Ruedan el primer vídeo porno utilizando drones

Ruedan el primer vídeo porno utilizando drones.

No tenemos muy claro si realmente es un vídeo erótico, un Buscando a Wally para adultos, o una anuncio publicitario para mostrar las ventajas de rodar con drones.

Pero la realidad es que Drone Boning puede considerarse como el primer vídeo porno rodado con drones, porque contiene a personas realizando el acto sexual completamente desnudos.

Pero no es una película pornográfica ni se va a vender como tal. Drone Boning es, en realidad, un vídeo artístico realizado por una agencia de publicidad neoyorquina, con la intención de crear un debate sobre el vouyerismo y el derecho a la intimidad:

Drone boning video porno con drones

Este es primer videoclip musical rodado con un drone

Drone Boning es obra de Ghost+Cow Films, una agencia publicitaria de Nueva York especializada en videoclips musicales y anuncios de televisión e Internet.

"Queríamos explorar la idea de la privacidad asociada a los drones. Una especie de "haz el amor y no la guerra" con estos dispositivos", confiesa Brandron LaGanke, uno de los realizadores del corto. "Todo comenzó con un comentario divertido sobre los drones y el vouyerismo, que rápidamente se convirtió en un concepto de rodaje".

En el vídeo se pueden ver hermosísimas tomas aéreas de unos viñedos, una playa o un monte... con gente haciendo el amor en diferentes lugares. "Queríamos explorar el valor artístico de esta perspectiva", reconoce John Carlucci, el otro productor del filme.

Según confiesa, el rodaje no fue sencillo. En la escena de la playa apareció una mujer exclamando: "¿En serio estáis rodando una película porno en la playa en la que paseo con mi perro y con mi hijo?", y tuvieron que marcharse con una única toma.

También tenían pensado incluir una escena en un barrio urbano, con gente haciendo una barbacoa, mientras el drone volaba hacia la parte de atrás de la casa para mostrar a una pareja en pleno acto. Pero la dificultad de rodar este tipo de escenas en una zona habitada les hizo cancelar la toma.

¿Un vídeo artístico reivindicativo, o un simple vídeo porno con drones, como estratagema publicitaria para ofrecer sus servicios como publicistas? Puedes juzgar por tí mismo viendo el vídeo Drone Boning, pero debemos avisarte de que contiene escenas de desnudos y poses pornográficas, así que cuidado con quién lo ves...

[Fuente: Motherboard]