Skip to main content

Trucos fáciles para limpiar y desinfectar con agua oxigenada toda la casa

Agua oxigenada

Getty Images

20/10/2021 - 06:45

En el botiquín tienes un gran aliado de limpieza: el agua oxigenada. Toma nota de estos trucos sencillos para limpiar y desinfectar toda la casa con este producto.

Los gérmenes se acumulan en multitud de lugares de nuestra casa y es importante mantenerlos a raya para no enfermar, especialmente ahora que empieza la temporada de catarros y gripe.

En el mercado hay muchos productos para desinfectar el hogar, desde los más tradicionales, como la lejía o el alcohol, hasta otros limpiahogares formulados sin lejía, como este de Mercadona cuyo principio activo es el cloruro de didecildimetilamonio. 

Hoy te vamos a hablar de otro producto desinfectante tradicional que todos tenemos en el botiquín. Nos referimos al agua oxigenada o peróxido de hidrógeno, que habitualmente utilizamos para limpiar las heridas pero que también se puede usar para eliminar los microbios de infinidad de objetos de nuestra casa. 

Los cepillos de dientes acumulan muchos gérmenes, por lo que es conveniente desinfectarlos cada cierto tiempo. Puedes limpiarlos sumergiéndolos en agua oxigenada durante unos segundos. Eso sí, acláralos con abundante agua antes de utilizarlos. 

El estropajo de la cocina acumula más bacterias que la taza del váter. Es recomendable cambiarlo con mucha frecuencia (tras dos semanas de uso aproximadamente), y también es bueno desinfectarlo a menudo. Puedes hacerlo diariamente con una solución de agua normal y agua oxigenada a partes iguales.

El agua oxigenada también es perfecta para desinfectar las tablas de cortar de la cocina, tanto de madera como de plástico. Rocíalas con una botella con pulverizador y acláralas bien antes de usarlas de nuevo.

También puedes utilizarla para eliminar todos los gérmenes de la nevera. Después de limpiar el frigorífico, pulveriza agua oxigenada en el interior y deja que actúe durante unos minutos. Luego, aclara bien con agua y un paño.

Blanquear las juntas de los azulejos es otra de las tareas que el agua oxigenada hace a la perfección. Haz una pasta con peróxido de hidrógeno y bicarbonato de sodio, extiéndelo sobre la lechada de los azulejos, deja que actúe durante unos minutos y luego aclara con agua. 

El peróxido de hidrógeno también es un aliado infalible en la lavandería. Puedes blanquear la ropa añadiendo una taza en el lavado, y también es útil para eliminar las manchas de sudor de las axilas.

Además, puedes utilizar agua oxigenada para desinfectar todo tipo de objetos, como los juguetes de los niños y de las mascotas, los pomos de las puertas, los grifos y otras superficies en las que pueda haber gérmenes. 

Etiquetas:

#Hogar, #limpiar, #Limpieza

Y además