iPhone X, análisis y opinión

iPhone X, análisis y opiniones

Lo mejor

  • Elegante como ninguno
  • Face ID es espectacular
  • Bienvenido sea el OLED
  • La cámara está al más alto nivel

Lo peor

  • Es el iPhone más caro
  • No trae cargador rápido
  • Los laterales atraen las huellas
  • Quedan aplicaciones por adaptar
iPhone X

iPhone X Apple

Nota de análisis

93
  • Especificaciones

    Sistema operativo IOS 11
    Tamaño 5.8 pulgadas
    Resolución 2436x1125
    Cámaras 12.0/7.0 mpx
    Capacidad 2716 mAh
    Memoria Interna 64 GB, 128 GB, 256 GB
Es el X: diez años de historia del iPhone

El iPhone X es un punto y aparte en la historia del iPhone. Han pasado exactamente diez años desde que Steve Jobs presentara sobre el escenario el iPhone, aquel terminal con pantalla táctil que tenía por objetivo competir frente a las compañías que por aquel entonces lideraban el mercado de la telefonía móvil: Motorola, BlackBerry, Palm y Nokia, muchas de ellas desaparecidas en combate a día de hoy. Diez años de historia que culminan en el X, el protagonista de nuestro análisis.

Diez años de historia del móvil de Apple se dan cita en el iPhone X

El iPhone X es el iPhone del que todo el mundo está hablando. Apple ha cerrado un ciclo con los últimos iPhone 8 y iPhone 8 Plus, los cuales han puesto punto y final ya no solamente a un diseño que nos ha acompañado durante años, sino también a una filosofía que ha respaldado las características de los iPhone durante generaciones.

Olvida todo lo que sepas sobre los móviles de Apple, porque el modelo que protagoniza esta prueba a fondo no tiene nada que ver con lo que hemos visto en los últimos años. Para mí, como usuario de un iPhone, hacer este análisis en buena medida me ha obligado a aprender de nuevo a utilizar el iPhone.

Nuestra opinión sobre el iPhone X en este análisis

¿Por qué es tan especial el nuevo iPhone X? Es el primer iPhone que prescinde del lector de huellas en favor del Face ID, la tecnología de reconocimiento facial de Apple; es el primer iPhone que tiene pantalla OLED, en lugar de las habituales IPS LCD a las que nos había acostumbrado la compañía; y salta a la vista que es el primer iPhone que, al menos si miramos el recorrido de aquí a los tres últimos años, cambia radicalmente su diseño —especialmente en el frontal. Es el primer iPhone en estrenar muchas cosas, con todo lo bueno y malo que ello conlleva.

 iPhone XiPhone 8 PlusiPhone 8
Pantalla5,8" (19,5:9), OLED5,5" (16:9), LCD4,7" (16:9), LCD
SeguridadFace IDTouch IDTouch ID
Cámara

12 megapíxeles (28 mm, f/1.8, estabilización óptica) +

12 megapíxeles (56 mm, telefoto, f/2.4, estabilización óptica)

12 megapíxeles (28 mm, f/1.8, estabilización óptica) +

12 megapíxeles (56 mm, telefoto, f/2.8)

12 megapíxeles (f/1.8, estabilización óptica)

ProcesadorApple A11 BionicApple A11 BionicApple A11 Bionic
Precio1.159 euros919 euros809 euros

El iPhone X está disponible en un único tamaño de pantalla, 5,8 pulgadas, aunque por las dimensiones de su cuerpo está a medio camino entre el iPhone 8 y el 8 Plus. Está alimentado por el procesador más potente de Apple, el A11 Bionic, y por la parte de la cámara principal puede presumir de un sensor dual de 12 megapíxeles con estabilización óptica en ambas lentes. Está a la venta por 1.159 euros (el modelo de 64 GB), aunque nosotros hemos probado la versión de 256 GB, que es algo más cara.

Si nos ceñimos a las versiones base de cada iPhone que ha salido al mercado en los últimos años, el iPhone X es el más caro de todos los móviles que ha lanzado Apple en la historia reciente. Es una tendencia que irá a más, y no olvidemos que en los últimos meses hemos visto lanzamientos como el del Note 8 a un también nada despreciable precio de salida de 1.010 euros. No es nada barato comprar cualquiera de los mejores móviles de este año.

El iPhone X es el iPhone más caro de la historia

Por otra parte, dado que son muchas características nuevas antes de empezar con el análisis del iPhone X me parece interesante mencionar de antemano el hecho de que como usuario de iPhone desde hace años ahora mismo vengo de un iPhone 6s Plus, ya que eso os ayudará a entender muchas de las peculiaridades que voy a comentar sobre este móvil a lo largo de la prueba. En cualquier caso, no es nada diferente a lo que sentiría un usuario de un iPhone 7 o iPhone 7 Plus al probar por primera vez este nuevo iPhone.

¿Quieres comprar ya el iPhone X? Hazte con el modelo de 64 GB

Entonces, ¿qué preguntas vamos a resolver en este análisis? Muchas, pero algunas de las que estamos seguros que a vosotros también se os han pasado por la mente son las siguientes: ¿qué tal se ve esta nueva pantalla OLED? ¿Molesta mucho el marco que hay arriba? ¿Funciona bien el Face ID? ¿Cómo de buena es la cámara? ¿La batería llega hasta el final del día? Para resolverlo, te invitamos a que leas la prueba a continuación. Para ir por orden, empezaremos hablando del diseño.

Análisis en vídeo

Diseño: consigue que te enamores de su aparente fragilidad

iPhone X, análisis: nuestras opiniones sobre el diseño

Aunque los nuevos iPhone 8 ya han dado un tímido salto para actualizar su diseño tras tantos años alimentándose de una estética sin variaciones desde el lanzamiento de aquel iPhone 6 hace ya tres años, es el iPhone X el que realmente rompe radicalmente con el diseño de los móviles de Apple tal y como lo hizo en su día el iPhone 6 respecto al iPhone 5S: a su carcasa trasera de cristal se le suman unos bordes metálicos con un acabado cromado que dan vida a un conjunto que no pasa desapercibido a primera vista. Ahora, el iPhone es descaradamente bonito.

Galería de fotosDiseño del iPhone X: Fotos del móvil de gama altaver las 10 fotos

El diseño del iPhone X enamora a primera vista. Tenía mis dudas acerca de la nueva posición de la cámara principal (con ese cambio de un diseño horizontal a un diseño vertical, aunque os puedo asegurar que la cámara sigue sobresaliendo lo mismo o incluso más que la del iPhone 8 Plus), pero unos pocos minutos con el teléfono en la mano son suficientes para darse cuenta de que su diseño en las distancias cortas despeja cualquier posible duda.

iPhone X frente al iPhone 8 Plus

Es un móvil que en la mano se siente como el objeto de deseo que aspira a ser. Si sujetas el iPhone X en una mano, y el iPhone 8 Plus en la otra, te das cuenta de que el nuevo iPhone se nota mucho más suave (gracias a esos bordes cromados de los que hablábamos antes), y es infinitamente más cómodo de manejar -ahora hablaremos de sus medidas- que cualquier modelo Plus del catálogo de Apple.

Parece mentira que estos dos móviles hayan salido al mercado en el mismo año

Pero también es el iPhone aparentemente más frágil de la historia. Durante todo lo que ha durado este análisis del iPhone X, tengo que reconocer que han sido muy pocas las ocasiones en las que he llevado este móvil sin funda: es evidente que no estamos ante el primer teléfono de alta gama en sumarse a la carcasa trasera de cristal, pero el hecho de que la de este iPhone sea una carcasa de cristal completamente lisa -en lugar de tener curvas a ambos lados, como los Galaxy de Samsung- me hace tener muchas dudas acerca de su capacidad de resistir inmune incluso a la caída más inocente.

Estas fundas transparentes para el iPhone X lucen realmente bien

Eso sí, su aparente fragilidad no cambia el hecho de que a nosotros durante la prueba se nos ha caído en más de una ocasión mientras estaba de pie sobre una mesa (la típica caída en la que el móvil aterriza sobre la pantalla o la parte trasera) y no ha quedado ni un solo rasguño en el terminal. Algo digno de mencionar.

Este dispositivo, recordemos, mantiene la resistencia al agua y al polvo mediante el certificado IP67. Ojo: no es IP68, lo que quiere decir que no se puede sumergir hasta 1,5 metros de profunidad, sino hasta un metro durante 30 minutos. Que tampoco está mal, oye.

El diseño de la pantalla va de esquina a esquina

Pero dejemos por un momento las opiniones personales a un lado para hablar de forma más objetiva del diseño de este iPhone X. Tal y como ya sabréis, este año no hay un iPhone X Plus en el mercado: si te decides a hacerte con él, tan solamente podrás comprar una única versión de 5,8 pulgadas de este teléfono. Y antes de que te eches las manos a la cabeza, permítenos que te digamos que estas 5,8 pulgadas no tienen nada que ver con lo que hayas visto hasta ahora en los móviles de Apple.

El iPhone X comparado con el iPhone 8 Plus

Esta comparativa te puede interesar: El iPhone X frente al iPhone 8 Plus, Note 8 y más móviles de alta gama

Sí, son 5,8 pulgadas, pero son 5,8 pulgadas con formato de 19,5:9. Este dato es de vital importancia, ya que explica que Apple haya conseguido incorporar tanta pantalla en un dispositivo que por sus medidas está a medio camino entre el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. Ni es tan pequeño como un iPhone 8 (o un iPhone 7, o un iPhone 6s, o un iPhone 6...) ni es tan grande como un iPhone 8 Plus: está justo en el medio.

 iPhone XiPhone 8 PlusiPhone 8Galaxy S8
Tamaño de pantalla5,8"5,5"4,7"5,8"
Formato19,5:916:916:918,5:9
Longitud (del móvil)143,6 mm158,4 mm138,4 mm148,9 mm

Ancho (del móvil)

70,9 mm

78,1 mm

67,3 mm

68,1 mm

De lo que supone este formato de 19,5:9 (en términos mundanos, significa que la pantalla es más estrecha y más alargada de lo habitual) hablaremos en uno de los siguientes apartados, el de "Pantalla"; lo que sí os puedo decir, a título personal, es que el iPhone X es el primer iPhone que me plantearía utilizar a diario sin ser un iPhone "Plus", es decir, el más grande del catálogo.

Me gustan los móviles grandes, esos de 5,5 o más pulgadas, pero tras haber estado utilizándolo a diario he terminado convencido de que este modelo me ofrece lo mismo que -por ejemplo- un iPhone 8 Plus pero en menos tamaño. Todo eso de los 18:9 y 19,5:9 ha cambiado por completo el panorama de las pantallas en los móviles: tal y como dijimos en nuestro análisis del Galaxy S8, hablar de pulgadas ya no es suficiente para referirse al tamaño de un teléfono.

iPhone X, iPhone 8 Plus y Note 8De izquierda a derecha: iPhone X, iPhone 8 Plus y Note 8

El iPhone X encaja a la perfección en la mano, y salvo que vengas de un iPhone 7 (o un iPhone 6s, o un iPhone 6...) no vas a notar que el teléfono sea excesivamente pesado. Son 174 gramos de peso, que precisamente están a medio camino entre lo que pesa el iPhone 8 (148 gramos) y el iPhone 8 Plus (202 gramos). No es ni de lejos el más ligero del mercado, pero eso no es un problema.

Así queda el iPhone X en la mano

La distribución de los botones y las conectividades no ha cambiado mucho, y hay que destacar lo bien que queda al alcance del dedo el botón de Encendido cuando sujetas el móvil con la mano derecha. Y recuerda que aquí no hay salida de auriculares, así que nada de cargar el móvil y escuchar música al mismo tiempo (a no ser que te hagas con unos auriculares inalámbricos).

La famosa "ceja", ¿es posible acostumbrarse a ella?

Entremos en detalles del diseño. Por la parte frontal, lo que sin duda más llama la atención es la famosa "ceja" (notch en inglés): es esa franja negra que ocupa parte del espacio que hay encima de la pantalla, y está ahí debido a que Apple no tenía otra forma de incorporar su tecnología de Face ID que no pasara por ocultar todos los sensores dentro de esta franja.

La famosa ceja del iPhone X

La realidad es que nunca te llegarás a acostumbrar a la ceja. Sí que es cierto que esta franja negra pasa completamente desapercibida mientras utilizas el móvil en vertical, pero en cuanto lo giras para -por ejemplo- ver un vídeo a pantalla completa en horizontal, te das cuenta de que tienes a uno de los lados un trozo negro que te está tapando parte de la imagen. No molesta, pero mentiría si os dijera que pasa desapercibida en horizontal.

¿Se puede utilizar la pantalla con una sola mano?

Por sus dimensiones, este móvil está a medio camino entre un iPhone 8 Plus y un iPhone 8

A la pregunta de si el iPhone X es un teléfono que se pueda manejar con comodidad con una sola mano, la respuesta es y no: durante gran parte del tiempo, pero no en el momento en el que por ejemplo quieres desplegar el centro de notificaciones (el cual, recuerda, se despliega deslizando el dedo hacia abajo desde el hueco que hay a la izquierda de la ceja). Pero sí, podrás hacer gran parte del uso del móvil sin necesidad de utilizar la otra mano.

Adiós al Touch ID: ahora todo se hace con gestos

El lector de huellas desaparece para dejar paso a la tecnología de reconocimiento facial

Pero hablar del diseño del nuevo móvil de Apple equivale también a mencionar la desaparición del lector de huellas. Estamos ante el primer teléfono del mundo que en la historia reciente prescinde del lector de huellas dactilares, y lo hace para apostarlo todo al Face ID. Pero, ¿y qué hay entonces de gestos tan típicos en un iPhone como pulsar el botón de Inicio para ir a la pantalla principal? Pues que todo se hace por gestos en la pantalla.

Si estás en una aplicación y quieres ir al Home, simplemente deslizas el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba; si quieres abrir la multitarea, deslizas el dedo hacia arriba pero por el camino lo detienes durante un segundo para terminar el movimiento; y si quieres abrir Siri, mantienes pulsado durante algunos segundos el botón de Encendido.

Dónde comprar el iPhone X más barato: precios con operadoras

Y ya que hemos hablado de la ausencia de un lector de huellas, no podemos seguir con este análisis con opiniones del iPhone X sin antes detenernos en el Face ID, la tecnología que para el próximo año podría convertirse incluso en un estándar en los productos de Apple. Se merece que le dediquemos un apartado entero a continuación.

Face ID: yo ya no quiero más lectores de huellas

Face ID: la tecnología que viene para sustituir al lector de huellas

Fue a pocas semanas de la presentación del nuevo iPhone X cuando se empezó a hablar de que Apple iba a prescindir por completo en su nuevo buque insignia de algo tan básico en un móvil como lo es el lector de huellas. Ya no es que se hablara de que la compañía estaba trabajando para esconder el lector de huellas bajo la pantalla, cosa que además hace poco ellos mismos han desmentido, sino que directamente se dio por hecho que simplemente el Touch ID iba a pasar a la historia. Y así ha sido.

El Face ID se encuentra dentro de la famosa ceja

Antes de meternos en harina, hagamos las debidas presentaciones: has de saber que el iPhone X se desbloquea a través de tu rostro, y lo hace mediante Face ID, que es una tecnología de reconocimiento facial que proyecta sobre tu cabeza hasta 30.000 puntos invisibles (bueno, invisibles al ojo humano, pero sí visibles ante ciertas cámaras) que después el procesador -en este caso, el Apple A11 Bionic- analiza para confirmar si eres tú el que está tratando de desbloquear el móvil.

Si te preguntas si es una tecnología fiable, entonces sí: en teoría es mucho más fiable que el lector de huellas, y Apple dice que la probabilidad de que una persona al azar pueda desbloquear nuestro teléfono es de una entre un millón... frente a una entre 50.000 del Touch ID. A no ser que tengas un hermano gemelo malvado por el mundo, entonces no hay nada que en términos de seguridad deba preocuparte al respecto.

Qué hacer si intentan robarte el iPhone X con Face ID

Eso de las tecnologías de reconocimiento facial siempre me ha generado sensaciones encontradas. Y se debe principalmente a que hasta ahora nunca habíamos visto en el mercado de la telefonía móvil nada remotamente parecido al reconocimiento facial de Apple: lo que pudimos probar en nuestro análisis del Samsung Galaxy S8, por ejemplo, era solamente una pincelada de lo que veríamos con este iPhone X. Y permitidme que os diga una cosa: yo, ya no quiero volver nunca más al lector de huellas.

Face ID

El Face ID a mí me ha funcionado a la perfección. Los dos primeros días fallaba bastante, pero aún así me sorprendió comprobar que a las pocas horas de uso el móvil ya era capaz de reconocerme incluso con las gafas de sol puestas (se ve que tienen que ser gafas no-polarizadas, de otra forma es probable que no funcione), y con los sucesivos días -cada vez que el Face ID falla y te obliga a introducir la contraseña a mano, se supone que el móvil aprende para mejorar el reconocimiento de tu rostro- el sistema se fue perfeccionando hasta un punto realmente sorprendente.

Ojo: eso no significa que alguien pueda "engañar" al Face ID simplemente a base de realizar muchos intentos fallidos de desbloquear tu teléfono con su rostro. Tal y como explica Apple, el sistema solamente depura el reconocimiento del rostro si "el nivel de coincidencia está por encima de un cierto límite". Salvo casos extremos, esta tecnología es segura al 99%.

Situaciones en las que el Face ID del iPhone X funciona a la perfecciónEjemplos de las (muchas) situaciones cotidianas en las que el iPhone X me reconocía siempre a la primera

Lo que podéis ver aquí arriba es una recopilación de algunas de las situaciones en las que el Face ID consiguió reconocerme en casi todos los casos a la primera, tras lo cual lo primero que hice fue inmortalizar un selfie para dejar constancia del desbloqueo exactamente en la posición en la que había accedido al teléfono. Fijaos en que en algunas situaciones prácticamente no se me ve a través de la cámara frontal (la típica situación en la que tienes el móvil en la mesa), y os garantizo que en cada caso el móvil se desbloqueó en esa misma posición.

Ejemplos de situaciones en las que Face ID no funcionaEjemplos de situaciones en las que Face ID no era capaz de reconocerme

Y en esta otra imagen que tenéis aquí arriba, lo que estáis viendo son ejemplos de situaciones en las que el reconocimiento facial no funcionó ni a la primera ni después de haber introducido manualmente la contraseña varias veces. Cuando te pasa eso, no te queda otra que desbloquear la pantalla introduciendo el código de desbloqueo.

Apple "da la cara" y demuestra que Face ID es seguro

Una vez el móvil ya ha aprendido todo los ángulos de tu rostro, Face ID termina siendo tan rápido como el Touch ID de los anteriores iPhone. Lo único que ralentiza el desbloqueo de la pantalla es el gesto de deslizar el dedo sobre la pantalla para hacer efectivo el acceso al móvil, cosa que en mi opinión sobra: debería bastar con que el móvil reconociera tu rostro, sin necesidad de que después tengas que deslizar el dedo sobre la pantalla para terminar de desbloquearla.

De día, de noche (no importa que estés completamente a oscuras: la cámara TrueDepth del Face ID trabaja con infrarrojos, así que da completamente igual si hay iluminación o no a tu alrededor), con el sol a tu espalda, con la mirada puesta en otro sitio... de verdad, olvidad todo lo que sepáis hasta ahora sobre el desbloqueo del móvil por reconocimiento facial. En este móvil, Face ID funciona de diez.

¿Nuestra opinión sobre el Face ID? Nos ha gustado mucho

Además, todo esto del Face ID va más allá del simple desbloqueo de la pantalla. Apple ha complementado esta tecnología con otros detalles curiosos tales como que las notificaciones no muestran su contenido hasta que el Face ID no te reconoce: si otra persona coge tu móvil e intenta cotillear entre las notificaciones en la pantalla de bloqueo, lo único que verá son miniaturas de las notificaciones, pero no su contenido.

El reconocimiento facial también se puede utilizar para autorizar compras en la App Store, y para utilizar Apple Pay, y para rellenar contraseñas en Safari... en resumen, lo mismo que hasta ahora se podía hacer con Touch ID.

Los ajustes disponibles en Face ID

Todas estas funciones adicionales se controlan desde el apartado de "Face ID y código", en los ajustes. Ahí puedes decidir muchos detalles del funcionamiento de esta tecnología, incluyendo la opción de ocultar las notificaciones de la que hablábamos antes. Lo que ves en la captura de arriba son los ajustes que nosotros teníamos activados durante el análisis.

Pantalla: es el año en el que comenzó la transición al OLED en Apple

iPhone X, análisis: nuestras opiniones sobre la pantalla

El iPhone X se ha sumado por fin al OLED (bajo la tecnología Super AMOLED de Samsung, aunque con algunos retoques por parte de Apple). Cada vez quedan menos móviles de alta gama que todavía sigan apostando por la tecnología IPS LCD, y los iPhone 8 han sido los últimos móviles de la marca en incorporar este tipo de panel en sus pantallas. En este caso, hablamos de una pantalla de 5,8 pulgadas con resolución de 2.436 x 1.125 píxeles, tecnología 3D Touch y compatibilidad con HDR.

El eterno debate: Super AMOLED vs IPS LCD, ¿cuál es mejor?

Antes de dar paso a nuestras opiniones sobre la calidad de la imagen, primero tenemos que hablar de los 19,5:9. Este año hemos presenciado un verdadero boom en todo esto de los formatos de imagen: después de tantos años incorporando el tradicional formato de 16:9, fabricantes como Samsung (con el Galaxy S8, de 18,5:9), LG (con el LG V30, de 18:9) o la propia Apple se han sumado a una moda en la que ahora las pantallas son más estrechas y más alargadas. ¿Por qué? Porque así puedes tener más pulgadas en menos espacio.

Este año, con el iPhone X Apple ha dado el salto al OLED

Pero no todo es tan bonito. El problema es que el mundo todavía no está listo para los 18:9 (y menos todavía para los 19,5:9), así que ya te puedes imaginar qué ocurre cuando entras en YouTube para reproducir un vídeo a pantalla completa en el iPhone X: en ese momento se te plantea el dilema de tener que elegir entre ver el vídeo con marcos virtuales a ambos lados o reproducirlo a la pantalla completa del iPhone... a cambio de perder parte de la imagen en los extremos.

En el iPhone X, por defecto los vídeos se abren normalmente dejando marcos virtuales a ambos lados de la imagen. Puedes hacer que el vídeo ocupe toda la pantalla con el gesto de pellizcar y hacer zoom con los dedos, pero además de que este gesto no está disponible en todas las apps (no se puede utilizar por ejemplo en los reproductores de vídeo integrados de Chrome), hacer zoom conlleva perdernos todo lo que aparezca en los bordes de la imagen.

iPhone X, opiniones sobre la pantalla

Por lo tanto, siempre te vas a encontrar ante el dilema de tener que elegir entre sacar todo el partido a la pantalla del nuevo iPhone a cambio de perder parte de la imagen o, en su defecto, renunciar a esa imagen inmersiva para respetar los extremos del vídeo (en ese caso, ¿para qué quieres una pantalla sin marcos si después el sistema te añade unos marcos virtuales?). Esto de los 18:9, 18,5:9 y 19,5:9 es el mejor ejemplo de esas raras ocasiones en las que el hardware avanza más rápido que el software.

 iPhone XGalaxy S8Note 8Xperia XZ PremiumLG V30
TecnologíaOLEDSuper AMOLEDSuper AMOLEDIPS LCDP-OLED
Resolución2.436 x 1.1252.960 x 1.4402.960 x 1.4403.840 x 2.1602.880 x 1.440
Densidad de píxeles458 ppi570 ppi521 ppi807 ppi537 ppi

¿HDR?

HDR10/Dolby Vision

HDR10

HDR10

HDR10

HDR10/Dolby Vision

Dejando eso a un lado, tenemos que reconocer que Apple ha dado un buen paso hacia la mejora en la calidad de la imagen de sus pantallas. La pantalla de este iPhone X ofrece una excelente calidad de imagen, y a cualquiera que vaya a hacerse con este móvil le recomendamos que utilice un fondo de pantalla oscuro, ya que la pureza de los negros queda realmente bien combinada con los marcos de color negro de la propia pantalla. A primera vista uno no sabe dónde acaba la pantalla y empiezan los marcos.

Una de las ventajas de este iPhone X respecto al 8 Plus, así como también frente a cualquier iPhone anterior, es que este modelo sí tiene HDR. Todavía es pronto para decir que el HDR es un requisito imprescindible en los móviles de alta gama, pero viendo los movimientos que están realizando aplicaciones como YouTube o incluso la propia Netflix, sí es evidente que este formato empezará a ser cada vez más importante durante el próximo año.

Tal y como empieza a ser cada vez más habitual en los móviles de alta gama, esta pantalla también tiene HDR

El brillo de la pantalla resulta suficiente en todas las situaciones (incluso en exteriores, sí), y de hecho desde la llegada de iOS 11 es el propio teléfono el que decide en cada momento el nivel de iluminación del panel a través del brillo automático. Es algo que se puede cambiar en los ajustes (pero no es tan fácil como antes: tienes que ir a Ajustes, entrar en General, después Accesibilidad, después Ajustes de visualización y ahí ya sí puedes desactivar el brillo automático), pero funciona tan bien que nosotros al menos hemos decidido dejarlo tal cual durante el análisis.

Tal y como ya dijimos en nuestro análisis del iPhone 8 Plus, el iPhone X puede presumir también de True Tone: es una tecnología que se estrenó con el iPad Pro 9,7", y es una función que se encarga de modificar el balance de blancos de la pantalla en función del entorno. La idea es que la pantalla no nos moleste a la vista ofreciendo un blanco demasiado blanco, cosa de la que se encarga automáticamente el teléfono, y es una opción a la que te acostumbras rápidamente tras pocas horas de uso.

Las opciones de True Tone en el iPhone

¿Merece la pena True Tone? Una vez te acostumbras a ello, la verdad es que sí. Cuando llevas varios días utilizando esta función, te acabas dando cuenta de que no tiene ningún sentido ver la pantalla con esos tonos tan azulados que puede llegar a ofrecer en su configuración por defecto. Y dado que es algo que no afecta negativamente a la experiencia multimedia, nosotros dejamos dejar esta función activada.

Apple cobrará 321 euros por reparar la pantalla rota del iPhone X

Un detalle que no había visto en los anteriores iPhone de Apple, y que sí está presente en este modelo, es la opción de despertar la pantalla con un toque. De esta forma te ahorras tener que pulsar el botón de Encendido cuando, por ejemplo, quieras ver las notificaciones entrantes mientras el teléfono está tumbado sobre la mesa (bastará con que te asomes delante de la cámara para poder ver su contenido). Es más útil de lo que parece.

Cámara: en la batalla por la mejor cámara móvil del mundo

iPhone X, análisis: opiniones sobre la cámara

La cámara del iPhone X combina dos sensores: un sensor principal de 12 megapíxeles (28 mm - f/1.8) acompañado de otro sensor telefoto también de 12 megapíxeles (52 mm - f/2.4). Es una cámara dual muy similar a la que trae la cámara del iPhone 8 Plus, aunque comparando una frente a la otra podemos ver que, más allá del cambio de posición en la cámara, hay una pequeña diferencia en el sensor telefoto de la que hablaremos a fondo ahora mismo. En la parte frontal, la cámara de los selfies es de siete megapíxeles.

 iPhone XNote 8LG V30Huawei P10
¿Para qué sirve la cámara dual?Lente telefotoLente telefotoLente de gran angularEfecto monocromático
Sensores12 + 12 megapíxeles12 + 12 megapíxeles16 + 13 megapíxeles20 + 12 megapíxeles
Aperturaf/1.8 + f/2.4f/1.7 + f/2.4f/1.6 + f/1.9f/2.2

Cámara frontal

7 megapíxeles

8 megapíxeles

5 megapíxeles

8 megapíxeles

Las cámaras duales han tenido un año 2017 espléndido en el mercado. Ahora mismo son la característica estrella en cualquier móvil de alta gama, y pese a que en un principio fabricantes como LG (con su lente de gran angular) o Huawei (con los efectos en blanco y negro) trataron de despuntar respecto a la competencia ofreciendo un efecto único con su cámara dual, finalmente por lo que todas las marcas están luchando es por ofrecer el mejor Modo Retrato. Y ahí el iPhone X tiene mucho que decir.

Pero no vayamos tan rápido. Antes de entrar a analizar a fondo los resultados que hemos conseguido durante el análisis de la cámara del iPhone X, y antes también de dar nuestras opiniones sobre ella, es interesante que resolvamos primero una de las cuestiones que ahora mismo puede tener en la mente cualquiera que vaya a adquirir un móvil de Apple: ¿hay mucha diferencia entre esta cámara y la del iPhone 8 Plus?

¿Qué diferencias hay respecto a la cámara del iPhone 8 Plus?

Comparativa entre la cámara del iPhone X y la cámara del iPhone 8 Plus

Bien, ¿qué diferencia hay entre la cámara del iPhone X y la del iPhone 8 Plus? La única diferencia está en la segunda cámara: resulta que el sensor telefoto de este iPhone tiene una relación focal que permite pasar más luz (f/2.4, frente a la f/2.8 del 8 Plus), así como también incorpora estabilizador óptico, cosa que en el 8 Plus tan solamente viene en el sensor principal. Esa es la diferencia en la teoría.

 iPhone XiPhone 8 Plus
1ª cámara (principal)

12 megapíxeles - 28 mm

f/1.8

Estabilizador óptico

12 megapíxeles - 28 mm

f/1.8

Estabilizador óptico

2ª cámara (principal)

12 megapíxeles - 52 mm

f/2.4

Estabilizador óptico

12 megapíxeles - 52 mm

f/2.8

-

¿Y en la práctica? Si hablamos de fotografías convencionales, aquellas que podamos disparar en el día a día a través de la cámara principal, lo cierto es que no hay absolutamente ninguna diferencia. Los colores son exactamente los mismos en ambos móviles, y no hemos apreciado que ninguno de los teléfonos se comporte de forma diferente ni en las fotografías de paisajes ni en las de objetos a poca distancia. Todo ello, recordemos, es respecto al sensor principal de la cámara.

Comparativa de la cámara del iPhone X (1)

Imagen 1 | Imagen 2

Comparativa de la cámara del iPhone X (2)

Imagen 1 | Imagen 2

Comparativa de la cámara del iPhone X (3)

Imagen 1 | Imagen 2

La cosa tampoco cambia mucho en el momento en el que en las fotografías entra en juego el segundo sensor. Las diferencias que podamos ver entre un sensor y otro son residuales, y pueden corresponder perfectamente a mínimas variaciones en la posición de una y otra cámara a la hora de inmortalizar los disparos. Lo único que garantiza el estabilizador óptico de la 2ª lente del iPhone X es que las fotografías de retrato deberían salir nítidas incluso aunque muevas la mano al hacer la toma.

Comparativa de Modo Retrato: Pixel 2 XL vs Note 8 vs iPhone 8 Plus

Pero dejando eso a un lado, la única situación en la que de verdad llegaríamos a notar una diferencia notable entre ambas cámaras es a la hora de grabar vídeos con la lente telefoto (es decir, con el zoom de dos aumentos). Ahí se nota (y mucho... aunque no sabríamos decir si para bien) la labor del estabilizador de vídeo de la segunda lente de la cámara del iPhone X. Lo podéis ver en los dos siguientes vídeos grabados con ambos teléfonos.

El movimiento de la cámara que podéis ver en esos vídeos está muy exagerado, y os podemos confirmar que donde mejor se aprecia ese trabajo del estabilizador óptico es a la hora de grabar vídeos con doble aumento "a pulso" (es decir, sujetando el móvil con la mano, sin trípode ni punto de apoyo). Ahí el estabilizador óptico del X elimina por completo cualquier rastro de vibración.

Dado que grabar vídeos utilizando la segunda cámara es una situación que probablemente se dará muy poco en nuestro día a día, quedémonos con un resumen de esta comparativa: no, no hay mucha diferencia respecto a la cámara del 8 Plus. Y ahora, veamos lo que eso significa.

Así funciona la cámara del iPhone X

Estamos ante una de las mejores cámaras que han salido al mercado en los últimos años

La del 8 Plus ya nos pareció una de las mejores cámaras del momento, y la cámara del iPhone X no ha hecho más que reafirmar estas buenas sensaciones. Pasarán años hasta que volvamos a ver el salto en la calidad de las fotografías que ha habido en las cámaras móviles durante los últimos años, y lo que seguramente ocurrirá de aquí a los próximos años es que simplemente iremos viendo pequeñas mejoras sobre la tecnología actual. A día de hoy, pocas cámaras mejores que la de este X encontraremos en el mercado.

Fotografía tomada con la cámara del iPhone X (1)

Fotografía tomada con la cámara del iPhone X (2)

Fotografía tomada con la cámara del iPhone X (3)

Es una cámara que sorprende en cualquier escenario. De todo se encarga el modo automático de la cámara, el cual te permite disparar fotografías a contraluz con la seguridad de que el teléfono será capaz de resolver la escena a través del modo HDR, así como también te invita a tomar fotografías de noche sabiendo que en el resultado final no habrá ni rastro de ruido. Es lo que todo el mundo quiere de la cámara de un móvil de gama alta.

Galería de fotosGalería de la cámara del iPhone X: así son las fotografías que hace este móvilver las 12 fotos

En las fotografías de paisajes, el rango dinámico es espectacular. Incluso en una escena en la que entran en juego diferentes tonalidades del azul (por la parte del cielo, por ejemplo), la cámara del iPhone X consigue resolver la situación sin sobreexponer en exceso ni siquiera los elementos más claros de la imagen.

Pulsa sobre la imagen para ver un recorte en detalle

Está claro que en este tipo de escenas la exposición está alterada por el HDR, pero viendo los resultados no hay ninguna razón por la que te podrías ver obligado a desactivar este modo. La cámara sabe en qué momento poner en marcha el HDR.

Pulsa sobre la imagen para ver un recorte en detalle

Lo que más me está gustando de las cámaras de los móviles de alta gama de este año es que se defienden bien incluso en un recorte más en detalle de las fotografías. En el caso del iPhone X, hablamos de un teléfono que inmortaliza las escenas con una resolución por defecto de 2.048 x 1.536 píxeles, una cifra que incluso estando alejada de las resoluciones de otras cámaras (hasta 4.032 x 3.024 píxeles llega la cámara del Galaxy S8, por ejemplo) no impide que los detalles de los objetos mantengan muy bien su calidad en un recorte.

Tal y como ya empieza a ser cada vez más habitual en los móviles de alta gama, Apple tampoco permite de partida desactivar el Modo HDR en la cámara... o al menos no lo pone tan fácil como venía siendo habitual en los últimos años. Puedes hacerlo, claro está, pero para ello deberás ir hasta la aplicación de Ajustes, entrar en el apartado de "Cámara" y, entonces sí, desactivar manualmente la opción de "HDR automático".

Pulsa sobre la imagen para ver un recorte en detalle

Otro detalle que particularmente también me ha gustado mucho reside en el efecto tan espectacular que el modo automático de la cámara otorga a las fotografías macro. Lo que estás viendo aquí arriba es una fotografía disparada con el sensor principal, el que tiene la lente de 28 mm, y aún así el desenfoque del fondo habla por sí solo. Además de que el objeto principal está perfectamente diferenciado del fondo, detalles tales como las gotas del agua también están correctamente reflejados en la imagen.

El mejor Modo Retrato del mercado

Galería de fotosAsí es el Modo Retrato de Apple: todas las opcionesver las 5 fotos

Una vez más, no nos queda otra que reconocer que Apple está a la cabeza en lo que se refiere a la calidad de las fotografías de Modo Retrato que hacen sus móviles. Está a la cabeza por muchos motivos: por lo bien que distingue la cámara la silueta de la persona del fondo, por ese tono tan atractivo que el post-procesado aplica sobre la piel y porque, al fin y al cabo, todo el que lo prueba queda encantado con él.

Fotografías de Retrato tomadas con el iPhone X

Además del Modo Retrato que todos conocemos, desde hace un tiempo la aplicación de cámara de Apple ofrece también algunas funciones adicionales -en fase beta, ojo- que permiten jugar con la iluminación de la persona tal y como si estuviéramos en un estudio profesional. Podemos modificar la iluminación del rostro o, incluso, borrar por completo el fondo. Pero todo eso está en fase muy beta.

Y también hay desenfoque de fondo en los selfies

Ejemplos de selfies con Retrato

A excepción del Pixel 2 XL de Google, muy pocos móviles vas a encontrar que ofrezcan la opción de utilizar el Modo Retrato también en la cámara frontal. El iPhone X es uno de ellos, y aunque aquí sí que hemos visto que con el desenfoque de fondo el teléfono tiene ciertos problemas para diferenciar a la persona del fondo (y no funciona si hay demasiada luz alrededor), el resultado es más que convincente.

Interfaz y experiencia de uso: olvida todo lo que sepas sobre los gestos

Así es la interfaz de Apple

El iPhone X, en el tiempo en el que lo estuvimos utilizando durante este análisis, funcionaba bajo la versión de iOS 11.1 del sistema operativo iOS. Y aunque estéticamente la interfaz es idéntica a la que te encontrarás en cualquier otro iPhone, la forma de navegar por ella no tiene nada que ver con lo que conocías hasta la fecha. Dado que no hay botón físico de Inicio, todo cambia en el funcionamiento de los gestos de la interfaz.

Para ir a la pantalla principal desde una aplicación, tienes que deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba; para ir al menú de las aplicaciones abiertas en segundo plano, tienes que hacer ese mismo gesto pero deteniendo el dedo por un segundo al terminar de deslizarlo por la pantalla; y para abrir Siri, tienes que mantener pulsado el botón de Encendido. Para hacer una captura de pantalla, pulsas al mismo tiempo el botón de Encendido y el botón de Volumen.

No, tu viejo iPhone no funciona más lento con iOS 11

Esa parte es relativamente fácil. Tras unas pocas horas de uso te acabas haciendo con esos gestos para moverte por la interfaz, y tan solamente hay un único gesto que a nosotros personalmente no nos ha convencido en nuestra opinión sobre el iPhone X: el de cerrar las aplicaciones abiertas en segundo plano. En los anteriores iPhone, cerrar una app desde la multitarea era tan sencillo como deslizarla hacia arriba; en este nuevo móvil, primero has de mantener el dedo pulsado sobre la ventana para después poder cerrarla.

Parece un detalle sin importancia, pero la navegación por la multi-tarea ha sido con diferencia uno de los aspectos en los que menos cómodo me he sentido al utilizar este teléfono. Pierdes mucho tiempo teniendo que mantener el dedo pulsado para cerrar una aplicación en segundo plano, y en nuestra opinión no tiene ningún sentido que Apple haya cambiado un gesto que ha sido tan cómodo e intuitivo durante tantos años.

Cómo reproducir YouTube en segundo plano en el iPhone

La otra peculiaridad de iOS 11.1 en el iPhone X es que el centro de control ya no se despliega desde la parte inferior de la pantalla. Ahora todo gira alrededor de la "ceja": desde la izquierda de esta franja puedes abrir el panel de las notificaciones, mientras que desde el lado derecho del notch se abre el centro de control. Es complicado llegar a ambos extremos del móvil con una sola mano, pero no es algo preocupante en la experiencia de uso.

Por todo lo demás, es el iOS de siempre. Lo único que cambia son las funciones que hasta ahora estaban asociadas al Touch ID: por ejemplo, para autorizar la descarga de una aplicación en la App Store hay que pulsar dos veces el botón de Encendido y, una vez Face ID haya verificado tu identidad, entonces podrás comenzar con la instalación.

Interfaz del iPhone X

De ARKit, y de todo lo relacionado con la realidad aumentada de Apple, no os vamos a decir nada que no hayamos mencionado ya en la review del 8 Plus. Es una tecnología que pinta muy prometedora, pero de momento hay un mundo de distancia entre lo que podría ofrecer y lo que de verdad ofrece para el día a día. Salvo algún que otro juego, no hemos visto ninguna app de realidad aumentada que llamara nuestra atención.

¡Los Animojis! Enganchan, pero están todavía muy limitados

Es impensable probar el iPhone X y no acabar creando dos, tres o incluso 45 Animojis diferentes. Una de las novedades de la interfaz del nuevo iPhone -en teoría, limitada tan solamente a este modelo- son los emoticonos que se pueden personalizar con nuestro rostro, los llamados Animojis: hay 12 en total, y todos ellos corresponden a diferentes personajes (un mono, un robot, un unicornio...) cuyas caras repiten a la perfección los movimientos que nosotros hagamos con el rostro.

Lo malo es que solamente se pueden crear desde la aplicación de Mensajes de Apple, de manera que para compartirlos a través de -por ejemplo- WhatsApp primero tenemos que mandarnos el Animoji a nosotros mismos, después descargarlo en forma de vídeo y por último compartirlo como archivo adjunto en una conversación. Esperemos que llegue el día en que este proceso sea mucho más rápido.

Experiencia de uso: el A11 Bionic puede con todo

iPhone X

Uno de los motivos por los que Apple se vio obligada a desarrollar un procesador tan potente como el A11 Bionic reside en el Face ID, una tecnología que debido a su complejidad consume muchos recursos cada vez que desbloqueamos la pantalla. Dicho procesador es capaz de sacar adelante cualquier proceso, y en nuestra experiencia de uso no hemos notado que al teléfono le falte potencia en ningún momento.

Para ser exactos, diremos que el iPhone X combina ese procesador A11 Bionic -el mismo que en el iPhone 8 Plus- con un coprocesador de movimiento M11, 3 GB de RAM y, en el caso de la versión que ha pasado por nuestras manos, 256 GB de almacenamiento interno.

25 trucos para iPhone y iPad que seguramente todavía no conocías

La experiencia de uso con este terminal es todo lo buena que cada año se dice que es en los móviles de Apple con el lanzamiento de un nuevo iPhone acompañado de una nueva versión del sistema operativo iOS. iOS 11 está hecha para el iPhone X, y eso se nota desde el momento en el que empiezas a moverte por la interfaz. Todo va fluido, todo se abre y se cierra al instante, y, en resumen, todo funciona como es de esperar.

Un juego en el iPhone X

Tal y como era de esperar, en las pruebas de rendimiento el iPhone X obtiene unas puntuaciones muy similares a las del 8 Plus. En la prueba de AnTuTu v6.3 alcanza los 231.632 puntos, mientras que en los benchmarks de Geekbench 4 y GFXBench GL consigue unas puntuaciones que se sitúan a la cabeza de todos los dispositivos móviles que tiene ahora mismo la compañía en el mercado.

Galería de fotosPruebas de rendimiento del iPhone X: AnTuTu, GeekBench 4 y GFXBench GLver las 7 fotos

 

Batería: una experiencia con luces y sombras por culpa de Google

La autonomía es suficiente para que la gran mayoría de los usuarios lleguen al final del día

Detente aquí: antes de empezar con este apartado, he de aclarar que mi opinión sobre la batería del iPhone X se divide en dos mundos: el de antes de esta noticia, y el de después de esa noticia. El "antes" corresponde a los cuatro primeros días de uso del teléfono, y el "después" corresponde a los otros tantos días que vinieron después. Es un detalle muy importante, ya que explica muchas de las cosas que vas a leer a continuación.

El antes: así era la autonomía con los problemas de YouTube...

Empecemos por los primeros días de uso. El iPhone X esconde en su interior una batería (o mejor dicho, dos) de 2.716 mAh de capacidad, lo que representa una de las capacidades más altas que jamás ha tenido un iPhone no-Plus. En el análisis del iPhone 8 Plus ya os contamos que habíamos quedado bastante satisfechos con la autonomía de ese teléfono, pero cuál fue mi sorpresa al descubrir que con este modelo no llegaba ni siquiera al final de la tarde tras una carga completa.

El problema de YouTube en la batería del iPhone X¿Ni las 7 de la tarde y ya está la batería al 12%? Ahí YouTube estaba teniendo algo que ver...

Algo tenía que estar fallando. No era normal que muchos días YouTube representara casi el 20% del consumo de la batería, cuando en la prueba de la batería del iPhone 8 Plus podéis ver que había días en los que esa misma aplicación no superaba el diez por ciento del consumo. Entre Instagram y YouTube, había días que ambas aplicaciones devoraban la mitad de la batería.

Esto puede interesarte: Cómo aumentar la duración de la batería del iPhone en iOS 11

Está claro que YouTube es una aplicación que consume muchos recursos, pero el uso que hago de ella (unas pocas horas de reproducción de vídeo al día) no justifica que un móvil como este no sea capaz de pasar de las cinco o seis de la tarde tras una carga completa la noche anterior. En medio de este mosqueo, fue cuando di con la respuesta oficial de Google: reconocían el problema (su app estaba devorando más batería de la cuenta en el iPhone X) y decían que ya estaban trabajando en ello.

... y el después: sin grandes alardes, es una batería de lo más normal

Así ha sido nuestra experiencia con la autonomía de este teléfono

Que nadie piense que desinstalando YouTube (y utilizando la web de youtube.com en lugar de la app) conseguí estirar la autonomía del iPhone X hasta los dos o tres días. Mucho más lejos de eso, los días posteriores tampoco llegué precisamente holgado de autonomía al final del día: tal y como ocurre en cualquier iPhone, con un uso relativamente intensivo olvídate de pasar una noche sin cargar este móvil. Lo vas a tener que enchufar sí o sí al final de la jornada si quieres tener batería al día siguiente.

Galería de fotosBatería del iPhone X: consumo, autonomía y opciones de ahorrover las 9 fotos

En los días en los que no hacía un excesivo uso multimedia del móvil, sí que es cierto que podía llegar a última hora de la tarde con todavía más de un 40% de batería restante; pero en cuanto exprimía un poco más el terminal, entonces llegaba al finl del día con alrededor del 25-30% de autonomía todavía restante. No sé vosotros, pero yo con ese porcentaje ya pongo el móvil a cargar de cara al día siguiente.

Ocho, nueve o quizás incluso diez horas de uso (que no de pantalla, recuerda) es lo máximo que le puedes pedir a un móvil como este. A partir de aquí, el tiempo en reposo que consigas exprimir de la batería ya depende única y exclusivamente del uso que hagas del teléfono.

El futuro: Baterías de litio vs de estado sólido, diferencias y ventajas

Por otra parte, este post en Reddit es una lectura imprescindible para todo aquel que tenga dudas sobre la batería del iPhone X. Resulta que, según esta hipótesis, en el mercado se están distribuyendo dos versiones diferentes de este teléfono: una con un módem de Qualcomm (A1865), y la otra con uno de Intel (A1901). Más allá de los problemas de Apple con Qualcomm, ese hilo viene a decirnos que la versión con el módem de Qualcomm es algo más eficiente en términos de consumo de batería.

Y a nosotros, como ya os estaréis imaginando, nos ha tocado una unidad con el módel de Intel. Si acabáis de adquirir este teléfono, podéis comprobarlo entrando en Ajustes, accediendo a "General", entrando en "Información" y pulsando una vez sobre "Modelo": si es A1901, tenéis el modelo con módem de Intel, y si es A1865, tenéis el otro (el que en teoría es un poco más eficiente, y es importante eso de "en teoría", porque no son más que estimaciones).

Así deberías cargar la batería de tu móvil

Es cierto que los nuevos iPhone ya traen carga rápida, pero también es igual de cierto que para poder aprovecharla será necesario que compres por separado dos accesorios: un adaptador compatible con el estándar USB-PD y un cable USB Tipo-C a Lightning. Lo puedes comprar tanto en tiendas externas como en la tienda de Apple, en cuyo caso deberás gastar 59 euros por el adaptador y 29 euros por el cable. Aunque si tienes un iPad por casa, con su cargador conseguirás más o menos los mismos resultados.

El iPhone X sobre un cargador inalámbrico

En la caja del teléfono tan solamente encontrarás el cargador del iPhone de toda la vida (el más sencillo, con una salida de 5V-1A). Utilizando este cargador, a continuación tienes un ejemplo de los tiempos de carga de la batería:

  • Empezamos a cargar el móvil con un 23% restante de batería
  • Tras diez minutos de carga, la batería está en el 27%
  • Después de 45 minutos de carga, la batería ha llegado al 74%
  • Tras algo más de una hora, la carga está en el 88%
  • Después de una hora y 25 minutos, 93% de batería
  • Más de una hora y media después, la carga está en el 96%

Hazte con tu base de carga inalámbrica al mejor precio

Y sí, también es cierto que el nuevo iPhone X es compatible con la carga inalámbrica. Pero volvemos a lo mismo: si quieres utilizarla, tendrás que comprar por separado una base de carga inalámbrica. La buena noticia es que prácticamente todas las bases son compatibles, desde la más barata en Amazon hasta la base que a día de hoy puedes encontrar en coches como el nuevo Ibiza.

Una curiosidad: hemos probado la carga inalámbrica del nuevo iPhone a través de este cargador de Samsung, y podemos confirmar que la carga funciona incluso con la funda puesta en el móvil. La velocidad de carga es más bien moderada, aunque con iOS 11.2 mejora un poco.

Conectividades: tiene todo lo que le pediríamos a un iPhone

Apple no acostumbra a quedarse atrás en lo que a conectividades de sus móviles se refiere, y en este modelo encontramos todo lo que a lo largo de este año le hemos pedido a los teléfonos de gama alta: WiFi 802.11 a/b/g/n/ac (de banda dual, compatible con MIMO), 4G LTE (de Cat. 12) la última versión de Bluetooth 5.0 (con A2DP y LE), GPS (con A-GPS, GLONASS, GALILEO y QZSS) y NFC (limitado a Apple Pay, claro está).

¿Qué países tienen una conexión 4G más rápida?

Como usuario de iPhone 6s Plus, tengo que reconocer que en los últimos años ha habido un salto espectacular en la calidad de la cobertura de los iPhone. Lugares como un aparcamiento entre varios edificios ya empiezan a representar un reto para la cobertura del móvil que utilizo en el día a día, mientras que con este teléfono no he tenido ningún problema. Incluso en un garaje subterráneo, el iPhone X seguía recibiendo señal de datos.

Sonido: me creo que los altavoces sean mejores que los del iPhone 8 Plus

AirPods de Apple

En el momento de presentar en sociedad este teléfono, Apple dijo que los altavoces del iPhone X eran notablemente más potentes que los del iPhone 8 Plus. Y me lo creo: en algo tan cotidiano como escuchar podcasts mientras voy en el coche, con este terminal muchas veces me he visto obligado a bajar el volumen por debajo del nivel máximo, cosa que con el 8 Plus no me ocurría. Y se escucha francamente bien.

En los iPhone, como ya sabréis, los altavoces incorporan algo parecido a un sistema de sonido estéreo: el pequeño altavoz que hay encima de la pantalla sirve de apoyo al altavoz principal, el que está ubicado a la derecha del puerto de carga (lo que hay al otro lado en realidad es el micrófono).

AirPods vs IconX vs Xperia Ear vs Dash: comparativa de auriculares inalámbricos

Por la parte de los auriculares, en la caja de este dispositivo tenemos tanto unos auriculares EarPods con conector Lightning como un adaptador de Lightning a jack de 3,5 milímetros, en el caso de que quisiéramos conectar unos auriculares con salida minijack.

Conclusiones: es el iPhone que tú también desearás tener

Conclusiones tras probar el iPhone X

Y así, llegamos al final de nuestro análisis del iPhone X. Diseño, pantalla, reconocimiento facial... nadie puede decir que esta no es la renovación que llevábamos años esperando ver en Apple, y finalmente con el iPhone del Décimo Aniversario estos deseos se han hecho realidad. Es el iPhone que todos deseábamos ver, y con su precio de salida de 1.159 euros llega decidido a convertirse en el producto que muchos desearán tener, pero pocos llegarán a poseer.

El diseño del iPhone X, dentro de los pros y los contras que representa este cuerpo de cristal, por fin se ha puesto al día para estar en igualdad de condiciones respecto a la competencia. Es cierto que esos bordes cromados atraen mucho las huellas, y que incluso curiosamente ese acabado hace que parezcan más gruesos que en modelos anteriores, pero la calidad en los acabados es indiscutible.

El iPhone X frente a la competenciaDe izquierda a derecha: iPhone X, iPhone 8 Plus y Note 8

La pantalla, con esta apuesta decidida por el OLED, cumple más que de sobra con los estándares de calidad que uno se espera ver en Apple. A mí particularmente ya me parecían realmente buenas las pantallas IPS LCD de los anteriores iPhone, pero con este modelo -que gana sobre todo en pureza de los negros, y no pierde tanto en ángulos de visión- he terminado convencido de que esta evolución ha sido una buena idea.

¿Y qué hay de las demás características de este iPhone X? Face ID convence, y no tenemos ninguna duda de que es el futuro; la cámara sigue siendo sobresaliente, y da miedo pensar en lo que Apple conseguirá con el Modo Retrato cuando esos modos de cámara salgan de la fase beta; la batería, en mi opinión, no es como para olvidarse del cargador. Y sobre la famosa ceja, es como todo: habrá quien no pueda ni verla, y luego estarán los que se acostumbrarán a ella desde el minuto uno. No es algo decisivo en la compra, desde luego.

El iPhone X marca un antes y un después en la historia del iPhone

Este año, la X del iPhone significa exclusividad. Es un teléfono que no se dejará ver con tanta frecuencia por la calle, y cuando te cruces con uno será imposible que no te des cuenta al primer momento de que es un iPhone X. Este iPhone le ha hecho al iPhone 8 lo mismo que el Galaxy S8 le hizo al S7 o el LG V30 al LG G5: de un día para otro, es como si hubieran pasado dos años de un lanzamiento a otro. Y en realidad no es tanto.

A Apple este año no parece preocuparle que este modelo venda más o menos unidades: al fin y al cabo, el iPhone más fácil de comprar ahora mismo sigue siendo el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. El iPhone X abre una nueva etapa en los móviles de la compañía, y será el año que viene cuando veremos el verdadero resultado de este cambio de filosofía: ya se está hablando incluso de que habrá tres modelos diferentes. Es el comienzo de algo mucho más grande.

Hazte ya con el iPhone X de 64 GB al mejor precio

 

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware1010/10
  • Software1010/10
  • Cámara1010/10
  • Batería88/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio88/10