Skip to main content

Consejos, guía y todo lo que debes saber para comprar una cinta de correr plegable

HOMCOM Cinta de Correr y Andar

20/03/2022 - 06:00

Si estás buscando una cinta de correr plegable, has llegado al lugar adecuado, puesto que vamos a ver en que debemos fijarnos para conseguir la que mejor se adapte a nosotros, además de conocer más sobre este tipo de dispositivos.

Si necesitas perder peso, recuperar forma física o simplemente andar porque en la calle no se pueda por frío o lluvia, la solución ideal es la de comprarte una cinta de correr que pueda plegar y así ocupe mucho menos sitio en comparación con que aquellas que permanecen fijas.

Son productos preparados para que puedas estar en casa con total comodidad y caminar o correr sin moverte del lugar, pudiendo ajustar la inclinación, con distintos programas, son sensores de ritmo cardiaco en muchas de ellas e incluso pudiendo ponerles música, ya que alguna viene con altavoces incluidos.

Hay una cantidad ingente de cintas de este tipo, por lo que lo mejor es conocerlas lo mejor posible, saber en qué debemos fijarnos al comprar, para de esta manera elegir la que se adapte perfectamente a nosotros, porque no es que sean precisamente baratas.

Beneficios de una cinta de correr

Tener una cinta de correr es una de las mejores inversiones que podemos hacer, sobre todo en las épocas del año en las que salir a la calle es una odisea, bien por lluvia, nieve o mucho frío.

Tiene muchos beneficios demostrados para el cuerpo en un uso continuado, ya que está demostrado que se consigue una mejora en muchas partes de nuestro organismo:

  • Articulaciones: las articulaciones se ven favorecidas, puesto que la mayoría de las cintas de correr tienen sistemas de absorción de impactos, por lo que es más seguro para las rodillas o tobillos que correr por la calle.
  • Pérdida de peso: es una excelente forma de quemar calorías, dando igual el ritmo que llevemos, al final nos estamos moviendo, bien caminando o corriendo, algo que siempre es sinónimo de reducción de peso.
  • Corazón: es una buena manera de hacer que el corazón funcione más y a medida que pasan los días, adquiera más fuerza. También puede ser una magnífica forma de diagnóstico de diversas enfermedades de este órgano, puesto que la cinta somete a cierta presión que puede mostrar algún tipo de problema para así poder tratarlo a tiempo.
  • Diabéticos: utilizar la cinta de correr a menudo es muy beneficiosa para este tipo de enfermos, sobre todo los de tipo 2. Esto es algo que se ha demostrado con diversos estudios científicos.
  • Versatilidad: poder recuperar la forma física en una cinta de correr y al mismo tiempo poder ver una serie o película en televisión es algo que nos distraerá, con lo que conseguiremos mayores retos.
  • Independencia del clima: esta es otra de las grandes virtudes de una cinta de correr, ya que la metereología te va a dar completamente igual, pudiendo usarla siempre que te venga en gana.
Cinta de correr

Freepik

¿Qué debemos saber de las cintas de correr?

Son varios los parámetros que debemos conocer de las cintas de correr antes de meternos en materia para comprar una para nosotros.

Las cintas de correr se pueden dividir según su diseño en dos tipos:

  • Las fijas: que son aquellas que una vez instaladas así se quedan, como mucho pueden traer ruedas para moverlas de posición.
  • Plegables: el tipo que nosotros estamos buscando, son mucho más prácticas, sobre todo si no tenemos la suerte de tener una sola habitación dedicada a un gimnasio. Al poder plegarse, una vez hayamos acabado, la podremos poner en un lugar donde no moleste y ocupe menos espacio, incluso debajo de la cama.

Pero las divisiones en las cintas de correr también se pueden dar en otro ámbito como es el sistema de puesta en funcionamiento, puesto que hay dos tipos sumamente diferenciados.

Según su propulsión podemos decir que existen las siguientes:

  • Sin motor: son aquellas que en las que somos nosotros los que movemos la cinta, puesto que no tienen ningún motor que consigue moverla. Como es normal son las más baratas, pero también las menos aconsejables en la mayoría de las situaciones.
  • Con motor: son aquellas que van a funcionar a la velocidad que le digamos y seremos nosotros los que nos adaptemos, puesto que llevan un motor que es capaz de mover la cinta. Los fabricantes suelen poner dos tipos de referencias para saber la potencia del motor como es la potencia máxima, que indica el máximo a la que la cinta puede correr y la potencia continua, que es la potencia a velocidad constante.
Ropa de deporte

Cómo lavar la ropa de deporte: el truco infalible para eliminar el mal olor

¿Cuál es tu objetivo?

Una vez que sabemos los tipos de cintas que hay en la actualidad, también es bueno marcarnos un objetivo antes de comprar una cinta. Es decir, si solo la queremos para andar o buscamos poder correr sobre ella.

Si el objetivo es únicamente andar podremos optar tanto por una sin como con motor, ya que ambas son válidas y en las dos nos vamos a sentir muy a gusto. En ambos casos las hay plegables, por lo que en este sentido no tendremos problemas.

Si, por el contrario, la vamos a utilizar para correr lo mejor será comprar una con motor, sabiendo que las hay de diferentes potencias y que dependiendo de la potencia así podremos comprar una u otra. Te lo explicamos muy bien en la siguiente tabla.

Tiempo de usoPrincipal usoMotor y potencia recomendada
30 minutosPérdida de peso - mantenimiento - personas de avanzada edadSin motor o Hasta 1,75 CV
60 minutosRecuperación de lesiones - pérdida de peso - mantenimientoDe 1,75 CV a 2 CV
90 minutos o másRecuperación de lesiones - pérdida de peso - práctica deportivaMás de 2 CV
Almendras

Alimentos que puedes comer antes de dormir para perder peso

¿En qué fijarse al comprar una cinta de correr?

Tenemos varias facultades en las que nos debemos fijar cuando vamos a comprar una cinta de correr y que marcarán un poco el estilo de dispositivo que queramos.

Estas son las características en las que siempre debemos estar muy atentos:

  • Plegables: como es tema que nos ocupa, lo primero es elegir aquellas que se puedan plegar y cuanto más mejor, puesto que hay alguna que incluso los brazos permiten un pliegue.
  • Dimensiones: algo primordial es saber cuánto va a ocupar la cinta cuando se vaya a emplear, algo básico sobre todo si no nos sobra el espacio en casa.
Tipo de usoSuperficie de la cinta de correr (largo del tapiz)
Andar125 cm para alguien de 1,80 m de altura
Correr suave130-135 cm para alguien de 1,80 m de altura
Correr rápido135-140 cm para alguien de 1,80 m de altura
Corredor experimentadomás de 140 cm para alguien de 1,80 m de altura
  • Soporte de peso: si empleamos la cinta como medio para adelgazar, debemos tener claro cuanto peso aguanta la misma, no vaya a ser que queramos una que no va a poder con los que pesamos en este momento.
  • Sistema de amortiguación: algo que hoy en día deben traer es el sistema de amortiguación para que suframos menos al hacer ejercicio y eso hará que estemos más tiempo sobre la cinta.
  • Motor: esta es otra de las claves a la hora de comprar una cinta, puesto que el motor es sumamente importante dependiendo de nuestro uso, como ya habéis visto en la tabla anterior.
  • Velocidad: no todas las cintas pueden alcanzar la misma velocidad, por lo que debemos de ser nosotros los que decidamos si lo que nos ofrece la que nos gusta va a ser suficiente. Si tu entrenamiento va a ser moderado con una que alcance los 14 Km/h será mucho más que suficiente.
  • Inclinación: es bastante conveniente comprar una cinta que se pueda inclinar, sobre todo para que podamos ir subiendo el nivel de dificultad a medida que vayamos avanzando. 
InclinaciónCalorías por hora
0%362
1%391
5%500
10%660
15%850
  • Consola: también debemos fijarnos en que es lo que nos ofrece la consola de la cinta para correr, es decir, los programas, las funciones, si es pantalla a color, si es táctil, si podemos conectarnos al WiFi o conectar nuestro smartphone y además que tipo de medidas nos ofrece (velocidad, pulsómetro, ritmo cardíaco, calorías consumidas, tiempo de entrenamiento, inclinación, etc.).
  • Accesorios: es recomendable conocer que accesorios tenemos en la cinta tales como ruedas de transporte, soporte de botellas, soporte para tablet o smartphone, altavoces e incluso hay las que traen un ventilador.

Algunos ejemplos para que puedas elegir

Para que no tengas que andar buscando cintas de correr, nosotros te vamos a dejar una selección de algunas de las que más nos han gustado y así echarte una mano.

Evidentemente, hay de diversos precios y potencias, para que tengas variedad donde elegir.

Ahora ya tienes todos los argumentos para saber cuál puede ser la mejor cinta para correr plegable para ti y para lo que vas a utilizarla.

¿Cuál has elegido? Puedes contárnoslo en nuestras redes sociales, estaremos encantados de conocer el porqué de tu elección.

Y además