Skip to main content

10 películas perfectas para amantes de la informática

Matrix

14/04/2019 - 09:00

Los programadores informáticos han sido protagonistas de numerosas películas en los últimos treinta años. Desde que los ordenadores empezaron a aparecer en nuestras vidas, el cine se ha fijado en los programadores y no es raro verlos en la gran pantalla. Hemos seleccionado diez películas donde los protagonistas son programadores o en las que la informática es de gran importancia.

Los programadores informáticos aparecen cada vez en más películas y series. De personajes secundarios han pasado a ser protagonistas y generar la curiosidad de los espectadores. Por ese motivo, no podíamos pasar la oportunidad de preparar un listado con diez películas protagonizadas por programadores informáticos.

En el cine, los programadores casi siempre han sido mostrados como el mismo tipo de personaje: un chico joven, algo introvertido y muy inteligente. El perfil de persona poco sociable con el que suelen caracterizar a los nerds o adolescentes aficionados a los cómics se mantiene en estos personajes.

En cuanto a las cuestiones informáticas, cualquiera con un mínimo de conocimiento se dará cuenta de que las películas son, como mínimo, algo fantasiosas en las posibilidades o la rapidez con la que crean un código que funcione. ¿Que hay una puerta cerrada? Se conectan con cualquier equipo y en dos minutos han conseguido desbloquearla independientemente del lenguaje o software que se use. La magia del cine.

Las 50 mejores películas de Netflix que puedes ver

Aun así, también hay que reconocer que el mundo del cine ha sido muy magnánimo con los programadores y que casi siempre los muestran como buenas personas u héroes. Más o menos raros, suelen ser gente de buen corazón.

Hemos preparado un listado con algunas de nuestras películas favoritas protagonizadas por programadores informáticos. Esperamos ampliarla en el futuro.

Juegos de guerra

Quizá la primera película sobre el mundo de la informática y los riesgos que puede provocar un programa informático. Junto a otras de la época, es uno de los clásicos de los 80 que marcaron a tantos adolescentes de la época y una película que pronto se transformó en obra de culto.

Rodada en 1983, la película está protagonizada por un joven informático que se cuela en el Departamento de Defensa de Estados Unidos y se ve envuelto en una situación que puede desatar una guerra nuclear. Es una película muy fantasiosa con un mensaje más enfocado a los peligros de la guerra atómica que a las amenazas informáticas. Muchos recordarán que la temática es muy avanzada al presentar un programa informático que actúa como si fuese una IA.

Todos los que hayan visto la película recordarán los momentos finales y el mensaje positivo y educativo que se muestra en Juegos de guerra, así como al joven Matthew Broderick viendo uno de los primeros ejemplos de Machine Learning de la historia del cine.

Las mejores películas sobre extraterrestres de Netflix

Descifrando enigma

Mucho más reciente es Descifrando Enigma. Aunque no es una película informática per se, sí es un ejemplo sobre cómo programar código. El biopic sobre Alan Turing muestra la vida de este genio que fue de capital importancia en la II Guerra Mundial al descifrar los códigos de encriptación alemanes.

Alan Turing está considerado el padre de la computación y fue un brillante matemático y criptógrafo que innovó como pocos. Tras ayudar en la guerra, diseñó los primeros computadores electrónicos, pero fue condenado por su homosexualidad a los 40 años y falleció dos años después.

La película de 2014 se centra en varios aspectos de su vida y está protagonizada por Benedict Cumberbatch, aunque gran parte del metraje se centra en el tiempo que trabajó en su conocida máquina Enigma y las dificultades personales a las que se enfrentó al ser una persona cuyas técnicas de trabajo superaban su contexto histórico.

Obtuvo ocho nominaciones a los premios Oscar y ganó el de Mejor guion adaptado. Es una película que puede ver cualquier persona, ajena o no a la informática.

Hallados 148 documentos desconocidos de Alan Turing

Ex Machina

En los últimos tiempos estamos viendo muchas polémicas en el mundo de las grandes empresas. Esta película de pura ciencia ficción muestra la visita de un programador informático a casa de su multimillonario jefe. Ha sido convocado para pasar una semana con él para someterse a una serie de pruebas cuyo objetivo desconoce. Sin que sea un spoiler, en la película se habla de robótica.

El debut de Alex Garland, quien posteriormente dirigió Aniquilación, es una propuesta arriesgada en algunos aspectos y diálogos, pero que también cuenta con grandes intérpretes como Oscar Isaac, Alicia Vikander y Domhnall Gleeson. Muchos recuerdan sobre todo los efectos especiales que le hicieron llevarse el premio a Mejores efectos visuales.

Más que sobre la programación en sí misma, la película se desarrolla bajo el tema de la ética y las IA, aunque llegado un momento se transforma en un thriller en el que los tres personajes se enfrentan en el entorno de la futurista casa.

Tron

Decir Tron es imaginar algunos fotogramas de la película. Se haya visto o no, es parte de la cultura popular por la sorpresa visual que supuso en su momento. No es tan antigua como muchos imaginan, ya que se estrenó en 1982, gran año para el cine de ciencia ficción en el que también llegó a los cines Blade Runner.

En la película, un informático es trasladado físicamente a dentro de un ordenador. La transportación no es solo mental, se descompone a nivel molecular y aparece dentro del programa, por lo que le ocurra allí tendrá todas las consecuencias.

Esta película cuenta con muchas novedades visuales; sin embargo, para muchas personas es tremendamente aburrida y llega el momento en el que no tiene mucho sentido. Aunque solamente por las propuestas que hizo merece la pena ser vista.

Moto inspirada en la película Tron, fabricada por Lotus

Como anécdota, seguro que muchos no la han visto, pero sí el capítulo de Los Simpsons en el que Homer viaja a una realidad similar, ¿verdad?

El círculo

Esta película reciente es una adaptación de la novela de Dave Eggers del mismo nombre que habla de la mayor empresa tecnológica del mundo y cómo una joven entra a trabajar en ella. Esta empresa es muy cercana en algunos aspectos a Google y la joven programadora es interpretada por Emma Watson.

En El círculo hay una crítica a los actos de esta empresa y toda la información que absorbe de usuarios y trabajadores. Todo parece estar hecho para regir según las normas que ponen y a olvidar muchos aspectos de la privacidad. A Mae Holland no le gustan las prácticas que empieza a descubrir ni el mandato que lleva el personaje interpretado por Tom Hanks como CEO de la empresa.

Algo inocente en algunos momentos, la película es una muestra de muchas cosas que ocurren a día de hoy en el mundo empresarial y los desafíos a los que nos enfrentamos. La película de 2017 pasó bastante desapercibida en taquilla.

Johnny Mnemonic

Dicen que vivimos en un mundo cyberpunk y en cierto modo es verdad. Para quien no lo sepa, William Gibson fue el inventor de este género y la palabra cyberspace con su novela Neuromante. Después prosiguió por el mismo camino y de una de sus obras posteriores nació esta película protagonizada por Keanu Reeves. 

La película de 1995 está situada en el -por entonces lejano- año 2021 y el protagonista es un mensajero de datos que graba directamente la información en su cerebro. Es una historia con mucha acción y que plantea un futuro sucio, lleno de mendicidad, donde la tecnología es tan omnipresente como hoy día. Igual que Días extraños, la sociedad vive en un caos violento y la piratería informática es tónica habitual.

Las mejores películas bélicas de la historia

Otra adaptación de William Gibson es New Rose Hotel, de 1998, una película que parte de la base narrativa de la historia pero se pierde en los derroteros obsesivos de Abel Ferrara, su director.

Como en otras tantas películas de este tipo, tiene mayor interés como curiosidad y comparación con nuestra realidad que como obra cinematográfica. 

Los becarios

No queda claro si esta es una comedia simple o un anuncio de Google, pero parece ambas cosas. Dentro del mercado habitual de comedias previsibles que al menos hacen sonreír, está protagonizada por Vince Vaughn y Owen Wilson y trata de la entrada de ambos como becarios en Google y cómo intentan superar a becarios en la misma posición.

La película explota la comedia desde dos ámbitos, el primero es el enfoque profesional y vital que tienen dos personas ajenas al mundo de la informática al entrar en una empresa puntera como Google; el otro es la brecha generacional entre ellos y los jóvenes a los que doblan en edad. 

La química entre la pareja de cómicos protagonistas funciona bastante bien y los secundarios los acompañan sin que se resienta la película a pesar de la suma de tópicos que son las distintas personalidades que la pueblan.

No hay que esperar grandes discursos ni mensajes en esta película, es más una colección de tópicos que funciona inesperadamente bien a la hora de hacer sonreír al espectador y lograr que pasen las dos horas de película sin que se mire el reloj.

Ghost in the Shell 

Si al leer el título te ha venido a la cabeza la película protagonizada por Scarlett Johansson es que no has visto el clásico de animación de 1995

Ghost in the Shell es la adaptación del manga de Masamune Shirow protagonizada por la policía robot más conocida del cine. Esta película forma parte de esas obras manga que mezclan cyberpunk, poesía visual, drama metafísico y una historia casi impecable. La herencia de William Gibson aparece en distintos aspectos de la obra, pero lo importante son las reflexiones sobre la libertad y la humanidad que desprende.

Ghost In the Shell regresa con una nueva serie 3DCG en Netflix, aunque toca esperar

La búsqueda del hacker que está dañando las “autopistas de la información”, un espacio físico habitado por conciencias humanas y toda clase de personas, cuenta con muchos detractores de su ritmo narrativo, en ocasiones parco, pero es una experiencia visual que con el tiempo se ha transformado en admirable al ver que es de 1995.

Matrix

No podía faltar Matrix dentro de la lista de películas en las que la informática es de vital importancia. Nada más salir, marcó una revolución en 1999 que tocó distintas áreas: pensamiento, estética, efectos especiales, acción… Para valorar lo que marcó a una generación de espectadores, basta con pronunciar los nombres de Neo, Trinity o Morfeo para que a muchos les vengan a la cabeza los personajes.

Con una clara influencia de la literatura de Philip K. Dick, las hermanas Wachosky dirigieron un clásico de la ciencia ficción en el que su protagonista despierta de la realidad virtual en la que vive sin saberlo y a la que vuelve en distintas ocasiones con idea de liberar la consciencia de los humanos esclavizados.

El origen del código de Matrix está en un libro de cocina

Los equipos informáticos -mezcla última tecnología y chatarra-, naves espaciales, una revisión de la estética cyberpunk y demás detalles consiguen que la película no haya envejecido tanto como pueda pensarse.

Tras su estreno llegó Animatrix, compuesta por nueve cortos animados ambientados en el universo de la película, y dos secuelas: Matrix Reoaled y Matix Revolutions. En cuanto a la calidad de estas películas preferimos no opinar para evitar polémicas.

La red social

La película de David Fincher no ha estado exenta de polémica desde que se estrenó. Con tantos detractores como adoradores, narra los comienzos de Facebook y el interminable conflicto legal de Mark Zuckerberg con los gemelos Winklevoss por decidir quién es el creador de la idea de esta red social.

El gran mérito de David Fincher con La red social es su capacidad para mantener la atención y crear tensión a pesar de estar narrando una historia poco emocionante. Durante 120 minutos se ve el avance de la red creada por las manos de un estudiante hasta convertirse en un fenómeno mundial. Pero la película busca el lado personal y los conflictos de Mark Zuckerberg con su entorno mientras va creciendo la red.

El enfoque de la narración se sitúa en un punto de vista lo más objetivo posible, sin orientarse a ninguna lectura personal y, quizá, ahí está uno de los aspectos más discutibles que se pueden encontrar. La película consiguió tres Oscar, en guion, montaje y banda sonora; y una gran taquilla.

Tags:

#sync

Ver ahora: