Logo Computerhoy.com

¿Cuál es la edad ideal para que tus hijos tengan un móvil?

Tecnología
Niña con móvil

Puede que sea uno de los grandes dilemas que tienen los padres con respecto a sus hijos, ya que no está muy claro cuál es la edad a la que deberían ser partícipes de la tecnología y cuánto tiempo es el que deben dedicarle.

En el debate que existe de cuando es la edad a la que un menor de edad debería comenzar a tener aparatos tecnológicos como un móvil o una tablet, tiene dos posiciones que están enfrentadas por lo distante de sus ideas.

Están aquellos que entienden que un niño debe expresarse tecnológicamente cuanto antes mejor, puesto que es el futuro que le espera, ya que la tecnología, tal y como se ve en el momento actual, va a acabar por copar todo lo cotidiano.

Pero, por otro lado, existen aquellos que no consideran que la tecnología deba estar al alcance de los más pequeños y entienden que ya deben tener una edad de al menos dos dígitos para considerarles como aptos para tener una tablet y algo más mayor si quieren un móvil. Atribuyen a estos dispositivos la perdida de sociabilidad de los más pequeños.

Ambas teorías son fácilmente rebatibles, por eso de lo complejo de este tema. 

¿Cuál es la mejor edad?

Un problema es que la propia industria rara vez se pronuncia al respecto, por lo que no sabemos muy claramente cuál es su opinión, evidentemente supeditada a las ventas.

Existen estudios científicos que abalan las dos teorías, es decir, aquellos que establecen que cuanto antes mejor para que se acostumbren de cara a la vida que les espera y los que consideran que primero deben ver la vida como es para luego obsérvala en una pantalla.

Existen ejemplos famosos como el de Bill Gates que más de una vez declaró que no dejo tener un smartphone a sus hijos hasta los 14 años. Este tipo de declaraciones siempre tienen otra vertiente, ya que nunca se pronunció sobre cuando tuvieron su primer ordenador con Windows, además de que estas declaraciones las hizo cuando Microsoft ya no vendía smartphones.

Niña con un móvil

Pixabay

Si se generaliza, lo cierto es que parece que el rango de edad de 10 a 12 años es el mayoritariamente elegido por los padres para comprar el primer smartphone a sus hijos, algo que parece lógico por ser edades donde el nivel de independencia ya comienza a exacerbarse en los niños.

Incluso los datos de ventas parecen corroborar este hecho, ya que hay varios estudios como el Common Sense Media que aseguran que en 2019 casi un 70% de los niños de 12 años tenían un teléfono inteligente por solo un 36% de aquellos que tenían 10 años.

El problema es que después vino la pandemia y los indicadores parece han cambiado desde la crisis de la pandemia provocada por el COVID-19, puesto que la edad para comprar móvil bajó considerablemente, aunque, sí que es cierto, que se multiplicó en casi todos los rangos de edad.

Tener en propiedad, ¿significa que no tiene móvil?

Seguimos destacando de la complejidad de todo este tema cuando analizamos otra vertiente, que puede dar al traste con la teoría de que la edad para que un niño tenga móvil puede ser de 10 a 12 años.

El hecho de que un niño no tenga móvil en propiedad no significa que no lo utilice o que pase tiempo delante de uno, puesto que ocurre muchas veces que coge el de la madre, el padre o alguno de los tantos que quedan en la casa sin que nadie los utilice.

En ninguno de esos casos el pequeño tiene móvil en propiedad, pero sí que lo usa, por lo que los datos que vimos en el apartado anterior se diluyen al menos ligeramente.

Experimentos científicos caseros, divertidos y didácticos para hacer con niños

Experimentos científicos caseros, divertidos y didácticos para hacer con niños

Los niños pasan mucho tiempo en casa. Si todo les aburre y ya se te han acabado las ideas, echa un vistazo a estos experimentos científicos caseros, muy sencillos de poner en práctica. Se divertirán y aprenderán.

Leer el tutorial

¿Los niños necesitan un smartphone?

Si partimos de la edad y en circunstancias normales, es cierto que, a partir de los 10 años, ya empieza a socializar y puede ser conveniente que tengan un sistema para hablar con amigos, sobre todo los fines de semana, que es cuando menos se van a ver.

Además, podemos aseverar que un smartphone es un buen aliado en los estudios, al igual que un ordenador, siempre y cuando se emplee con responsabilidad, como es evidente.

Si hablamos de niños menores de 10 años, entonces el smartphone tiene menos sentido para los estudios y las relaciones, puesto que no son apreciadas como en edades más avanzadas.

El problema es que la pandemia lo cambió todo y en esas edades tempranas se convirtió en imprescindible, ya no solo porque muchos niños tuvieron que dar las clases por videollamada, sino que, para tener contacto con sus amigos o familiares, no quedó más remedio que utilizar este tipo de llamadas con imagen.

Esto significó que los hábitos cambiasen y muchos padres se diesen cuenta de la importancia de este tipo de dispositivos para las relaciones a distancia que, aunque parezca increíble, mucha gente únicamente contemplaba la llamada de teléfono como forma de comunicar con sus seres queridos.

Auriculares para niños: guía de compras para elegir el modelo adecuado

Auriculares para niños: guía de compras para elegir el modelo adecuado

¿Pensando en regalar a tus hijos unos auriculares estas navidades? Pues estas son algunas de las cosas a tener en cuenta a la hora de elegir auriculares para niños.

Saber más

Entonces ¿cuál es la respuesta?

No existe alguna respuesta irrebatible a este respecto, ya que tanto la teoría de esperar a edad más cercanas a la adolescencia o comprárselo antes de tener dos dígitos en su edad, son perfectamente asumibles y al mismo tiempo perfectamente revocables.

Puede que la respuesta no esté tanto en la teoría de la edad, sino más bien en cada niño, en su manera de ser, en su forma de actuar y en sus necesidades.

Partiendo de que siempre debemos ser los padres los que marquemos la pauta y que ningún móvil se debe dejar al libre albedrío, es decir, sin ningún tipo de control por nuestra parte, debe ser el niño el que nos haga ver a los padres si realmente lo necesita.

En mi caso, como padre, veo bien que mi hija tenga su móvil, controlado en ciertos aspectos como puede ser el de las apps a instalar y las webs a visitar, por ejemplo, porque es una manera de que siga el contacto con sus abuelos que desgraciadamente viven lejos. Al menos de esta manera puede verlos y hablar con ellos de la manera más "presencial" que se puede.

Pero también es cierto que quitando esos momentos y algunos de vídeos de YouTube, no hablamos de una niña que necesite imperiosamente el móvil, que no pare de tenerlo en las manos o que este todo el día jugando y olvidándose del mundo que le rodea, es más, muchas veces se apaga de no utilizarlo.

Os cuento mi caso personal para qué veías que en este caso sí que puede estar justificado el tener un smartphone, pero que es totalmente comprensible que, en otros casos, el móvil este restringido o incluso prohibido.

La conclusión a la que debemos llegar es que no es tanto el dispositivo o la teoría, sino el niño el que nos va a marcar el camino hacía permitírselo o esperar a que esté preparado.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o Computer Hoy.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Tecnología, Opinión

Productos: Redmi Note 10 5G

Hoy destacamos

Y además