Logo Computerhoy.com

Cuál es la diferencia entre USB-C y Thunderbolt

Tecnología
USB-C

No tengas dudas, vamos a resolver la problemática entre USB-C y Thunderbolt que se ha generado en los últimos años con el lanzamiento de este conector y este estándar.

Se acabaron las dudas, vamos a ver cuál es la diferencia entre USB-C y Thunderbolt. A lo largo de los últimos años ha surgido una serie de nuevos estándares y conectores que, por desgracia, solo han hecho más que confundir a los usuarios a la hora de elegir su próximo cable tanto para su móvil, ordenador, tablet o, incluso, auriculares.

Lo primero que debemos poner sobre la mesa es la diferencia entre estándares y conectores. El estándar es, por decirlo de algún modo, lo que marca la velocidad, potencia de carga y funcionalidades tanto de los puertos como de los cables que se utilizan en el día a día para conectar cualquier tipo de dispositivo.

El conector, en cambio, es simplemente el elemento físico que se encuentra integrado como parte final del cable o encapsulado en los dispositivos como puerto de conexión. Por desgracia, el conector acaba siendo el elemento más distinguible por parte de los usuarios y que termina por causar confusión debido esta mala asociación.

Al hablar de puerto USB-C nos referimos a esa punta metálica de los cables de los móviles lanzados en los últimos años o los puertos de conexión de dispositivos como el iPad Pro de última generación. Es simplemente eso, el elemento físico que permite que los dispositivos puedan conectarse tanto a otros como a la corriente eléctrica.

Esta es la diferencia entre USB-C y Thunderbolt

Como es simplemente el conector físico, ¿por qué algunos puertos USB-C son más rápidos que otros o admiten mayores velocidades de carga? Por el estándar que se ha integrado en esos puertos o cables USB-C. El estándar puede ser, por ejemplo, USB 3.0 o USB 3.1 lo que hace que las velocidades de transmisión sean mucho más rápidas.

De hecho, comprar un USB-C no es garantía de contar con un cable, en el caso de buscar un conector, que pueda ofrecer velocidades de hasta 10 Gbps. Para conseguir esto hay que fijarse en el estándar de conexión que se integra dentro de este conector, cable o puerto, ya que es lo que marca la diferencia.

Habiendo dejado esto claro, vamos con el Thunderbolt que, lógicamente, es un estándar de conexión que emplea el conector USB-C para enlazarse con los dispositivos. Este estándar que fue creado por Intel con la colaboración de Apple permite ofrecer una transmisión de datos de hasta 40 Gbps, además de otras funcionalidades.

Entre las funcionalidades se encuentra que el Thunderbolt es un estándar tanto de transmisión de datos como de transmisión de información, permitiendo enviar señal de vídeo y audio al mismo tiempo. Eso sí, no todos los Thunderbolt son iguales ya que, al igual que con el USB, existen diferentes versiones que amplían sus ventajas.

Resumiendo, la diferencia entre USB-C y Thunderbolt radica en los conceptos de conector y estándar de conexión. El USB-C es meramente el conector, mientras que Thunderbolt es un estándar de conexión que cuenta con sus propias implicaciones: velocidades de hasta 40 Gbps, transmisión de vídeo, transmisión de audio y con alimentación.

Cómo puedes distinguir un USB-C de un Thunderbolt

Como hemos dicho, todos los Thunderbolt actuales son conectores USB-C, pero no todos los USB-C son Thunderbolt. Eso sí, las empresas se lo han puesto fácil a los usuarios que buscan un cable Thunderbolt. En primer lugar, estos cables tienen un precio significativamente más elevado que un cable USB-C convencional.

Partiendo de la diferencia de precio, también hay que tener en cuenta la serigrafia del rayo que se incluye en los puertos Thunderbolt y en los cables. Este icono es el elemento principal que hay que buscar a la hora de comprar un cable Thunderbolt ya que permite que se distingan estos cables de cualquier otros.

Este icono aparecerá tanto en el cable como en los equipos que integran un puerto Thunderbolt. Además, para facilitar a los usuarios la elección de un cable USB-C y Thunderbolt, dentro de poco se indicarán las características de los cables en su exterior: velocidad de transferencia de datos y potencia de carga, además en caso de solo ofrecer carga lo dejará indicado.

De esta forma, la velocidad de carga como la de transmisión de los USB-C se mostrará en la caja del cable y acabará con las equivocaciones. El Thunderbolt por su parte seguirá utilizando su clásico icono del rayo para indicar a los usuarios que se trata de un dispositivo que permite transferir datos, sonido, imagen y permitir la carga de forma simultanea.

Teniendo en cuenta las ventajas del Thunderbolt, si vas a renovar tu ordenador portátil lo mejor que puedes hacer es elegir un dispositivo que integre este estándar. Eso sí, también debería incluir más puertos USB-C con el estándar USB más actual para así ofrecer una mayor velocidad en la transmisión de datos a la hora de conectar, por ejemplo, un SSD o un dispositivo móvil inteligente.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: USB C, Tecnología

Hoy destacamos

Y además