Logo Computerhoy.com

Hasta el infinito y más allá, la obsesión de Qualcomm que drena nuestro bolsillo y las baterías

Tecnología
Qualcomm

¿Realmente necesitamos más potencia cada 6 meses en nuestro teléfono móvil cuando la mayoría del tiempo, el teléfono nunca accede al 100% del potencial del procesador o de la GPU? 

Puede que no lo sepas, pero si tienes en tu bolsillo un móvil con un Snapdragon 870, un Snapdragon 888, un Apple A15 o, incluso, un Snapdragon 865 de hace unos añitos, tienes un móvil que, en potencia bruta, seguramente sea más potente que tu ordenador casero o el portátil que usas para trabajar.

Y está genial, ¿verdad? Has pagado una pasta para tener un móvil superTOP que te permita jugar al máximo, usar aplicaciones exigentes con la GPU, grabar a 8K y trabajar en el modo escritorio que incorporan móviles como Motorola o Samsung. Pero más allá de haber pagado por ello... ¿lo usas?

Cada cierto tiempo, cuando sale una noticia sobre las nuevas generaciones de procesadores, pienso en personas de mi entorno y en mi mismo. Si nos gastamos 800, 1.000, 1.300 euros en un móvil, queremos que tenga lo mejor de lo mejor en cámaras, batería, pantalla y procesador.

Es lo lógico, ¿verdad? Pero últimamente estamos viendo que un procesador con una potencia desmedida va en contra, precisamente, de la batería. Y, si te pones a pensar, ¿qué haces más en tu teléfono, jugar a Genshin Impact a tope o fotos, vídeos, ver YouTube y rezar para que la batería aguante?

Seguramente tu caso, como el mío, será el segundo, el de una persona que quiere un móvil potente para que vaya bien durante muchos años, que sea fluido y le permita hacer lo que le gusta, que es ver redes sociales, una partidita esporádica al Pokémon Unite, revisar el correo, ver vídeos y hacer fotos.

¿Realmente necesitas para eso un procesador que es una auténtica bestia, que se podría poner en un portátil y empezar a editar vídeo a 4K y que podría ser el cerebro de un robot? Puede que me digas "pues claro, espabilao", pero ya te digo yo que un gran porcentaje de la gente no saca partido al procesador que tiene su móvil.

Qué son los juegos NFT o Play-to-earn, jugar para ganar dinero, y por qué generan tanta polémica

Qué son los juegos NFT o Play-to-earn, jugar para ganar dinero, y por qué generan tanta polémica

¿Te imaginas un videojuego en el que puedes hacerte millonario solo por jugar? Es algo posible con los juegos NFT, pero no es oro todo lo que reluce...

Lee el reportaje

Sin embargo, y esto es importante, a quienes hacen los procesadores eso les da igual, y en este caso el fabricante líder es Qualcomm y lo que quiere es que cada nueva generación sea mucho más potente que la anterior. Si no puede ser en CPU, donde parece que hemos llegado a una especie de tope, pues en GPU.

Qualcomm quiere seguir presumiendo de SoC -System on a Chip- y es algo que entiendo perfectamente. Inversores y la propia industria de telefonía demandan eso: lanzamientos constantes para poder presumir de que su móvil es el más potente. 

Esto es lo que hace Xiaomi desde hace unos años, siendo los primeros en presentar sus nuevos flagship con lo último de Qualcomm y sacando pecho de lo potentes que son.

A Qualcomm también le va bien la estrategia, ya que lo que quieren es diversificar y sacar chips para tareas en las que, realmente, la potencia es una parte integral como la robótica, el desarrollo de la inteligencia artificial, los coches autónomos, los procesadores y hasta las consolas, como el prototipo de Razer que vimos en Hawaii.

Sin embargo, y al final, Qualcomm es el líder en lo que a distribución de microchips se refiere para móviles Android y eso les pone en una situación de ventaja en la que, parece, se centran en la potencia y dejan de lado la eficiencia.

Y, directamente, al tener cada generación chips más potentes, la batería es un elemento que sufre, pero también nuestros bolsillos

Estos últimos años hemos visto un incremento en el precio de los teléfonos móviles y sí, han existido varios factores que provocan esto como mejores cámaras, mejores materiales, mejores pantallas o tecnologías como cargas por cable o inalámbricas más rápidas.

Sin embargo, también se han encarecido porque los chips de Qualcomm también son más caros cada generación y eso, al final, es un coste extra que el fabricante de móviles no va a asumir, lo que provoca el aumento de precio del terminal.

análisis redmagic 7

Esto ha pasado siempre y en todos los segmentos, pero se ve de forma más clara con el paso del 855 al 865 y en las siguientes generaciones. Fue ese el momento en el que dimos el salto al 5G y algunas compañías declaraban que Qualcomm obligaba a comprar chip y módem 5G a la vez, lo que aumentaban los costes.

Por eso, LG o Google dijeron que no iban a montar los chips tope de gama de Qualcomm en sus nuevas generaciones y... bueno, LG ha desaparecido por completo del panorama móvil y Google está con sus propios procesadores, unos Tensor que no son revolucionarios, pero que van de miedo en móviles como el Pixel 6 Pro.

Con esto llego al momento actual en el que ya sabemos que en pocos meses veremos los primeros móviles con el Snapdragon 8 Gen 1+, una versión algo más potente del chip actual y que se antoja totalmente innecesaria, pero que según algunas fuentes será un 20% más caro que el actual 8 Gen 1.

¿Volverán a subir los precios de los móviles que lo monten? Puede ser, pero... ¿ese nuevo chip será más y más potente y optimizará menos el consumo, haciendo que la batería, que por límites tecnológicos y hasta que nos pasemos al grafeno no puede crecer, dure menos?

 Y... ¿necesitamos esa potencia descomunal en el bolsillo? Hay compañías que piensan que no y, de hecho, han hecho "trampas" limitando la potencia del SoC en juegos, como Xiaomi o Samsung...

Si dices "pues sí", pues ya está, mi argumento se va al traste y seguro que tu punto de vista es superinteresante, pero creo, sinceramente, que el común de los mortales no necesitamos eso. 

¿El problema? Qualcomm sigue jugando su juego de potencia por encima de todo, marcando músculo con cada generación porque no tiene rival y, por eso, puede hacer procesadores cada vez más caros. 

Aplicaciones que de verdad limpian tu móvil Android (sin mentiras)

Aplicaciones que de verdad limpian tu móvil Android (sin mentiras)

Te presentamos las mejores aplicaciones para limpiar tu Android, ya que no interfieren en partes que el propio sistema operativo gestiona de manera eficiente.

Descúbrelas

Y el tema es que no es una situación nueva en el mundo de la tecnología y tampoco en los procesadores, donde Intel dominaba el mercado de PC y ha visto cómo en cosa de 5 años AMD ha resurgido quitándoles buena parte del mercado y, además, Apple se está pasando a procesadores propios.

¿La respuesta en el segmento de la telefonía? Mediatek. Poco a poco se han ido poniendo las pilas y el Dimensity 9000 puede ser la piedra de toque que haga que el partido cambie, convenciendo a fabricantes para montar ese SoC en sus gamas premium y obligando a Qualcomm a hacer chips más eficientes, potentes si quieren, pero, sobre todo, a no subir el precio en cada nueva generación.

Y, dicho esto, me voy a jugar media horita a Genshin Impact en mi móvil con Snapdragon 8 Gen 1 sabiendo que la batería me durará un suspiro. 

Si te gusta este tipo de contenidos suscríbete a nuestra Newsletter y los recibirás antes de que salgan publicados en Computerhoy.com.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además