, no tan rápido como los ultra-rápidos (y casi mágicos) lectores de huellas que han sido durante años seña de identidad de Huawei, pero funciona.

En cuanto a la parte trasera, tan solamente podemos decir que la joroba ha venido para quedarse en los móviles de Huawei: la cámara trasera sobresale bastante por encima de la carcasa, de forma que cuando apoyas el móvil sobre una mesa notas que "baila" ligeramente al tocarlo. Es algo que se soluciona con el uso de una funda... salvo que no tengas pensado hacer uso de una, en cuyo caso tendrás que vivir con este detalle.

La pantalla cumple, pero no destaca

Pantalla del Huawei P30

 

El Huawei P30 incorpora una pantalla AMOLED de 6,1 pulgadas con resolución Full HD+ (2.340 x 1.080 píxeles), viene bajo el formato de 19,5:9 y cuenta con protección anti-arañazos. Es completamente plana, a diferencia del P30 Pro, en el cual el cristal es curvo a los lados. Por supuesto, tiene HDR.

En la pantalla encontramos la primera letra pequeña de las características de este dispositivo: tiene resolución Full HD+, no Quad HD+. Es un detalle menor, desde luego, pero es una diferencia a tener en cuenta a la hora de comparar el Huawei P30 con –por ejemplo– el Galaxy S10 de Samsung: tiene menos resolución, y trae el mismo tamaño de pantalla. De hecho, es el terminal de gama alta con la resolución de pantalla más baja del mercado.

(Pantalla) Huawei P30 Samsung Galaxy S10 Sony Xperia 1 LG V50 ThinQ
Tamaño 6,1" 6,1" 6,5" 6,4"
Resolución Full HD+ (2.340 x 1.080 píxeles) Quad HD+ (3.040 x 1.440 píxeles) 4K (3.840 x 1.644 píxeles) Quad HD+ (3.120 x 1.440 píxeles)
Densidad de píxeles 422 ppi 550 ppi 643 ppi 537 ppi
Panel AMOLED Dynamic AMOLED OLED P-OLED
Formato 19,5:9 19:9 21:9 19,5:9

En el uso real no se nota esa diferencia, ya que el ojo humano no es capaz de diferenciar una densidad de píxeles de 422 ppi –la de este P30– frente a los 550 ppi que alcanza el Galaxy S10 (a partir de 300 ppi, nuestro ojo ya no distinguiría un panel de otro), pero sobre el papel es un detalle que está ahí.

En esto de las pantallas de los móviles, hace tiempo que la resolución dejó de importar: ahora, en lo que has de fijarte es en las tecnologías que acompañan a la resolución, así como también en el formato de la propia pantalla. En este Huawei P30, hablamos de un panel AMOLED con formato de 19,5:9 que, como ya debería ser obligatorio en la gama alta, cuenta con la tecnología de imagen de HDR.

  Huawei P30 Samsung Galaxy S10 Sony Xperia 1 LG V50 ThinQ
HDR Sí, HDR Sí, HDR10+ Sí, HDR BT.2020 Sí, HDR10
¿Qué más? DCI-P3 100%, Triluminos, X-Reality Dolby Vision

Es en estas tecnologías en las que uno ha de fijarse atentamente a la hora de comparar móviles de alta gama, sobre todo en el HDR –las demás ya son accesorias–. Netflix, Prime Video e incluso YouTube están apostando cada vez más por el HDR, y resulta cada vez más frecuente encontrarse con nuevos contenidos que se estrenan en este formato: es una tecnología que ofrece unos colores mucho más vivos en pantalla, y una vez lo pruebas lo acabas echando de menos cuando te apetece disfrutar de una película o una serie en el teléfono.

El HDR del Huawei P30 funciona tal y como uno se esperaría de un buque insignia. Personalmente no me ha impresionado tanto como lo hizo el HDR del Galaxy S10+, y comparando uno con otro tengo la sensación de que la pantalla del P30 es algo más apagada en cuanto a colores vívidos –y eso que teníamos activado el modo Vívido–, pero en cualquier caso no se le puede achacar ninguna crítica relevante.

HDR en la pantalla frente al HDR en la cámara: qué es cada uno

En pocas palabras, en el apartado multimedia este móvil de Huawei cumple, pero no destaca. Es como si la marca no hubiera querido hacer más esfuerzos de los estrictamente necesarios, para así centrar todo su foco en la cámara. Y ahí, en el apartado fotográfico del P30, sí se notan las horas de trabajo.

Huawei P30 Pantalla

 

Además, a móviles como Galaxy S10+ no les sale barato tener ese contraste tan marcado –sobre todo en los rojos, los azules y los verdes–: a cambio de causar mayor impresión con la saturación de los tonos, ofrecen menos nitidez en los objetos, y en eso el P30 destaca por representar de forma más detallada las escenas. Es cuestión de elegir: decide si prefieres nitidez y representación fidedigna, o si prefieres colores espectaculares a cambio de algo menos de nitidez. Y así tiene que ser: que haya variedad en el mercado.

Pantalla del Huawei P30

Detalle de la pantalla del Huawei P30

 

Pantalla del Galaxy S10 Plus

Detalle de la pantalla del Samsung Galaxy S10 Plus

 

Es curioso porque, mientras que este año Samsung ha optado por ser más conservadora y los Galaxy S10 traen por defecto el modo de imagen más natural en la pantalla, Huawei ha hecho lo contrario y ha empezado a activar de fábrica el modo más vívido en los P30. Es algo que se puede cambiar en los ajustes, al igual que también se puede modificar la resolución de la pantalla para así ahorrar batería cuando sea posible –o se puede dejar en el modo automático, para que lo regule el teléfono por sí solo–.

En el día a día, hablamos de una pantalla que ofrece muy buenos resultados. Tanto en brillo como en ángulos de visión, así como por supuesto también en nitidez, este panel te permite leer noticias, chatear con tus contactos y jugar a juegos con una buena experiencia de visionado.

Por supuesto, el P30 no se ha librado de las pruebas de laboratorio a las que sometemos los productos que analizamos en ComputerHoy.com. Hemos puesto a prueba la pantalla en diferentes análisis técnicos, y los resultados que nos han arrojado los análisis certifican que es un panel que está en la línea de lo que ahora mismo se espera de la gama alta.

Brillo de la pantalla del Huawei P30

 

El brillo medio, establecido en los 635 lux, está incluso por encima de los 472 lux de media que medimos en nuestro análisis del S10 Plus... aunque no llega ni de lejos a los 1.121 lux que alcanza ese mismo teléfono en el modo HDR.

Detalle de los píxeles de la pantalla del P30

 

Sigamos con la prueba del Huawei P30. Es el turno de la cámara. Las cámaras, mejor dicho.

El que avisa no es traidor: Huawei, a la cabeza de la fotografía móvil

Cámara del Huawei P30

 

Huawei ya dio un golpe sobre la mesa hace años al anunciar su acuerdo con Leica –allá por el año 2016–, en lo que ellos mismos señalaban que se trataba de una colaboración "a largo plazo". Hubo quien dijo que se trataba solamente de una estrategia de marketing, pero en realidad fue un aviso a navegantes de lo que la marca asiática tenía planeado para los próximos años: dar vida a una de las mejores cámaras móviles del mercado. Este año, con el Huawei P30, se puede decir que lo ha conseguido.

Está claro que el rey de la familia es el P30 Pro, que trae una cámara todavía mejor, pero a grandes rasgos el Huawei P30 hereda la ya excelente configuración de cámaras que traía el Mate 20 Pro –tal y como vimos en su análisis–, y lo hace para convertirse en un referente de la fotografía móvil. Porque además de calidad, lo que hay que destacar a la hora de hablar de sus cámaras es la palabra versatilidad.

Primero, unas pinceladas de sus datos técnicos. Hay tres sensores en la cámara principal del P30: un sensor principal de 40 megapíxeles (f/1.8), un sensor telefoto de tres aumentos de ocho megapíxeles y un sensor de gran angular de 16 megapíxeles (f/2.2). Como decimos, es una configuración algo inferior a la del P30 Pro, y casi calcada a la que traía el Mate 20 Pro.

(Cámara principal) Huawei P30 P30 Pro Mate 20 Pro
Sensor nº1 Principal – 40 megapíxeles (f/1.8) Principal – 40 megapíxeles (f/1.65), OIS Principal – 40 megapíxeles (f/1.8)
Sensor nº2 Telefoto (x3) – 8 megapíxeles Telefoto (x5) – 8 megapíxeles (f/3.4) Telefoto (x3) – 8 megapíxeles (f/2.4)
Sensor nº3 Gran angular – 16 megapíxeles (f/2.2) Gran angular – 20 megapíxeles (f/2.2) Gran angular – 20 megapíxeles (f/2.2)
Sensor nº4 TOF 3D

Hablar de megapíxeles ya no significa nada en el mundo de la fotografía móvil. Ahora, la batalla de las cámaras va por otro camino: casi cualquier cámara de alta gama cumple con el mínimo de calidad requerido en un móvil que cuesta 600, 700 u 800 euros, y en estos momentos los fabricantes luchan por ofrecer cámaras que sirvan para el mayor número de situaciones posible. En 2019 sí podemos hablar de que los móviles han sustituido por completo a las cámaras para la inmensa mayoría del público no-profesional.

La guerra de las cámaras móviles ya no se libra con megapíxeles

Empecemos por hablar de la lente telefoto. Es de tres aumentos, frente a los dos aumentos que tienen casi todas las cámaras móviles del mercado, y eso se traduce en que te permite hacer fotografías con más zoom sin perder por ello calidad. Es una lente que, ante una escena así (tomada con la cámara principal):

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

Te permite hacer un zoom de tres aumentos sin pérdida de calidad tal que así:

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

La única pega que se le puede poner a la segunda fotografía es que, habiendo sido tomada exactamente en el mismo lugar y en el mismo momento, tiene algo menos de iluminación respecto a la primera instantánea –la que está tomada con la lente principal–. Eso se debe a que estamos comparando una fotografía disparada con una lente f/1.8 (la primera) frente a otra tomada con una lente f/2.4 (la segunda, la del zoom x3), y es inevitable que exista esa diferencia de iluminación. En cuanto a calidad, ambas tienen un buen resultado.

Pero si en una situación así, además haces uso del zoom híbrido de cinco aumentos (el cual se basa en el zoom óptico x3 de la lente para complementar el zoom restante con inteligencia artificial y procesado artificial), el resultado que obtienes sin moverte del sitio a la hora de disparar la cámara es el siguiente:

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

Un ejemplo más, esta vez con tres fotografías seguidas: lente principal, lente x3 y zoom híbrido de x5:

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30
Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30
Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

Después, está la lente de gran angular. En este caso, sobran las presentaciones. De una foto tal que así:

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

Con el gran angular, sin moverte del sitio, obtienes lo siguiente:

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

De nuevo, ocurre lo mismo que con la lente telefoto: al tratarse de una cámara que deja pasar menos luz (es f/2.2, que ya es algo mejor que la f/2.4 de la lente con zoom x3, pero sigue estando muy lejos de la lente principal –f/1.8–), puede apreciarse que las fotografías tienen menos iluminación (sobre todo si os fijáis en el cielo). ¿Es algo que suponga una calidad visiblemente peor a la de la lente principal? En absoluto: si no ves una comparativa de la lente principal exactamente en el mismo lugar y momento, ni te das cuenta.

El único problema de estas dos lentes, la telefoto y la del gran angular, es que con unas relaciones focales tan altas se trata de cámaras que en absoluto resulta recomendable utilizar en situaciones de poca luz: al dejar pasar poca luz a través de su lente, el móvil intentará compensarlo subiendo mucho la ISO, y ahí será cuando aparecerá el famoso "ruido" en las fotografías. A última hora de la tarde, y por supuesto de noche, lo ideal es utilizar solamente la cámara principal del Huawei P30.

¿Para qué necesitas tener tantas cámaras en tu móvil?

En lo referido al comportamiento de la cámara en el resto de situaciones, podéis echar un vistazo a nuestro análisis del Huawei Mate 20 Pro: tratándose de cámaras prácticamente idénticas, nuestra opinión sobre su apartado fotográfico os servirá para descubrir más acerca de la cámara del P30. A continuación, os dejamos algunas muestras más de su cámara.

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30
Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30
Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30
Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

Buen trabajo se nota tanto en las fotografías de retrato como en los selfies, donde el modo HDR consigue solucionar cualquier rastro de sobreexposición en escenarios en los que existe mucha iluminación en el fondo que aparece detrás de nosotros.

Fotografía tomada con la cámara del Huawei P30

 

En lo referido al vídeo, este móvil es capaz de grabar a resolución Quad HD (2.560 x 1.440 píxeles) a razón de 30 fotogramas por segundo, así como también alcanza los 60 fps en la grabación Full HD (1.920 x 1.080 píxeles). Es capaz de llegar incluso a la cámara lenta de 960 fps, en cuyo caso hay que sacrificar la resolución hasta los 1.280 x 720 píxeles.

Rendimiento y batería, dos asignaturas que ya están superadas

El rendimiento es una asignatura que cualquier buque insignia ya tiene más que superada en la actualidad, y en este Huawei P30 nos encontramos con el último procesador Kirin 980 acompañado de una gráfica Mali-G76 MP10 y respaldado por 6 GB de RAM, y cuenta con compatibilidad con tarjetas NM (Nano Memory) de hasta 256 GB de capacidad.

Que sea compatible con tarjetas NM, y no microSD, significa que no podrás utilizar las tarjetas de memoria externa que durante todos estos años has tenido en tus teléfonos: deberás comprar una tarjeta NM para este móvil, lo que significa desembolsar unos 40 euros más en la compra del terminal. De momento, Huawei es la única que vende estas tarjetas en el mercado.

El rendimiento, como decíamos, está más que superado en la gama alta: en este terminal, no hay situaciones en las que vayas a echar de menos un mejor procesador, porque este Kirin 980 sencillamente es redondo. Para el día a día, no da problemas durante una navegación intensiva entre las principales aplicaciones del momento –WhatsApp, Instagram, Chrome, YouTube...–, y tampoco flaquea cuando le pides un poco más ejecutando juegos exigentes.

Este teléfono de Huawei trae 3.650 mAh de batería, que siendo una capacidad inferior a la del P30 Pro –4.200 mAh– no tiene nada que envidiarle en términos de autonomía si lo que buscas es un dispositivo que te dure encendido todo el día.

De la batería del P30, tan solamente hay un par de críticas que se le puedan hacer, y nada tienen que ver con la autonomía: no hay carga inalámbrica, no es compatible con la carga más rápida de Huawei –queda reservada para el modelo Pro– ni tampoco tiene carga inversa. Esos tres detalles, una vez los pruebas, se echan en falta en cualquier otro móvil que no dispone de dichas características.

Guía de carga rápida: quién es quién (y cuál tiene tu móvil)

Qué decir de la interfaz: trae Android 9.0 Pie con la capa de EMUI 9.1, y estamos en las mismas de siempre: EMUI ha mejorado mucho en estos últimos años, pero sigue teniendo ese halo de interfaz asiática que salta a la vista nada más coger el teléfono en las manos. Huawei ha hecho un buen trabajo unificando de una vez por todas los iconos de las apps, pero todavía hay algo que recuerda a un móvil chino. No sabemos el qué, pero algo hay.

El máximo exponente en este rango de precio de lanzamiento

Huawei P30

 

Llegamos al final de nuestro análisis del Huawei P30, y lo hacemos con la clara convicción de que el que ha pasado por nuestras manos es el máximo (y mejor) exponente de lo que ahora mismo puede ofrecer un móvil que sale al mercado con un precio de 749 euros. Es un precio que está un peldaño por debajo de los 900 o incluso 1.000 euros de los que ahora mismo parten los buques insignia de la competencia, y sorprende comprobar que no tiene ninguna característica escandalosamente inferior respecto a ninguno de ellos.

Por su diseño, es un gama alta en toda regla; por su pantalla, tan solamente se echa en falta algo más de resolución; por su rendimiento, realmente no hay nada que se eche en falta... y así con todas las características. El P30 no es un móvil chino que cojee en la cámara a cambio de estar más o menos a la altura en las demás características: es el buque insignia de Huawei en formato compacto.

Respecto a la cámara, todo se resume en que con este Huawei P30 estás obteniendo la calidad fotográfica del Mate 20 Pro, y da igual que no lo hayas probado, ni que jamás hayas visto una fotografía tomada con él: es un móvil que el año pasado salió al mercado a un precio de lanzamiento de 1.049 euros. Este año, el nuevo P30 aterriza en España con un precio de 749 euros. ¿Alguna pregunta, señoría?

La mejor oferta para comprar el Huawei P30 estará en Amazon

Está claro que siempre tiene haber algo de letra pequeña en un móvil que, a un precio sensiblemente inferior al de sus homónimos, ofrece sobre el papel un desempeño si no idéntico, casi igual. En este P30, la letra pequeña recae en la pantalla (la resolución no es Quad HD+, por lo que te pierdes disfrutar de contenidos multimedia en esta calidad... aunque tampoco es que lo vayas a echar de menos, no al menos en 2019); en la necesidad de comprar una tarjeta de memoria externa diferente a cualquiera que ya tengas por casa, por eso del formato de tarjetas NM; y en poco más, la verdad.

Podría encontrársele alguna pega más a este teléfono, pero lo cierto es que a grandes rasgos no hemos visto que ninguna de sus demás especificaciones ofrezca algún punto flaco en la experiencia de uso del día a día. Está claro que no es igual que un Galaxy S10, ni igual que un LG V50 ThinQ, ni igual que un iPhone XS Max... pero es el más barato de todos esos ejemplos que hemos mencionado.

En resumen, el Huawei P30 va a ser (una vez más, y ya van) un éxito de ventas. Bajará de precio en poco tiempo, y de aquí a los próximos meses podrá encontrarse en ofertas que lo situarán como una alternativa imbatible dentro de su rango de precio. Y si buscas uno de los mejores exponentes fotográficos del mercado móvil, entonces lo tuyo es el Huawei P30 Pro: lee su análisis aquí.

Lo mejor

  • En su rango de precio, no hay cámara mejor
  • Elegante (y ligero) diseño
  • Discreto notch en forma de lágrima
  • El rendimiento no admite crítica

Lo peor

  • La resolución es Full HD+, no Quad HD+
  • No es compatible con tarjetas microSD
  • Solo tiene protección antisalpicaduras
  • Falta la carga inalámbrica

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

9/10

Hardware

9/10

Software

8/10

Cámara

9/10

Batería

8/10

Conectividad

9/10

Sonido

9/10

Nota técnica

91

Relación calidad/precio

Ver ahora: