Skip to main content

Amazfit GTS 2e, análisis y opinión

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Lo mejor

  • Precio ajustado
  • Autonomía de la batería
  • Pantalla AMOLED
  • Diseño

Lo peor

  • No tiene NFC
  • Sensor de temperatura
  • No se pueden instalar apps
  • No puedes responder notificaciones

14/03/2021 - 19:04

Es indudable, los relojes inteligentes están más de moda que nunca. Lo que parecía un dispositivo destinado a deportistas se ha convertido en complemento más de nuestro atuendo diario. Analizamos el nuevo Amazfit GTS 2e, un smartwatch económico clara directa al Xiaomi Mi Watch.

No cabe duda de que Apple con su Apple Watch es la que marca la pauta en este segmento, pero su alto precio y su total dependencia del ecosistema Apple hace que no sea una opción factible para muchos. Por suerte la oferta actual es muy amplia, abarcando todo tipo de presupuestos y necesidades.

Una de las marcas que más peso está ganando es este mercado es sin duda la china Amazfit, que gracias a su buena relación calidad precio ha conseguido en un tiempo récord hacerse su propio hueco.

El Amazfit GTS 2e que hoy analizamos es su nuevo reloj inteligente dentro de la línea GTS de la marca. A grandes rasgos podemos decir que estamos ante una versión recortada del popular Amazfit GTS 2 lo que hace que desde el principio nos cuestionemos si no sería mejor optar por la versión supuestamente más avanzada y no significativamente más cara: 169,99 euros frente a los 129,90 que cuesta este GTS 2e.

¿Merece la pena gastar un poco más o es suficiente con esta versión recortada? Te lo contamos en nuestro análisis del Amazfit GTS 2e.

 Amazfit GTS 2e
Tamaño42,8 x 35,6 x 9,8 mm
Peso25 gramos (sin correa)
Batería246 mAh
PanelAMOLED de 1,65 pulgadas (348 x 442 px)
ConectividadBluetooth 5.0 / GPS + GLONASS
SensoresAcelerómetro / Giroscopio / Barómetro / Brújula / Temperatura / Cardiaco / SpO2 / Ambiental
ProtecciónResistencia 5 AMT | Sumergible 50 metros
CompatibilidadiOS & Android
Precio129,90 euros

 Análisis del Amazfit GTS 2e por apartados:

Diseño que no arriesga pero convence

Amazfit GTS 2e está disponible en dos versiones según la forma de su esfera: redonda o cuadra, y tres colores de caja: negro, verde y dorado. Es innegable que la versión rectangular que hemos utilizado para este análisis guarda un gran parecido con el Apple Watch, lo que poco o nada sorprenden, la realidad es que todos los relojes inteligentes con este factor de forma buscan parecerse al reloj de Apple y ser una alternativa a éste.

Lo primero que sorprende es lo sumamente ligero que es, solo 38 gramos con la correa incluida, en la muñeca prácticamente no notas que lo llevas. Aunque por suerte esto no implica que la construcción sea ni mucho menos mala.

La caja es muy sólida, bien construida, y el tacto es muy agradable. El armazón principal está fabricado en aleación de aluminio brillante, mientras que la tapa trasera, en la que se encuentran todos los sensores es de plástico de muy buena calidad. 

Amazfit GTS_2e

Toda la parte frontal está ocupada por su pantalla recubierta de vidrio templado 2.5D con tratamiento antihuellas (bastante efectivo, por cierto). Al contrario que el GTS 2, este Amazfit GTS 2e no cuenta con revestimiento de carbono tipo diamante (oDLC), aunque durante las semanas de pruebas no he apreciado ni un solo rasguño sobre la pantalla, algo de lo que ni siquiera mi Apple Watch ha podido salvarse.

La pantalla, eso sí, muestra un generoso marco negro al su alrededor, que aunque se disimula bastante bien si mantenemos fondos de color negro, se podría haber aprovechado mucho mejor.

Amazfit GTS 2e

Para interactuar con el reloj, además de la pantalla táctil, dispone de un botón en el lateral derecho, que aunque tiene forma de corona no reacciona al giro como la del Apple Watch.La caja es resistente al agua, hasta 5 ATM (50 metros), lo que permite que puedas tenerlo en la muñeca las 24 horas del día y hacer cualquier tipo de actividad sin miedo alguno.

La correa incluida es de silicona muy suave con un ajuste convencional mediante hebilla. Es bastante larga, unos 11,5 centímetros y cuenta con muchos agujeros para el ajuste lo que hace que sea fácil de adaptar a cualquier grosor de muñeca.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

La correa se acopla a la caja mediante un sistema convencional de pasadores, lo que lleva incluidos cuentan con un pequeño resorte que hace que sea muy sencillo cambiar las correas originales sin necesidad de herramientas. Su ancho es de 20 mm, muy estándar, por lo que puedes sustituir las correas por una convencionales de reloj en otros materiales, no es necesario que sean las oficiales de la marca, aunque tendrías que cambiar los pasadores por unos normales.

Amazfit GTS 2e

En cuanto a la puesta en marcha, no puede ser más sencilla. Una vez cargada la batería hay que descargar la app Amazfit Zepp en el smartphone, está disponible para Android e iOS, por lo que los usuarios de iPhone podrán utilizarlo con todas las funcionalidades. 

Una vez instalada la app toca registrarse, si no tenías cuenta previamente, y escanear el código QR de la pantalla del reloj con la cámara del móvil para que crear el vínculo entre los dispositivos. En mi caso además tuve que realizar una actualización del firmware del reloj que me llevó unos pocos minutos.

Después hay que añadir información básica como sexo, altura, peso y fecha de nacimiento, junto con los objetivos de calorías y sueño, ya estaríamos listos para empezar.

Visible en cualquier circunstancia

La pantalla del Amazfit GTS 2e es de tipo AMOLED, tiene un tamaño de 1,65 pulgadas y una resolución de 348 x 442 píxeles (341 PPI). Es uno de los elementos que más me han gustado del smartwatch barato de Amazfit, se ve realmente bien, incluso bajo la luz solar directa la pantalla muestra unos colores saturados e intensos y un contraste fantástico.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

La barra de brillo permite un control muy preciso de la intensidad luminosa de la pantalla y cuenta con un modo automático que ajusta el brillo dependiendo del entorno que resulta bastante cómodo y efectivo. 

No he tenido problemas para verlo bajo la luz solar directa, se ve perfecto, y el sensor ayuda a no tener que cambiarlo de forma manual, aunque es un proceso rápido que se puede hacer con un par de toques desde el acceso directo del menú deslizante.

Desde la app Zeep se pueden descargar diferentes esferas predeterminadas, e incluso crear una modelo personalizado con nuestras fotografías. Solo hay que seleccionarlas desde la app y enviarlas al reloj.

Las esferas son fijas, es decir, no se puede personalizar la información que se muestra en las mismas como en el Apple Watch, aunque hay bastante variedad y es fácil encontrar una que muestre lo que necesitamos.

Esferas para el Amazfit GTS 2e

La mayoría de esferas se pueden configurar en modo siempre activo, aunque hay que tener en cuenta que la duración de la batería se verá resentida. Aunque no en exceso, ya que cuando no estemos mirando la pantalla lo que se muestra es una esfera de fondo negro que al tratarse de una pantalla OLED reduce mucho el consumo energético.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Además permite establecer un horario para la pantalla encendida para que, por ejemplo, no se encienda continuamente cuando estás durmiendo, algo que resulta bastante molesto. 

En circunstancias normales, si hacemos el gesto de mover la muñeca para ver la pantalla, se encenderá durante 5, 10, 20 o más segundos según lo hayamos asignado en la app. Si levantar para despertar está desactivado, hay que tocar la pantalla o pulsar la corona para encenderla. 

También podemos indicar si las notificaciones activarán o no la pantalla, y disponemos de un modo cine que reduce el nivel de brillo al mínimo y desactiva las funciones de pantalla siempre encendida y levantar para despertar.

Muchos sensores, con una oveja negra

Amazfit GTS 2e  lleva incorporados un buen puñado de sensores, incluido el sensor PPG “BioTracker 2” exclusivo de Amazfit encargado de medir la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno en sangre (SpO2), junto con un acelerómetro, el giroscopio, el sensor geomagnético de 3 ejes y un sensor barométrico. 

La diferencia con el GTS 2 es que este Amazfit GTS 2e incorpora además con un sensor de temperatura. Por lo que hay que tener en cuenta que es una pequeña mejora entre ambos modelos.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

La idea es genial y podría resultar realmente útil en las circunstancias actuales, pero a nivel operativo es de nula utilidad. Según el fabricante para una medición “fiable” el reloj tiene que estar en contacto con la superficie al menos durante 15 minutos, algo muy poco práctico.

Pero no es el único problema: la lectura es totalmente imprecisa incluso transcurrido todo ese tiempo, al menos la temperatura corporal cuyo dato es unos 4 grados por debajo de la real. Por si las moscas hice la prueba de colocar el sensor sobre en mi frente, la muñeca no me parecía el mejor lugar para tomar la temperatura corporal, y lamentablemente los resultados no mejoraron.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Pese a este traspiés tengo que decir que el resto de funciones asociadas a los sensores funcionan bastante bien. El sensor de frecuencia cardiaca puede realizar mediciones periódicas durante todo el día o de forma puntual, y dispone de alertas cuando los valores son muy altos. Las mediciones puntuales son precisas y se corresponden casi al latido con las del Apple Watch.

En cuanto al sensor de saturación de oxígeno en sangre o SpO2, la toma de valores solo se puede realizar de forma puntual, ya que para una correcta medición hay que colocar el brazo sobre una mesa con la pantalla hacia arriba durante 50 segundos y permanecer totalmente quieto. El proceso es un poco pesado, falla con frecuencia, y puede resultar algo frustrante cuando no obtienes valoración tras unos cuantos intentos.

,,
,,

El resultado es un valor porcentual entre el 80 y 100% que indican la cantidad de hemoglobina oxigenada (HbO2) en sangre sobre la hemoglobina total, cuya presencia es importante para el ciclo respiratorio. Los valores por encima del 90% se consideran normales, mientras que por debajo podrían denotar algún tipo de problema.

En nuestras pruebas, la puntuación de SpO2 del Amazfit GT 2e fue la misma que la obtenida durante el análisis del Apple Watch 6. El problema es el mismo que con el reloj de Apple, no queda muy claro la fiabilidad del resultado ya que los valores oscilan entre una prueba y otra, y tampoco queda claro hasta qué punto hay que preocuparse por obtener valores bajos. 

Sea como fuere, y esto es achacable a cualquier medición con este tipo de dispositivos, hay que asumir que se trata de valores meramente representativos y aproximados, que nunca deben ser tratados como una prueba médica. 

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

De las funciones habituales de los relojes inteligentes el seguimiento del sueño es una de las que mejor peso tiene para mi, me molesta dormir con reloj y en este caso no se monitorizan los periodos de sueño REM, más allá de agruparlos el paraguas del sueño profundo, por lo que tampoco creo que los resultados aporten gran valor. 

El reloj de Amazfit monitoriza la calidad de nuestro descanso según los porcentajes de sueño ligero, profundo, vigilia y calidad de la respiración durante la noche, y otorga una puntuación hasta 100 en comparación con unos valores ideales, además de ofrecer algunos consejos para mejorarlo.

Sencillo e intuitivo, pero sin NFC

Amazfit GTS 2e viene con varias app nativas instaladas y widgets, la mayoría relacionadas con la salud, la actividad física, el tiempo, alarmas y la información procedente de los sensores como la brújula y el altímetro. No se pueden descargar apps adicionales, por lo que este aspecto es muy limitado.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

El sistema es muy sencillo e intuitivo una vez que te acostumbras: 

  • Deslizando hacia abajo accedes a los accesos directos (linterna, brillo, modo ahorro de energía, bloqueo, modo cine etc.)
  • Si deslizas hacia arriba se accede a las notificaciones, mientras que deslizando a izquierda o derecha alternamos entre las principales funcionalidades (Actividad, Frecuencia Cardiaca, Música, Tiempo y API, además de una tarjeta especial con un resumen de todas ellas)
  • Presionando la corona accedemos al menú principal con todas las funciones y opciones de configuración.

A diferencia del GTS 2, no cuenta con almacenamiento interno para guardar música de forma local, aunque sí puedes controlar la reproducción de la música o podcast que ya se está reproduciendo en el móvil, lo que se agradece durante la práctica deportiva, puedes incluso controlar el volumen sin sacar el móvil del bolsillo lo que resulta muy cómodo.

Lo que no es posible es responder llamadas directamente ya que carece de altavoz, y aunque supuestamente cuenta con micrófono y opciones de control por voz en el momento de realizar esta review del Amazfit GTS 2e no está disponible, al menos en castellano.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Lo que sí puedes es leer los mensajes y las notificaciones de las aplicaciones como WhatsApp, aunque no se pueden responder. Se muestran como una tarjeta expandible y desde la app Zepp puedes decidir qué aplicaciones pueden, o no, mostrar notificaciones en el reloj.

La conectividad con el smartphone, ya sea iOS o Android, se realiza mediante Bluetooth 5.0, y no dispone de WiFi ni NFC, por lo que no se puede utilizar para realizar pagos sin contacto. La conexión es estable y en ningún momento he tenido problema alguno.

Un smartwatch que da la talla

Para la monitorización de la actividad deportiva el Amazfit GTS 2e dispone de hasta 90 deportes y disciplinas, incluidas algunas tan exóticas como el parkour o los bolos, y con ausencias como el tenis, que me ha dolido especialmente. 

Además, también tiene un modo inteligente capaz de reconocer de forma automáticamente por nuestro tipo de movimiento hasta seis actividades: correr al aire libre, cinta de correr, caminar, ciclismo, natación en piscina y elíptica. 

Durante la práctica deportiva puedes ver en pantalla diferente información: distancia, ritmo, tiempo transcurrido, pasos, frecuencia cardíaca etc. Para comprobar su fiabilidad a la hora de de registrar distancia y pasos preparé un recorrido en Google Maps de 1,17 km, y me dispuse a cubrirlo simultáneamente con este Amazfit GTS 2e y un Apple Watch Series 5, uno en cada muñeca.

Zepp App

Los resultados fueron muy parejos, en lo que a distancia recorrida se refiere el smartwatch de Amazfit registró unos 70 metros más, mientras que el Watch de Apple se quedó 50 metros por debajo del resultado real.

En general el GTS 2e muestra siempre valores por encima del Apple Watch en todos los parámetros: distancia, calorías, pasos, ritmo cardíaco etc. Esto no quiere decir que sean peores o inexactos, el reloj de Apple tampoco es una herramienta de precisión y sus resultados, como el de cualquier smartwatch, deben ser tratados como simple referencia asumiendo siempre cierta tolerancia e inexactitud.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

La función para el manejo del estrés detecta cualquier actividad cardíaca irregular sin movimiento físico asociado y nos asigna una calificación entre 0 y 100, donde 0-39 es relajado, 40-59 normal, 60-79 medio y 80-100 cuando nuestro nivel de estrés es muy elevado. Es una medida poco fiable y bastante aleatoria, ya que no todo el mundo reacciona al estrés elevando su frecuencia cardíaca.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Mientras que la app de Inteligencia de actividad personal o PAI, combina datos de todos los diferentes sensores y otorga  una puntuación basada en tu actividad diaria (como puedes notar a este reloj le gusta eso de poner notas). La puntuación se personaliza en función factores como la edad, el peso, el sexo, la frecuencia cardíaca en reposo etc. Es interesante pero seguramente hubiera resultado más útil incorporar una app para el seguimiento de los ciclos menstruales o la opción de poder guardar notas.

Toda la información queda registrada en la app gratuita Zepp, que muestra todos los datos recopilados por el reloj organizado por días, semanas y meses.

Registra pasos, calorías, horas de sueño tomadas, frecuencia cardíaca, PAI, nivel de oxígeno en sangre, actividades realizadas, estrés y más. Indicar que esa app es compatible con varios dispositivos de la marca: relojes, pulseras, auriculares, básculas etc,. por lo que las funciones disponibles variarán dependiendo del gadget que hayamos vinculado.

Una semana sin pasar por el cargador

Amazfit GTS 2e cuenta con una batería recargable de 246 mAh que según el fabricante puede ofrecer una autonomía de hasta dos semanas conectado de forma permanente al smartphone y hasta 24 días si lo utilizamos de forma independiente, como un reloj convencional, algo que no tiene mucho sentido la verdad. 

Sobre el terreno la autonomía real no es tan optimista, aunque no por ello deja de ser sobresaliente. Con el brillo automático, registro de actividades deportivas y de sueño, la pantalla siempre encendida y conexión permanente al móvil (excepto durante las 8 horas de sueño) todas las notificaciones activadas, incluido WhatsApp, conseguí alargar la batería por encima de la semana, entre los 8 y 9 días, lo que está realmente bien.

Amazfit GTS 2e cargador de batería

El tiempo para una carga completa es de dos horas y para ello utilizar un sistema de carga propietario mediante una pequeña base imantada, no incluye cargado, pero puedes utilizar cualquiera que tengas por casa con conexión USB estándar.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Cuando no lo estás utilizando es posible apagarlo por completo para ahorrar batería, aunque me ha sorprendido lo rebuscada que está esta opción, necesitas una pulsación de la corona y hasta cuatro pulsaciones extra en pantalla para lograr apagarlo.

No desentona frente a propuestas mucho más caras

Tras llevar durante varias semanas en mi muñeca este Amazfit GTS 2e para realizar este análisis tengo que admitir que me ha dejado gratamente sorprendido, sobre todo teniendo en cuenta el rango de precio en el que nos movemos, solo 129,90 euros en su tienda oficial, el mismo precio del Xiaomi Mi Wacth que analizamos hace unos días, que se posiciona como su principal competidor

Se trata de un reloj inteligente muy compacto y ligero, estéticamente bonito y con buenos materiales. Cuenta con una estupenda pantalla AMOLED muy brillante, gran autonomía y un buen número de sensores y herramientas para monitorizar la salud y la actividad deportiva.

Galería de imágenes del Amazfit GTS 2e

Obviamente tiene sus carencias, como la ausencia de NFC para pagos móviles, para mi casi un dispensable ahora mismo, y algunos defectos como el sensor de temperatura que no sirve para nada, pero por poco más de cien euros tampoco podemos pedir mucho más. La realidad es que casi todo lo que hace lo hace bastante bien, y no desentona frente a propuestas mucho más caras, lo que no es poco.