Logo Computerhoy.com

¿Podrían ChatGPT, AlphaCode o Copilot llegar a sustituir a los humanos en su trabajo?

¿Podrían ChatGPT, AlphaCode o Copilot sustituir a los humanos?

Con el boom que acaban de experimentar algunas herramientas basadas en IA como ChatGPT o AlphaCode, vuelve una gran duda que ya lleva atormentando a algunos: ¿seremos sustituidos por la Inteligencia Artificial en el mundo laboral?

Quizá este titular habría sido casi inimaginable, pese a que este tema ronda la cabeza de muchos hace tiempo, desde hace un par de meses. Sin embargo, alguna que otra noticia parece que ha hecho temblar de nuevo los cimientos de la Inteligencia Artificial frente al ser humano y sus capacidades para sustituirnos en un futuro, ¿ya no tan lejano?

Y es que, desde hace ya varias semanas los investigadores dedicados a la Inteligencia Artificial han quedado boquiabiertos con las capacidades de un chatbot con nombre ChatGPT (OpenAI) y las habilidades de de AlphaCode (DeepMind), un sistema de IA que a menudo puede competir con los humanos en la resolución de problemas sencillos de informática. 

Tanto uno como otro son grandes modelos lingüísticos, es decir, sistemas basados en redes neuronales que aprenden a realizar una tarea tomando enormes cantidades de texto o datos existentes generados por humanos. 

Por ejemplo y para que quede más claro, ChatGPT es un prototipo (importante este aspecto) de chatbot de Inteligencia Artificial basado en el diálogo, capaz de comprender el lenguaje humano natural y generar textos escritos con un nivel de detalle impresionante.

AlphaCode, por su lado, es un sistema de IA que ya se postula como una gran competidor contra los humanos en la resolución de problemas de programación informática. 

Tal y como explica Zico Kolter, informático de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh (Pensilvania), ambos tienen una arquitectura casi idéntica y, "aunque hay pequeñas diferencias en el entrenamiento y la ejecución, la principal diferencia, si es que hay alguna, es que simplemente se entrenan con conjuntos de datos distintos y, por tanto, para tareas diferentes".

Copilot, finalmente, es un sistema de Inteligencia Artificial que es capaz de traducir lenguaje natural a código. GitHub decidió entrenarlo con varios terabytes de código fuente disponible en la plataforma, capaz de "adivinar" lo que el programador está por escribir para sugerirle la siguiente línea de código.

inteligencia artificial

¿Reemplazará la IA a los desarrolladores?

Uno de los grandes temas que surgen entre desarrolladores e investigadores de Inteligencia Artificial son las grandes capacidades que estas herramientas han logrado. En el caso de Copilot o AlphaCode que se enfoca directamente en el campo de la informática, parece que ha hecho temblar a algunos.

Y es que, estas herramientas producen código de programación funcional, lo que hace que muchos desarrolladores se pregunten si sus puestos de trabajo serán sustituidos por la Inteligencia Artificial. En realidad es un miedo, al menos de momento, innecesario y muchos desarrolladores ya plantean la idea de que esto solo implica progreso y una mejora en la forma de desarrollar.

Los desarrolladores experimentados reconocen que la mayor parte del trabajo no consiste en programar. Se trata de pensar y de organizar conceptos en estructuras lógicas. El trabajo duro es crear planos de software. El resto, como lo llaman los desarrolladores, son "detalles de implementación".

Incluso en un mundo en el que la Inteligencia Artificial escribe todo el código por nosotros, sigue siendo necesaria la inteligencia humana para ordenar las complejidades.

Incluso si la Inteligencia Artificial fuera capaz de realizar todas las tareas de codificación por nosotros, el código producido solo será de gran ayuda. Y es que, en lugar de preocuparse por la pérdida de puestos de trabajo, los desarrolladores deberían considerar y aceptar las ventajas que ofrece la Inteligencia Artificial. 

Si eres desarrollador, pregúntate si realmente quieres estar escribiendo código todo el tiempo. La mayoría de ellos suelen preferir buscar la forma de resolver un problema, informarse y buscar una solución lógica más que por las palabras que escriben en una pantalla.

Los robots en la actualidad son capaces de hacer de todo, desde aspirar nuestros suelos hasta traernos los paquetes a casa (en algunas zonas). Pero las empresas siguen existiendo y siguen necesitando humanos que los gestionen y mantengan. Muchos trabajos han pasado de hacer la tarea a gestionarla.

Xiaomi Robot Vacuum Mop 2S

Xiaomi Robot Vacuum Mop 2S

Este robot aspirador también pasa la mopa húmeda. Tiene sensor láser y navegación inteligente con una autonomía aproximada de hora y media.

Cómpralo al mejor precio

En el caso de los programadores, la Inteligencia Artificial puede producir código para nosotros, pero ese código todavía tiene que ser desplegado y mantenido. 

En pocas palabras, al adoptar la IA, los desarrolladores pueden posicionarse en lo más alto en un mundo en el que esta ayuda. Siempre que hay cambios, hay oportunidades, por lo que merece la pena prestar atención a la Inteligencia Artificial y formarse en ella ahora que es joven.

"Esperamos que las investigaciones futuras den como resultado herramientas que mejoren la productividad de los programadores y nos acerquen a una IA capaz de resolver problemas", afirman algunos investigadores.

FIFA 23 Qatar 2022

Inteligencia artificial vs. inteligencia humana

Existen grandes diferencias entre la inteligencia humana y la artificial, por lo que en realidad no existe en sí un enfrentamiento para ver cuál de las dos es mejor. 

Los investigadores han señalado que gran parte del trabajo que conlleva un gran proyecto de ingeniería de software, como el diseño de un navegador web implica comprender las necesidades de los seres humanos que van a utilizarlo. Estas necesidades son difíciles de entender y plasmar por la IA para luego producir código.

¿Qué es OpenAI y su propuesta para la inteligencia artificial?

Un claro ejemplo que encontramos entre ambas para diferenciarlas es que la inteligencia humana gira en torno a operaciones cognitivas, es decir, el cerebro trabaja con la información que le rodea, la almacena y la analiza para tomar decisiones correctas. La IA se concentra en crear máquinas que puedan imitar el comportamiento humano, pero no calcarlo.

Si nos centramos en el proceso de aprendizaje, algo en lo que también se centra la IA, la inteligencia humana depende de los obstáculos y cambios a los que se enfrenta en la vida y de las reacciones y decisiones finales que toma, lo que puede dar lugar a millones de resultados. Sin embargo, la IA se describe o diseña sólo para tareas precisas.

Eso sí, hay ciertos aspectos en los que la IA es ampliamente ganadora como, por ejemplo, en ajedrez u otros juegos. El superordenador Whipps vence a los humanos gracias a que almacena todas las acciones jugadas por todos los humanos hasta el momento. Además, puede pensar en diez jugadas en comparación con los jugadores humanos. Igualmente esto parece algo más anecdótico que realmente "útil".

¿ChatGPT como sustituto de Google?

Otra de las grandes dudas que ha surgido recientemente con la llegada de ChatGPT es si este podría llegar a sustituir a Google. Y es que, este también podría funcionar como un motor de búsqueda. al vez no lo sustituya, pero podría traer grandes competidores al campo de batalla.

El gran punto en contra de Google es el uso excesivo de publicidad y un posicionamiento sospechoso de los resultados, por lo que quizá ChatGPT sea una gran opción. Es cierto que aun es nuevo, impreciso y experimental, y que presenta problemas, pero tiene algunas cosas a su favor como motor de búsqueda.

Quantum Processor

Veamos algunos de ellos:

  • Podría aprender con el uso, como cualquier IA
  • El modelo de conversación es posiblemente un mejor mecanismo de búsqueda, de manera que solo tienes que hacerle preguntas de manera convencional y las entenderá, dándote resultados hiper precisos.
  • Podría impulsar la innovación en un ámbito en el que no se ha experimentado mucho últimamente

Eso sí, como antes hemos dicho, esto es algo aun temprano para predecir ya que, por ejemplo, la actual base de conocimientos de ChatGPT termina en 2021, por lo que algunas consultas y búsquedas resultan inútiles.

Este también puede dar respuestas totalmente erróneas y presentar información errónea como un hecho, escribiendo "respuestas que suenan plausibles pero incorrectas o sin sentido", admite la empresa (OpenAI).

La IA revolucionará por completo nuestra forma de trabajar

Muchos expertos coinciden en esta misma conclusión: si bien es cierto que algunos empleos desaparecerán, surgirán otros nuevos que impliquen trabajar con IA. El cambio será similar a la remodelación de la mano de obra tras la Revolución Industrial.

"Gran parte de la cultura de la era moderna se construye en torno a la idea de trabajar 40 horas, sin tener en cuenta si esas horas atadas a un lugar, un escritorio o una función son realmente necesarias", afirma Robb Wilson, investigador de IA y autor de Age of Invisible Machines. Es posible que las empresas abandonen la idea de una semana laboral de 40 horas, que no nos vendría nada mal.

2001 Una odisea del espacio

La IA ya se ha adentrado en casi todas las industrias, pero el futuro de esta promete revolucionar aún más ciertos sectores.

Por ejemplo, con la Inteligencia Artificial, los médicos podrán diagnosticar mejor las enfermedades, lo que hará más probable un tratamiento precoz que salve vidas. Algún día, el reconocimiento facial por IA en las cámaras de seguridad podría ayudar a los agentes de policía a atrapar a posibles delincuentes. 

Por otro lado, la IA ya está en desarrollo para detectar de forma más inteligente el fraude en línea y proteger a los consumidores. O tan solo recordemos esos coches que ya están empezando a conducirse solos.

Sabiendo todo esto, solo queda decir que ha sido el ser humano el que ha desarrollado la IA y, a pesar de los esfuerzos por imitar la inteligencia humana a través de esta, todavía queda mucho camino por recorrer para conseguir un sistema inteligente que pueda conquistarnos.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.