Skip to main content

Análisis de Xbox Series S en 2022, ¿vale la pena?

analisis xbox series s 2022
A.A.H.

08/02/2022 - 15:00

Tras unas semanas usando Xbox Series S como consola principal, te cuento si merece la pena en 2022 en este análisis en el que volvemos a repasar las características de la compacta consola de sobremesa.

Cuando, en noviembre de 2020, Microsoft lanzó Xbox Series X y Series S, pensé que el patito feo iba a ser la segunda. Los motivos eran que es menos potente (bastante menos potente) y que, pese a su arquitectura de nueva generación, eso iba a pesar muchísimo.

Mantengo que si quieres jugar al máximo, lo más recomendable es comprar una Series X -análisis- o una PS5 -análisis-, pero la situación global es la de una crisis bestial en el segmento de los semiconductores y las únicas consolas que han capeado el temporal son Series S y Nintendo Switch OLED -análisis-.

Por eso, nos hemos vuelto a hacer con una Xbox Series S para contaros si vale la pena en 2022 y, tras un mes jugando a diario con esta consola, lo cierto es que creo que es una muy buena opción principal y no solo una compra "de consolación" y que sigue en stock por algo menos de 300 euros.

Apartados del análisis de Xbox Series S:

Se puede poner en cualquier lado y no te enteras de que está conectada

Como te comenté en el análisis de Xbox Series S, el diseño es uno de los mejores puntos de la consola. Cuando se desveló, la verdad es que me quedé algo frío porque parecía un altavoz, pero cuando la tienes entre manos descubres que tiene un diseño elegante y un tamaño espectacular.

Es una máquina que vas a poder poner en horizontal o vertical, ya que disipa bien el calor de ambas formas porque está diseñada para eso y tenemos cuatro pares de almohadillas para que se pueda poner tumbada o de pie sin necesidad de comprar una base.

Sin embargo, yo la tengo en la mesa del despacho, en mi escritorio. La probé en vertical, pero al final he decidido que como más me gusta es en horizontal porque el logo de Xbox así queda alineado y, además, puedo poner el mando o alguna figura sobre el chasis.

Y te confieso que me encanta cómo queda. Claro, depende mucho de tu decoración, pero creo que con mí setup encaja bastante bien en este color blanco (que, por otra parte, es el único disponible a no ser que le compres algunos vinilos).

Pero bueno, si seguimos con el diseño, es importante no tapar el ventilador (ese circulo enorme negro) ni la rejilla superior (si está en vertical, la rejilla de la derecha si está en horizontal). Es por donde entra/sale el calor, así que vale la pena no poner obstáculos.

En la parte frontal tenemos el botón de encendido, el USB-A para cargar el mando, por ejemplo, pero que también suministra energía para cargar dispositivos y un botón de sincronización. 

En la trasera están los puertos. Tenemos otros dos USB-A, el puerto Ethernet, el HDMI 2.1, una bahía para tarjetas de expansión y el puerto de alimentación.

Me sigue alucinando que la fuente vaya en la parte interna ya que, como hemos podido ver en un vídeo reciente de Digital Foundry, tiene un tamaño espectacularmente pequeño, como todo el interior de la máquina.

Pero bueno, al final lo que importa es lo de fuera y estoy muy contento con Series S en lo que a diseño se refiere.

El mando de serie me sigue pareciendo muy bueno, aunque lo mejor es que puedo usar mi Elite

Tras más de un año jugando con este nuevo mando, te puedo decir que... no noto mucho cuándo cojo un mando V2 de Xbox One y cuándo el de Series. Sí, tiene cosas nuevas como un agarre con una nueva textura que mejora la sensación en la mano, los gatillos también son algo distintos y el botón de sacar capturas es cómodo.

Sin embargo, las sensaciones son extremadamente similares a las de los mandos V2 de anterior generación.

Me gusta que tengamos el puerto USB-C para la carga, ya que así puedo coger cualquier cable del salón o del despacho para realizar esta carga porque todos son USB-C, pero al final del día, el mando que más uso es el Elite de primera generación.

Me quiero comprar el nuevo, el del Jefe Maestro que casi siempre está agotado, pero puedo utilizar tanto los mandos de Xbox One como mi mencionado Elite.

analisis xbox series s 2022
A.A.H.

Eso es algo que me encanta de Xbox Series, la posibilidad de utilizar accesorios y periféricos de la generación anterior sin ningún problema, pero lo bueno es que también puedes usar teclados y ratones tanto USB como los que se conectan mediante un USB de 2,4 GHz.

De hecho, como hay tantos juegos compatibles con teclado y ratón y está en el escritorio, siempre tengo conectado el USB de Razer para utilizar el Pro Type Ultra -análisis- y el Pro Click Mini -análisis-. Tengo estos periféricos conectados al Mac vía Bluetooth y a la Xbox por el USB.

Una diferencia sustancial respecto a Series X, pero ideal si tienes un monitor FullHD

La experiencia jugando no ha cambiado y tenemos una consola que se lleva muy bien con la resolución FullHD y, en algunos juegos, saca partido a los 1.440p. 

Xbox Series X y Series S

Cómo instalar y configurar Xbox Series X y Xbox Series S

Si quieres la última experiencia visual, esta máquina no es para ti, pero lo cierto es que he aprendido a valorarla.

Lo primero es que me sigue pareciendo increíble el poco ruido que hace y la temperatura tan baja a la que se mantiene la salida de aire si la comparamos con One X y Series X.

 Series X salida de aireSeries S salida de aireOne X salida de aire
Tras 30 minutos de juego a Gears 547º34º61º
Sistema en el menú31,2º29,7º35º

Es una máquina que, prácticamente, ni se nota que está encendida y, de hecho, tengo una unidad de 8 TB al lado para almacenar juegos y se escucha más la vibración del HDD externo que lo que puede emitir la propia Series S.

Incluso jugando a los que más ponen al límite la máquina como Gears 5, Halo Infinite o Avengers, se mantiene supersilenciosa.

 Series XSeries SOne XOne
Tras 30 minutos de juego a Gears 543,9 dB38 dB63 dB51 dB
Sistema en el menú41,8 dB36 dB44 dB46 dB

También consume la mitad que su hermana mayor cuando estamos jugando, algo totalmente lógico porque ni el sistema de ventilación es tan grande ni, por supuesto, el SoC es tan... tragón.

  Series X Series S One X
Gears 5 144 W 58 W 132 W
Sistema en el menú 34 W 29 W 43 W
Inicio automático (reposo) 22 W 21 W 34 W

Pero bueno, ¿a qué he estado jugando? Como tengo Series X, no he instalado en esta Series S los juegos más punteros en gráficos, pero sí me he puesto algunas experiencias que me apetecen más en en el despacho, por el motivo que sea, juegos multi para no molestar a mi pareja cuando hablo por los cascos o títulos que no están optimizados para la nueva generación.

SSD externa

Las 5 señales que podrían indicar que tu SSD está empezando a fallar y deberías cambiarlo

He estado jugando a Destiny 2, que se ve genial en Series S, a Back 4 Blood que sí, es mejor en Series X, pero cuyos gráficos no son el punto fuerte, a Fortnite y a Halo Infinite porque estoy sacando la campaña en legendario, además de para el multijugador.

También me he puesto varios juegos que puedo disfrutar perfectamente con ratón y teclado, como Los Sims 4 y algunas joyas antiguas que me apetecen últimamente.

VIDEO

Gameplay Xbox Series S

Y la experiencia jugable es muy buena, ya que la Series S ofrece un buen rendimiento a nivel general. Me encanta que todo se cargue tan rápido, que la máquina se encienda al instante y que los juegos antiguos de Xbox y 360 se vean mejor que en su día.

Y es cierto que tengo una gran biblioteca de juegos digitales debido a mi trabajo, pero si me pongo en la piel de alguien que la quiere solo para Game Pass, disfrutaría muchísimo con este servicio.

analisis xbox series s 2022
A.A.H.

Además, y de esto te hablaré en un artículo que tengo que preparar con tiempo, aunque a nivel de potencia interna no se pueda comparar con Series X, gracias a Xcloud integrado en Game Pass puedes jugar títulos sin descargarlos.

De esta forma, y con una muy buena conexión a la red, solventas el problema del almacenamiento y, además, puedes jugar con assets de Series X en tu Series S. Eso sí, la resolución máxima es 1.080p, de momento.

Velocidad por bandera, aunque se queda muy corto

Donde mantengo lo que dije a finales de 2020 es en el apartado del almacenamiento. Estas semanas utilizando Series S como consola principal me he quedado muy rápido sin posibilidad de descargar juegos.

Aquí es tanto problema mío, no lo voy a negar, como de la consola. Creo que esta generación todas las consolas deberían haber salido con más de 512 GB de almacenamiento (que, como es evidente, no son 512 GB efectivos, sino algo menos).

1 TB habría sido lo ideal de serie porque, como digo, está enfocada a que un usuario la compre y empiece a bajar juegos de Game Pass y, precisamente, algunos de los juegos más populares son los que más almacenamiento consumen.

También hay un problema por mi parte, ya que soy de los que se baja bastantes títulos porque tengo un juego principal y, generalmente, varios online a los que voy saltando, o un indie al que dedico unas horas cuando no me apetece seguir con el juego con el que estoy de principal.

Pero bueno, entonado el mea culpa, las opciones que tenemos para ampliar este almacenamiento pasan por las unidades externas. Tenemos las tarjetas de memoria que ya analizamos en su día y que replican la velocidad del almacenamiento interno.

analisis xbox series s 2022
A.A.H.

Estas tarjetas, con formato propietario, permiten ampliar el almacenamiento con las mismas características que el SSD interno a nivel de velocidad, por lo que podemos instalar juegos optimizados para la nueva generación sin problemas y, además, llevarlos cómodamente a casa de un amigo.

Por otro lado tenemos la opción de conectar un SSD externo o un HDD externo vía USB. En estas unidades, aunque el SSD sea el más rápido del mercado, solo podremos instalar los juegos que no tengan la etiqueta de "Optimizado para Xbox Series X|S".

analisis xbox series s 2022
A.A.H.

Así que, te recomiendo utilizar la poca capacidad interna para los juegos que, obligatoriamente, deban ir ahí y tener una unidad externa con juegos de Xbox, de 360 o los que no están optimizados. Yo estoy probando la unidad de 8 TB de Seagate que se puede comprar por unos 166 euros y pronto traeremos el análisis.

Lo que me encanta es que la arquitectura es idéntica a la de Series X y tenemos unos tiempos de carga cortísimos, la posibilidad de usar Quick Resume (que, básicamente, permite apagar la consola en ciertos juegos y, al volver, que estemos en el punto exacto en el que los dejamos sin pasar por tiempos de carga ni menús) y también podemos descargar juegos muy rápido.

Opinión de Xbox Series S en 2022: ha pasado de consola secundaria a centro de juegos principal

Al final, y esto no es nada malo, rectificar siempre está bien y, mientras en 2020 pesaba que Series S era una consola secundaria, ahora pienso todo lo contrario.

En aquel momento el contexto me llevó a pensar eso: teníamos PS5 y Series X, consolas mucho más potentes y realmente de nueva generación y una Xbox One X que se sigue viendo genial a 4K. 

Veía esta Series S como la compañera de una PS5, de un PC o de una Switch, pero si realmente querías una Xbox de nueva generación, tenías que apostar por Series X.

analisis xbox series s 2022
A.A.H.

Sin embargo, la crisis de los semiconductores ha puesto a las máquinas más potentes en su lugar (fuera de stock) y es Series S la que ha tenido unidades a la venta prácticamente durante todo este año y medio. 

Sigue siendo una compañera genial de un PC si la quieres como máquina de Game Pass para el salón, pero es que también me parece una máquina que se ha convertido en prioridad si no tienes una tele 4K y quieres disfrutar de una arquitectura de nueva generación.

No ofrece los juegos más nítidos y detallados y, por eso, creo que es ideal para monitores FullHD o 1.440p, pero es muy rápida, no hace prácticamente ruido, la conexión a internet vía Wi-Fi es muy estable y está el mencionado Game Pass.

Xbox Series S

Xbox Series S

Xbox Series S es la consola digital de Microsoft, una Xbox que comparte catálogo y muchas características de Xbox Series X, pero menos potente y enfocada a los servicios como Game Pass.

No voy a comentar su valor como emulador porque, sinceramente, me gustan las consolas como salen de fábrica, pero por todo lo que ofrece la consola en cuanto la sacas de la caja y la conectas, me parece que 300 euros está muy justificado.

La mejor opción sigue siendo una Series X, pero si no la pillas en stock, Series S no es un premio de consolación. Ni mucho menos, simplemente es una alternativa si lo del 4K y assets en ultra te da más o menos igual y lo que quieres es disfrutar de todas las generaciones de Xbox y no comerte tiempos de carga.

Xbox Series S

Xbox Series S

Xbox Series S es la consola digital de Microsoft, una Xbox que comparte catálogo y muchas características de Xbox Series X, pero menos potente y enfocada a los servicios como Game Pass.

Y además