Skip to main content

Lo que debes saber sobre Flinch, la serie de la que todo el mundo está hablando

Flinch, la serie de la que todo el mundo está hablando

08/05/2019 - 18:29

Hace solo unos días Netflix anunciaba el inicio de una nueva serie de programas catalogados como comedia. No obstante, el nuevo contenido ha causado un gran revuelo ya que muchos espectadores no han dudado en calificarlo como un show en el que se torturan a los participantes.

Los nuevos programas de Netflix recogen la misma esencia de contenido de entretenimiento de dudoso buen gusto del que ya hacía gala Jackass a principio de los 2000, con pruebas que atentan directamente contra el sentido común y la integridad de las personas sabiendo que, tarde o temprano, al protagonista le acabará doliendo.

La nueva serie de programas de Netflix está rodada en Irlanda del Norte y su primera temporada está formada por 10 capítulos de 25 minutos cada uno.

El argumento básico del programa consiste en someter a los participantes a pruebas extremas a las que no deben reaccionar en absoluto como lo haría cualquier persona, sino que el vencedor debe permanecer impávido ante todo cuanto suceda ante él. Cualquier muestra de pánico tiene como respuesta una dolorosa consecuencia para el participante.

En algunas pruebas, se ata al participante sosteniendo unas varas de hierro en unos aros electrificados y se le somete a ruidos repentinos, como bocinas o golpes inesperados. Si se asusta y da un respingo (Algo que haríamos la mayoría de mortales) y toca los aros con las varas de hierro, recibe una dolorosa descarga eléctrica.

En otro desafío, se coloca la cabeza de los participantes en una jaula de alambre con un trozo de queso delante de su cara. Luego se suelta una rata dentro de esa jaula. Si los participantes se mueven mientras el roedor se pasea ante sus narices, unas trampas para ratones se cierran sobre sus dedos.

Las pruebas parecen ser extremadamente duras y dolorosas, pero en realidad han sido probadas por especialistas y supervisadas por profesionales para que todo el programa transcurra dentro de una relativa seguridad. Decimos relativa porque, a pesar de que en el castigo no suponga en riesgo la vida de los participantes, el dolor de baja intensidad está presente en todo el programa.

Las reacciones en las redes sociales a este contenido de Netflix no se han hecho esperar y muchos usuarios no han dudado en clasificar el programa como “tortura consensuada”. Otros usuarios directamente encontraban una relación directa de la nueva serie de Netflix con Black Mirror por parecerles increíble que eso pudiera ser realmente un show de entretenimiento.

De cualquier forma, Flinch ha logrado iniciar un caluroso debate sobre si un contenido de entretenimiento puede basarse en el sufrimiento y el castigo físico a los participantes, o si Netflix habría cruzado algunas líneas rojas con este programa.