Skip to main content

Por qué se ralentiza tu portátil y qué necesitas para arreglarlo

Portátil Chromebook de Google

Google

18/09/2022 - 08:00

Algunos ordenadores portátiles, con el paso de los años, sufren ralentizaciones en su funcionamiento, que puede deberse a varias razones. Hoy veremos las más comunes para solucionar esta problemática.

Ocurre en los ordenadores con Windows, como es la mayoría de la tecnología, que después de pasados varios años tienden a ralentizarse y ofrecer un rendimiento menos fluido.

No hay una sola razón por la que ocurra este hecho, sino que se puede dar por varias razones diferentes. Lo bueno es que normalmente muchos de los problemas que provocan este tipo de situación tienen soluciones bastante sencillas.

Aun así, si nuestro ordenador lleva mucho tiempo con nosotros, es totalmente lógico que pierda algo de fluidez, ya que como se suele decir “el tiempo no pasa en balde para nadie”. El problema es cuando esta ralentización es excesiva, llegando en ocasiones a ser hasta molesta.

Si tenemos un ordenador que es relativamente nuevo, pero que está yendo bastante lento, entonces no podemos hablar de que sea algo normal y debemos averiguar cuál es la causa del problema e inmediatamente intentar solucionarlo.

Existen razones para qué nuestro ordenador portátil sufra de falta de fluidez, las cuales no son nada graves y con un par de acciones podremos conseguir que todo vuelva a la normalidad. muchas veces todos estos problemas tienen soluciones tan sencillas, porque el fallo en sí no es nada preocupante, estando provocado, en un buen número de ocasiones, por nosotros mismos.

A continuación, vamos a probar una serie de soluciones a los problemas más comunes, pues los que el ordenador portátil no consigue alcanzar la velocidad que debería. Como vas a ver, muchos de ellos se pueden solucionar de manera sumamente sencilla.

Instalar actualizaciones

Tenemos claro que hay ocasiones en las que instalar las actualizaciones que nos pide el sistema operativo, no llegan en el mejor momento y tenemos que posponerlo. el problema viene cuando vamos acumulando una actualización detrás de otra y nunca acabamos de realizar esta acción tan importante dentro de cualquier sistema operativo.

en muchas ocasiones las actualizaciones pueden que sean sumamente ligeras y que ni siquiera requieran reiniciar el ordenador, pero también es verdad que hay otras que van a llevar más tiempo y que provocarán incluso varios apagados y encendidos del dispositivo.

Pero debemos de entender qué no actualizar el portátil puede ser la causa de que se haya ralentizado, bien porque tengamos muchos datos esperando a que actualicemos o porque en alguna de esas actualizaciones sí haya solucionado este mismo incidente de la falta de fluidez.

Todas las actualizaciones están encaminadas a la solución de errores que puede haber en el sistema operativo, por lo que debemos de instalar todas aquellas que lleguen a nuestro ordenador. para conseguirlo solamente hay que realizar lo siguiente:

  • Entramos en la Configuración pulsando las teclas Windows + I.
  • Pulsamos en Windows Update, opción que sale en la parte inferior izquierda.
  • Ahora veremos si hay alguna actualización esperando para ser instalada. Además, es conveniente pulsar en Buscar Actualizaciones para saber si hay más.
  • Solo queda instalar todas las que tengamos en pantalla.

Liberar espacio

Puede ocurrir que un ordenador que ya lleva tiempo con nosotros esté sobresaturado de información y quede poco espacio en su almacenamiento interno. Si esto es así, seguro que es una de las razones por las que no hay fluidez en el sistema.

Si queremos saber cuánto espacio nos queda debemos entrar en Configuración pulsando las teclas Windows + I, Para después dentro de Sistema ir a Almacenamiento.

Almacenamiento Windows

Aquí podremos ver cuánto almacenamiento tenemos utilizado y cuánto nos queda, además de ver cuáles son los tipos de programas o archivos que ocupan dicho espacio.

Seleccionando cualquiera de las categorías vamos a poder ver específicamente qué programas son los que están usando la mayor cantidad de almacenamiento, permitiéndonos desinstalar, eliminar cualquiera que nosotros veamos que no estamos usando o que ya no necesitamos.

Debéis tener en cuenta que el hecho de tener poco espacio es una de las principales razones que hay en los ordenadores que ya tienen unos cuántos años para que la fluidez no sea la misma que era al principio. 

Esto es porque todos los sistemas operativos necesitan un mínimo de almacenamiento interno para poder funcionar con cierta fluidez. Además, cuanto más ocupado tengamos este espacio, más información tiene que mover el ordenador.

Cerrar programas

El hecho de ejecutar muchos programas en la red puede afectar de manera clara a la fluidez de cualquier ordenador y hacer que la ralentización sea evidente. 

Siempre vamos a poder ver qué programas están ejecutando, incluidos aquellos que están en segundo plano, para que podamos cerrar todos los que sepamos que no vamos a necesitar, incluidas aplicaciones del propio sistema, eso sí, teniendo muy claro cuáles pueden cerrarse y cuáles no.

  • Vamos a abrir el Administrador de tareas pulsando las teclas CTRL+ ALT+ Supr.
  • En el menú que aparece en la pantalla debemos seleccionarlo, es decir, hacer clic donde pone Administrador de tareas.
  • Se abrirá una pantalla que nos mostrará todos los programas que se están ejecutando actualmente, incluyendo aquellos que están funcionando en segundo plano.
  • Para cerrar cualquier programa, lo seleccionamos pulsando sobre él con el ratón (veremos que se cubre de un color azul) y luego hacemos clic en Finalizar tarea.
Administrador de tareas

Esta misma pantalla nos puede servir para saber de manera muy fidedigna cuáles son aquellos programas que están ralentizando el ordenador. si vemos que alguno de los que aparecen debajo de CPU o Memoria, están en color rojo, eso significará que están utilizando mucha capacidad de nuestro ordenador, volviéndose los perfectos candidatos para cerrarlos.

Algo que debemos tener muy claro es que no podremos nunca cerrar una tarea, que no sepamos cuál es su función, ya que podríamos estar suprimiendo algo que fuese totalmente necesario para que el sistema operativo funcione correctamente.

Un virus o malware

La realización del sistema también puede estar provocada porque nuestro ordenador esté infectado con algún tipo de virus o malware, lo que puede provocar que el funcionamiento incluso cada vez vaya a peor.

La solución en este caso es clara, y a qué debemos pasar nuestro antivirus para que intente detectar el software malicioso y lo pueda desinfectar. también es cierto que, si ya teníamos un sistema de protección instalado y aun así nos hemos infectado, posiblemente nuestro sistema de seguridad ya no sea realmente muy fiable.

Si todo sigue igual, no nos quedará más remedio que llevar el ordenador a un especialista.

Poca memoria RAM

Otra de las razones por las que un ordenador con ya bastantes años a sus espaldas puede que cada vez vaya más lento, es por su limitación en cuanto a la cantidad de memoria RAM.

posiblemente en el momento en el que se compró el ordenador, esta memoria era suficiente para mover los programas y sistemas que había en aquel momento, pero puede ser que ahora mismo si haya quedado obsoleta y necesite una buena ayuda.

Si este es nuestro caso, la solución pasa inexorablemente por adquirir y colocarle más memoria RAM a nuestro portátil, algo que muchas ocasiones podemos hacer nosotros, pero que si no sabemos lo normal es llevárselo a un experto.

Estas son las principales razones por las que un ordenador que ya tiene años de funcionamiento puede sufrir problemas de ralentización. como veis las soluciones son bastante sencillas.

Matebook 14s

Matebook 14s

Con pantalla 2,5K, carga rápida a 90W y un Intel Core i7 de 11ª Gen, este es sin duda alguna uno de los mejores ordenadores portátiles del momento, compitiendo de tú a tú con los MacBook Pro.

Etiquetas:

Portátiles, Ordenadores

Y además