Logo Computerhoy.com

Estos son algunos gastos ocultos del coche eléctrico, cuidado porque te podría salir caro

Motor
Estos son algunos gastos ocultos del coche eléctrico, cuidado porque te podría salir caro

Pese a las grandes ventajas que ofrecen los coches eléctricos, hay algunos puntos o gastos ocultos que debes tener en cuenta a la hora de cambiarte a estos vehículos más ecológicos.

El coche eléctrico es cada vez más popular, ya que cada vez más gente está concienciada con el medio ambiente y busca formas de ahorrar dinero en gasolina. 

En comparación con los vehículos tradicionales de gasolina, los coches eléctricos ofrecen muchas ventajas: son más eficientes en cuanto a combustible y producen menos emisiones, lo que definitivamente ayuda a combatir el cambio climático. Pero mucha gente no tiene en cuenta los costes ocultos de tener un coche eléctrico

Puede que estos gastos no sean evidentes de inmediato, pero posiblemente te dejen una factura mucho mayor a largo plazo. Os presentamos varios separados en tres fases: compra de un VE, reparación y carga.

Echemos un vistazo a algunos de los costes ocultos de tener un vehículo eléctrico y no, no todos son negativos, aunque hay que tener muchos aspectos en cuenta.

Costes iniciales de un coche eléctrico

El coste inicial de un vehículo eléctrico suele ser uno de los mayores factores de disuasión para los posibles propietarios de un VE. De media, estos cuestan unos 10.000 € más que sus homólogos de gasolina. 

Sin embargo, hay algunas cosas que hay que tener en cuenta al considerar el coste inicial de un vehículo eléctrico.

Por ejemplo, en España y desde el 9 de abril de 2021 los conductores pueden solicitar las subvenciones para la compra de coches eléctricos, híbridos enchufables y de pila de combustible en cada comunidad autónoma gracias a la puesta en marcha del plan MOVES III. 

Motorización Límite precio venta vehículo (€) sin IVA o IGICAyuda (sin achatarramiento)Ayuda (con achatarramiento de un vehículo de siete años o más)
Pila de combustible (FCV, FCHV)—–4.500 €2.500 – 4.500 €
PHEV, EREV, BEV45.000 € (53.000 € para vehículos BEV de 8 a 9 plazas)2.500 – 4.500 €5.000 – 7.000 €
PHEV, EREV, BEV, Pila combustible—–7.000 €9.000 €
BEV (motos)10.000 €1.100 – 1.800 €1.300 – 2.000 €

Este incluye hasta 7.000 € para coches eléctricos e híbridos (de coste inferior a 54.450 €), si achatarras tu anterior vehículo (de más de siete años).

Por otro lado, el coste de mantenimiento de un coche eléctrico es mucho menor que el de un vehículo al uso. Por término medio, puedes esperar gastar la mitad de los costes de mantenimiento que normalmente tendría un vehículo a gasolina.

Costes de reparación de un coche eléctrico

Hasta aquí todo bien, pero uno de los mayores costes ocultos es el coste de las reparaciones. Un coche eléctrico tiene sistemas eléctricos mucho más complejos que un coche tradicional de gasolina, y estos sistemas suelen ser muy caros de reparar o sustituir.

Además, los coches eléctricos suelen tener piezas que son difíciles de encontrar y sustituir, lo que también puede aumentar el coste real de la propiedad de un VE. Según la empresa de datos y análisis predictivo We Predict, hablamos de hasta el doble.

El coste medio de las reparaciones de un vehículo eléctrico es de unos 300 €, mientras que el de un vehículo estándar es de unos 190 €.

Otro factor importante en los costes de reparación de los vehículos eléctricos y en el coste real es el mantenimiento de la batería. Y es que aquí, la cosa se complica aún más. Las baterías de iones de litio se degradan con el tiempo y la vida útil de la batería de un coche eléctrico suele ser de 10 a 15 años. 

Aparte de tener un tiempo estimado de vida, parece que su reparación o sustitución se sale totalmente de precio. En el extremo inferior, puedes gastar unos 3.000 € para reemplazarla, pero en el extremo superior, como en el caso de un Tesla Model 3, podría costarte unos 20.000 €.

A esto hay que sumarle que la degradación de estas baterías deprecian bastante el precio de venta de un VE. Y es que, no es lo mismo un coche a gasolina de hace 15 años que puede estar en perfecto estado para un uso de unos cuantos años extra, que el de un coche eléctrico.

Aparte, arreglar un problema en un VE resulta más complejo por el tipo de piezas y la falta de formación e instrumentos necesarios para ello, lo que a su vez añade más euros a la factura de reparación de tu vehículo.

Costes de carga de un coche eléctrico

Uno de los costes ocultos de tener un coche eléctrico es el de la carga del vehículo. Sin embargo, hay formas de compensarlo. Muchas comercializadoras ofrecen tarifas especiales para la recarga. Por ejemplo, TotalEnergies cuenta con una "Supertarifa Nocturna" que reduce los precios por la noche y durante los fines de semana.

Además, algunas empresas ofrecen la recarga en el lugar de trabajo como compensación para los empleados que tienen coches eléctricos. Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés o Ikea son grandes ejemplos.

Cargador eléctrico

Sin embargo, aquí hay que sumar el gran hándicap de estos vehículos. Y es que, si no tienes acceso a una estación de carga pública o a una estación de carga en tu lugar de trabajo, tendrás que comprar una para tu casa para poder cargar tu coche. 

Un cargador estándar de nivel 1 viene con la compra o el alquiler de un VE, pero su carga es muy lenta y la mayoría de los conductores acaban instalando un cargador doméstico de nivel 2 para poder tener una carga diaria suficiente.

Coche eléctrico cargando

¿El precio? Un cable monofásico de tipo 2 de 32 A (amperios) para cargar a 7,4 kW cuesta entre 230 y 350 €, según la longitud necesaria. Los cables de mayor potencia son más caros. Un cable de carga eléctrica de tipo 2 puede costar hasta 500 € para una gran potencia y una gran longitud, aunque claro, también hay que instalarlo, así que puede que el precio siga aumentando.

Destacar que aquí, el plan MOVES III también proporciona ayudas. La instalación de un punto de recarga puede contar con una ayuda de hasta un 80 % del coste subvencionable para particulares, autónomos y para la administración sin actividad económica. 

Por ejemplo, en el caso de un particular que instale un punto de recarga en su vivienda y haya pagado por la instalación de este 1.500 €, podrás beneficiarse de una subvención de 867,7 €, tal y como explican en RACE.

¿Cuándo empieza a salir rentable un coche eléctrico?

La OCU calcula que si recargas el coche eléctrico por la noche con tarifa PVPC, cada 100 km cuestan unos 2,66 €. "Con un coche de gasolina pagarías 10,6 € y 8,3 € con un diésel", afirman. Por lo que estamos hablando de unos precios realmente baratos y más con los precios que actualmente maneja la gasolina.

Eso sí, los precios varían si la carga es fuera de casa. Aquí hablamos de precios que oscilan entre 12 € y 18 € para recorrer 200 km. Los expertos de la OCU han establecido que a partir de los 100.000 km empieza a ser rentable su compra.Algunos expertos hablan de una cifra exacta: 122.346 km en total.

Tabla realizada por OCU
Tabla realizada por OCU

"Si consideramos que en España es muy habitual conservar un coche durante unos 12 años de media, eso significa que habría que hacer unos 11.000 km al año", explican.

Con todo esto sobre la mesa, los vehículos eléctricos ofrecen muchas ventajas con respecto a los coches tradicionales de gasolina, pero también conllevan algunos costes ocultos que pueden suponer una factura mucho mayor a largo plazo, así que cuidado.

Una mayor inversión inicial, las reparaciones, los costes de recarga y la sustitución de la batería son gastos costosos que tendrá que tener en cuenta a la hora de decidir si compra o no un coche eléctrico. Desde luego, la inversión inicial puede ser mayor, pero a la larga ahorrarás dinero en el precio de la gasolina y en los costes de mantenimiento.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además