Logo Computerhoy.com

9 cosas sorprendentes que puedes hacer en Linux y no en Windows o Mac

Foto del redactor Manuel Naranjo

Colaborador

Linux
Foto del redactor Manuel Naranjo

Colaborador

Aunque pudiera parecerte que no es posible, el título de este artículo es completamente cierto, puesto que hay varias cosas que Linux permite, pero que Windows o Mac no.

Hay muchos usuarios que apostaron por Linux desde hace años y que han conseguido verdaderas obras de arte en sus sistemas, puesto que tienen capacidades que Windows o Mac no ofrecen y que sorprenden mucho a los que no están familiarizados con este sistema.

Para muchos es el más seguro, el más confiable, el más flexible y no lo cambiarían por nada, algo que en muchos sentidos les da toda la razón.

Existen algunas facultades que hacen diferenciador a Linux por encima de los sistemas operativos que más se ven en el mundo.

Vamos a ir nombrando algunas, animando a todos aquellos que las puedan a probar a que lo hagan, para así experimentarlo en primera persona.

Índice de contenido:

Nivel de cambios

Una de las capacidades más interesantes de Linux y que a la vez más asusta a muchos usuarios es el nivel de opciones que permite el sistema operativo. Puede ser complicado para mucha gente el tener que elegir el kernel, el Shell bash, el servicio de inicio o el administrador de red, entre otras muchas cosas.

Pero afortunadamente tenemos las distros a nuestra disposición, que no son otra cosa que un sistema de gestión de paquetes de Linux, donde ya vienen muchas de las decisiones de las que hablábamos antes preconfiguradas, con un paquete de software y un diseño determinado.

Ubuntu

Esta es la primera de las razones que tenemos en Linux y que Windows o Mac no poseen. Hay un montón de distribuciones por la red que podemos aplicar a nuestro sistema. Puede ser que optemos en un primer lugar por Ubuntu Linux, pero si no nos convence instalamos KDE Plasma, Xfce, Pantheon, Budgie, Enlightenment o cualquiera de todas las que existen.

En cuestión de minutos podemos tener un escritorio, sistema y aplicaciones distintos e incluso algunos que imitan a Windows o Mac.

Hardware antiguo

Algo que nunca te va a poder pasar en Linux es que pasado un tiempo el software no sea compatible con el ordenador donde estás funcionando.

Si recordáis, muchas personas no han podido actualizar a Windows 11 debido a que su ordenador no cumplía los requisitos y eran incompatibles, pues bien, esto no va a ocurrir con Linux, puesto que siempre van a servir las nuevas actualizaciones.

De hecho, hay versiones de Linux (como Lubuntu y Linux Lite) que se crearon específicamente para ejecutarse en hardware antiguo.

Puedes incluso tener un ordenador de hace cuatro o cinco años y poder instalarle lo último en Linux.

A tu manera

Si tienes un ordenador con MacOS, tienes que realizar las tareas como te dice Apple que debes hacerlo, mientras que si tienes un dispositivo con Windows, lo tienes que realizar al estilo que marca Microsoft.

Pues bien, si tienes Linux, vas a funcionar a tu estilo y de la manera que tú mismo quieras. Es decir, si algo en el funcionamiento del escritorio no te gusta, lo cambias y listo.

Está claro que la mejor forma para trabajar es aquella en la que cada uno se sienta más a gusto y eso se puede lograr únicamente si nuestro sistema operativo es Linux, al tener alguna de las distros (la mayoría) que permiten esta modificación.

Las actualizaciones

Otra de las capacidades más interesantes que tiene Linux, al menos para aquellos que usamos mucho Windows, es el hecho de poder realizar una actualización completa, mientras seguimos trabajando en el escritorio.

Es más, en la inmensa mayoría de las veces no hay que reiniciar el ordenador para instalar una actualización, salvo cuando se trate de l actualización del kernel.

Esto no es posible ni en Windows ni en MacOS, ya que se necesita reiniciar para que surtan efecto prácticamente la totalidad de las actualizaciones.

Programas gratis

Aunque existe un mito de que Linux está limitada en cuanto a software se refiere, es algo que no es cierto, puesto que podemos instalar miles de aplicaciones desde la tienda GUI.

Incluso por medio de Snap y Flatpak, se podrán instalar algunas de las más utilizadas en otros sistemas operativos como pueden ser Zoom y Spotify, entre otras.

El software es gratis, algo que es de agradecer, pero además se puede agregar repositorios de terceros a nuestro administrador de paquetes para instalar aún más software.

Software de Windows

Has leído el título de este apartado y seguro que ya has deducido de lo que te vamos a hablar.

Pues sí, existe una manera de conseguir que el software de Windows se pueda instalar y ejecutar en Linux. Para lograrlo hay que instalar Wine, un programa que permite tal acción.

Wine suele estar en los repositorios predeterminados de la mayoría de las distribuciones para que pueda instalarse desde las diversas tiendas de aplicaciones disponibles en Linux.

Wine para Linux

Ubunlog

Solución de problemas

Lo normal en Linux es no tener ninguno, pero cuando hay algún tipo de fallo, normalmente se resuelve con rapidez, ya que nos brinda todas las herramientas de solución de problemas que se necesita para resolverlos generalmente con solo leer un archivo de registro.

Linux tiene muchas bondades, no tanto éxito como Windows o Mac, pero sí que posee capacidades tan interesantes que podría ser una gran opción tenerlo también como un sistema operativo para utilizar mucho más a menudo de lo que en un principio nos hubiera parecido.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Windows 11, Linux, Mac, Software